Página web Cupcakes are my new love

Cupcakes are my new love

Recetas
26
Web
Entrar
Visitas
21/semana
Posición
4
Receta Adoro a Peggy Porschen: Cupcakes de Limón y Frambuesa Cupcakes are my new love

¿Habéis hecho alguna vez una receta de la cual tuvieseis dudas y después a resultado ser de las mejores? Pues eso es lo que me ha pasado a mí con estos cupcakes. Que sí, que ya lo sé, que como puedo dudar de una receta de Peggy Porschen... Pues lo reconozco, dudé un poquito, sólo un poquito... Ahora, cuando probé el cupcake de prueba... mmmmmm, rico es poco. La masa es exquisita y el frosting... bueno, lo del frosting no tiene nombre, creo que es el mejor que he hecho jamás, y que yo diga esto de algo que no lleva chocolate, es mucho, creedme. Pero es que es tal y como promete la receta: un cupcake ligero y refrescante. Los llevé a la oficina y causaron furor, a parte de que todos los que lo probaron confirmaron el tema frosting. Luego, para los amantes de las cosas naturales, estos son ideales, ya que no llevan absolutamente ningún colorante, aroma ni nada, todo natural. Así que si tenéis a alguien a quien los colorines o los extractos le tiren para atrás, con estos cupcakes le haréis la persona más feliz del mundo. También era la primera vez que usaba un sirope, y he de decir que el resultado es espectacular, ¡la masa queda super jugosa! La receta original (del libro Boutique Baking, que no lo había dicho) es para (textualmente) "aproximadamente 24 cupcakes". Yo hice la mitad y me salieron 11 cupcakes y medio, así que he aumentado un poco las cantidades de harina, azúcar y mantequilla para que salgan 12 de verdad. Probadla y me contáis,¡ ya veréis como le encanta a todo el mundo! CUPCAKES DE LIMÓN Y FRAMBUESAIngredientes (para 12 cupcakes)Para la masa: 120 gr de mantequilla 120 gr de azúcar 120 gr de harina bizcochona (con levadura) 2 huevos la ralladura de la piel de 1 limón una pizca de sal 24 frambuesas, (mas 12 para decorar) Para el sirope: 78 ml de zumo de limón recién exprimido 78 gr de azúcar Para el frosting: 125 gr de queso crema 125 gr de mantequilla 315 gr de azúcar glass la ralladura de la piel de 1 limón, muy muy fina Empezamos haciendo el frosting, ya que debe enfriarse para poder trabajarlo con la manga, así que lo haremos antes de los cupcakes. Batimos la crema de queso hasta que la tengamos muy cremosa y lisa y reservamos. Mezclamos la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón y batimos hasta que tengamos una crema suave, como la buttercream. Añadimos la crema de queso poco a poco batiendo a velocidad media hasta que se haya integrado perfectamente, y dejamos enfriar en la nevera. Ahora vamos a por los cupcakes. Precalentamos el horno a 175º y preparamos una bandeja para 12 cupcakes con sus cápsulas. Batimos la mantequilla, el azúcar, la sal y la ralladura de limón hasta que adquiera una textura cremosa. En un bol aparte, batimos ligeramente los huevos, y luego los añadimos a la mezcla poco a poco sin dejar de batir. Cuando los huevos se hayan incorporado a la mezcla añadimos la harina batiendo a muy baja velocidad hasta que esté totalmente integrada. Llenamos las cápsulas con la masa y añadimos dos frambuesas dentro de cada una. Horneamos uno 15 minutos hasta que los cupcakes estén dorados y al introducir un palillo éste salga limpio. Mientras se hornean los cupcakes, preparamos el sirope. Ponemos en un cazo el zumo de limón y el azúcar, y llevamos a ebullición removiendo de vez en cuando, hasta que el azúcar se haya disuelto del todo. retiramos del fuego. Una vez hayamos sacados los cupcakes del horno, los dejamos reposar unos 8 minutos, y luego, con un pincel de cocina, los pintamos con el sirope. Es importante hacer esto cuando aún estén calientes, ya que absorberán  mejor el sirope. hecho esto, los sacamos del molde y los dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Cuando estén completamente fríos los decoramos con el frosting y la boquilla que prefiramos  Yo, en este caso, he usado la 1A de Wilton. Para completar la decoración, colocamos una frambuesa encima de cada cupcake, ¡y a disfrutar!

Seguir leyendo >>

Receta Flores de azúcar para el día de la madre Cupcakes are my new love

¡¡Feliz día de la madre!! ¿Hay algo mejor que las flores para regalar el día de la madre? Pues sí, ¡flores de azúcar en una maceta totalmente comestible!Y es que la cara de mi madre, esperando una tarta, al verme aparecer con semejante maceta... ha hecho que todo el trabajo empleado valiese la pena. La verdad es que no me acuerdo muy bien cómo me vino la idea a la cabeza - evidentemente, la idea no es nueva para nada, pero normalmente intento no mirar fotos de otras tartas del mismo estilo para intentar hacerla lo más "a mi estilo" posible. Y esta vez, además, he conseguido que lo que tenía en mi cabeza se pareciese bastante a lo que ha salido al final. La tarta en sí no es difícil de hacer, pero es muy, muy, muy laboriosa de elaborar, y es que con el tema flores ya sabemos como va: esperar a secar, esperar a secar, esperar a secar. La elaboración me ha llevado ni más ni menos que 5 días, aunque se podría hacer en tres, eso sí, con dedicación exclusiva, juntando los pasos del día 2 y 3 en uno y los del 4 y 5 en otro. Os cuento como lo hice en mi caso: DÍA 1 - Preparación los alambres florales con las bases para las rosas y los geranios. Dejamos secar ;) DÍA 2 - Empezamos a montar flores. En mi caso, este primer día de flores hice las rosas y los claveles blancos, y preparé más alambres para hacer los claveles rosas. - Elaboración del bizcocho. Horneé tres discos de 16 cm de bizcocho de chocolate (abajo, como siempre, os dejo al receta. en este caso adapté la receta del bizcocho de chocolate del libro Planet Cake) Una vez completamente fríos, los envolví con papel film y los congelé. DÍA 3 - Acabamos las flores que faltan y hacemos las hojas y los cálices para las bases de las rosas. DÍA 4 - Preparamos la ganache de chocolate para el relleno y cobertura del bizcocho. - Cubrimos los alambres con cinta floral. - Sacamos los bizcochos del congelador, los ponemos uno encima del otro y, sin esperar a que se descongelen, los torneamos para darles la forma de la maceta. Colocamos tres palillos alineados en los tres discos para que en el momento de montar la tarta podamos colocarlos tal y como los teníamos a la hora de tornear y nos coincida los cortes. Cubrimos los bizcochos con papel film y los guardamos en la nevera. - Preparamos la base de la tarta, forrando la superficie con fondant y marcando unas líneas diagonales para darle el efecto de baldosa. - Trituramos un paquete de Oreos para simular la tierra de la maceta (se puede hacer con la crema incluida o sin la crema. Yo lo hice sin la crema y no os voy a contar dónde está la susodicha, pero os lo podéis imaginar..., al día siguiente una hora y media de gimnasio). DÍA 4 Por fin, montamos la tarta. - Rellenamos y cubrimos con la ganache, dejando la superficie lo más lisa que podamos (esto ha sido lo que más me ha costado, sobretodo porque la ganache estaba más fría de lo que debería y se endurecía rápidamente). La dejamos unos 30 minutos en la nevera, y después, con una espátula calentaba debajo del grifo, alisamos todo lo que podamos la superficie. - Preparamos el fondant para hacer la maceta. Medimos el diámetro y la altura de la tarta y cortamos un rectángulo de esas dimensiones. Cubrimos todo el lateral de la tarta y alisamos la máximo la junta. Igualmente, yo le puse una tira para tapar la junta y que quede mejor. Para hacer el borde de la maceta, cortamos un rectángulo del diámetro de la maceta (unos 51 cm) por unos 4 cm de ancho, y pegamos dejándolo un poco más alto que la primera capa de fondant entre uno o dos cm) - Colocamos la maceta sobre la base, pegándola con un poco de glasa real, hacemos un rulo finito y lo pegamos al borde inferior de la maceta con pegamento comestible o simplemente con agua. - Ponemos las Oreos machacadas en el interior de la maceta y vamos colocando las flores y las hojas, desde el centro hacia afuera.                Y por fin, ¡¡ya tenemos la tarta terminada!! Os dejo la receta del bizcocho y de la ganache. TARTA DE CHOCOLATE RELLENA DE GANACHE DE CHOCOLATE CON LECHE Ingredientes, para 3 discos de 16 cm 220 gr de mantequilla 220 gr de chocolate de cobertura (50% caco mínimo) 70 gr de cacao en polvo 125 gr de harina bizcochona (con levadura) 125 gr de harina común 480 gr de azúcar 4 huevos 7 cucharaditas de aceite vegetal (de girasol) 100 ml de buttermilk 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico Para la ganache de chocolate con leche 600 gr de chocolate con leche 100 gr de chocolate de cobertura 325 ml de nata para montar Preparamos la ganache como siempre: Calentamos la nata en el microondas durante dos minutos y medio aproximadamente, añadimos el chocolate troceado y removemos con unas varillas hasta que se haya disuelto completamente. Dejamos reposar. Para preparar los bizcochos (sin KA, ni nada, todo a mano!!): Precalentamos el horno a 160º. Engrasamos los moldes y colocamos un circulo de papel de horno en la base para que después el desmoldado sea más fácil. Ponemos en un cazo la mantequilla. el chocolate de cobertura y 20 gr del caco en polvo y calentamos a fuego lento hasta que la mantequilla y el chocolate se hayan derretido y estén totalmente combinados con el cacao. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Tamizamos las dos harinas, el resto del caco y el bicarbonato. Añadimos el azúcar y removemos para mezclar bien todos los ingredientes. Batimos ligeramente los huevos en un bol a parte. Hacemos un hueco en medio del bol donde tenemos la mezcla de harinas y azúcar y añadimos los huevos, el buttermilk y la mezcla de chocolate y mantequilla, y removemos con una espátulas hasta que tengamos una mezcla homogénea. Repartimos la masa entre los tres moldes (aproximadamente, 500 gr de masa en cada uno) y horneamos durante 45 minutos, hasta que al insertar un palillo salga limpio. Sacamos los moldes del horno, dejamos enfriar y desmoldamos. Cubrimos con el ganache... ¡¡y el resto ya lo sabéis!!

Seguir leyendo >>

Receta ¡¡Feliz Dia de Sant Jordi!! Cupcakes are my new love

Hoy en Catalunya celebramos la diada de Sant Jordi. La tradición dicta que las parejas se regalan libros (a ellos) y rosas (a ellas), así que las calles se llenan de paradas de libros y rosas y aunque no es un dia festivo la gente sale a la calle en tropel. El año pasado estaba en pleno proceso de mudanza, así que no pude celebrar la ocasión con algo dulce, pero este año sí que sí... La verdad es que no me le he dado muchas vueltas al tema (el año que viene me lo tendré que currar un poco más), pero ya sabéis que me encantan las cosas simples y efectivas, así que si la cosa va de libros y rosas..., ¡pues no se hable más, libros y rosas! Pasad un  muy buen día de Sant Jordi, viváis dónde viváis, que siempre está bien regalar un buen libro o una bonita rosa a la persona amada, ¿no?

Seguir leyendo >>

Receta Cinnamon Rolls Cupcakes are my new love

Casi dos años llevaba yo con esta recta a cuestas. Estaba allí, en mi libreta de recetas, y cada vez que buscaba algo que hacer ahí estaban los cinnamon rolls. Y no es que no tuvieses ganas de hacerlos, no. El problema es que me encantan los cinnamon rolls, y no me veía yo capaz de hacer esta receta, sacar 12 rollitos y no engullirlos uno tras otro cual monstruo de las galletas (o de los rollitos de canela, en este caso). Pero tener invitados en casa un día por la mañana me dio la oportunidad de preparar una bandeja enterita de rollitos y tener a 8 bocas dispuestos a disputarse los rollitos conmigo. La receta es fácil a más no poder (no os asustéis por la cantidad de ingredientes, porque la preparación no tiene secretos), y lo único que hay que prever es tiempo para el levado de la masa (unas cuatro horas de levado, en dos tandas de 2 horas y media y 1 hora y media cada una), lo cual nos complica un poco el proceso si los queremos para desayunar, a no ser que seamos unos pájaros madrugadores capaces de levantarnos a las ¿cinco? para desayunar a las diez unos cinnamon rolls. Como lo de levantarme a las cinco no está en mi ADN (por muchos cinnamon rolls que hayan al final del camino), busqué las soluciones por Internet  aunque en mi caso (no podía ser de otra manera) no funcionaron al 100%. Y tengo dos teorías: o Internet se equivoca, o mi frigorífico enfría demasiado (o ambas cosas al 50%). Especifico: Según he leído, el frío ralentiza el proceso de levado, y en teoría, para dejar los rollitos preparados para cocerlos por la mañana, se debe reducir a media hora el proceso de levado y luego dejarlos en la nevera por la noche, donde acabarán de levar. Los míos no acabaron de levar del todo, así que (creo que) quedaron menos esponjosos de lo que deberían, y de ahí deduzco que mi nevera enfría demasiado, y en lugar de ralentizar el procesó lo "congeló", y ahí se quedaron a medio levar. Así que ahora tengo que ver a quién le endoso otros 12 cinnamos rolls (bueno, 11, que uno me lo comeré yo ;P ) para probar de realizar el levado como toca. Ya os contaré... De momento, os dejo la receta, que es un mix de la masa de Tracey's Culinary Adventures y el glaseado de Abby Dodge. Esta receta la he hecho con las medidas originales en tazas (excepto para  la mantequilla que usé un conversor) sin hacer la conversión en gramos que hago normalmente (no me gusta mucho el tema de la tazas, pero en este caso ha funcionado al 100%). Prometo poner las cantidades en gr cuando la vuelva a hacer. CINNAMON ROLLS CON GLASEADO DE VAINILLAIngredientes  Para la masa: 3 3/4 tazas de harina común 2 1/4 cucharadita (teaspoon) de levadura de panadería 1 cucharadita (teaspoon) de sal 1 1/3 taza de leche desnatada caliente 2 cucharadas (tablespoon) de miel 30 gr (2 cucharadas) de mantequilla derretida   Para el relleno: 15 gr (una cucharada) de mantequilla, derretida 1/2 taza de azúcar moreno 1/4 de taza de azúcar blanco 2 cucharaditas (teaspoon) de canela molida Una pizca de sal   Para el glaseado: 115 gr de azúcar glass 3 cucharadas (tablespoon) de nata para montar 1/4 de cucharadita (teaspoon) de extracto de vainilla En la batidora, con el gancho para masas, mezclamos 3 tazas y media de harina (nos sobrará 1/4 de la que teníamos preparada) con la levadura y la sal. En una jarra, mezclamos la leche, la miel y la mantequilla derretida. Con la batidora a velocidad baja, vamos añadiendo poco a poco la mezcla de leche hasta que se integre con la harina. Seguimos amasando a velocidad baja unos 5 minutos, hasta que tengamos una masa suave y elástica. Si nos ha quedado muy pegajosa, añadimos harina poco a poco hasta conseguir la textura deseada.Engrasamos un poco un bol grande (yo he usado aceite en spray), colocamos la masa y tapamos con papel film. La dejamos reposar hasta que doble su tamaño, aproximadamente unas dos horas y media.Mientras, preparamos el relleno, simplemente mezclando bien todos los ingredientes en un bol.Engrasamos una bandeja para horno con un poco de aceite en spray. Cogemos la masa y la estiramos en una superficie ligeramente enharinada, hasta obtener un rectángulo de unos 45x30 cm. Pincelamos un poco de agua encima de la masa y untamos con la mezcla del relleno, dejando un cm de margen. Presionamos suavemente para que la mezcla se adhiera a la masa.Con la parte más ancha de la masa mirando hacia nosotros, enrollamos la masa hasta tener un ·tronco". Con un cuchillo de sierra, cortamos en 12 piezas iguales y las colocamos en la bandeja de horno.Dejamos levar hasta que doblen su tamaño, aproximadamente una hora y media. Mientras  precalentamos el horno a 175º.Cuando los rollitos hayan doblado su tamaño, los metemos en el horno durante 20-25 minutos, hasta que estén dorados. Sacamos del horno, los colocamos en una rejilla y los dejamos enfriar un poco.Preparamos el glaseado mezclando el azúcar, la nata y la vainilla. Ponemos la mezcla en un biberón de cocina y decoramos los cinnamon rolls marcando lineas con el glaseado.

Seguir leyendo >>

receta

pacman

Receta Pacman Cupcakes are my new love

Nunca un dibujillo tan simple logró hacerse tan famoso... Y es que ¿quién no conoce a Pacman? Se ha convertido en un auténtico mito. Y nada mejor que un mito como este para hacer un regalo a mi hermano para su santo. La verdad es que pocas figurillas tan conocidas son tan fáciles de hacer, así que Pacman puede ser una buena opción si, por ejemplo, queréis iniciaros con esto de la glasa sin complicaros mucho la vida. En este caso, he usado como base unas galletas de chocolate, usando la receta del libro de Peggy Porschen Peggy's Favourites Cakes & Cookies, que estan de muerte. Se pueden teñir con colorante negro para tener una base más oscura. Y... ¿no os ha pasao nunca que hacéis glasa y por lo que sea (azúcar mal tamizado, albúmina mal disuelta) se os atasca la manga? Pues nada, se cuela la glasa y listo. En este caso me pasó que la albúmina no se deshizo bien con el agua, y formó unas pelotillas que luego me atascaban la manga. Pero con un colador se arregla, y aunque parezca que la glasa no cae hacia abajo, removiendo con una cuchara pasa toda, toda. Y ya podemos decorar sin miedo y sin problemas. Os dejo la receta de la glasa y la de las galletas de chocolate: GALLETAS DE CHOCOLATE (Receta de Peggy Porschen) Ingredientes 200 gr de mantequilla sin sal 200 gr de azúcar caster (o azúcar normal molido en un molinillo, sin llegar a ser azúcar glass) 1 huevo ligeramente batido 350 gr de harina 50 gr de cacao sin azúcar Mezclamos el azúcar y la mantequilla hasta que formen una crema. Añadimos el huevo y batimos hasta que esté integrado con la crema de mantequilla y azúcar. Añadimos la harina y el cacao hasta obtener una masa (si lo hacéis con una batidora de mano, mezclad un poco los ingredientes y luego finalizad el amasado a mano). Estiramos la masa con un rodillo y la dejamos en la nevera mínimo 30 minutos. Cortamos con los cortadores de la forma que queramos. Cubrimos con papel de horno una bandeja para galletas, y vamos colocando las galletas cortadas. Dejamos enfriar las galletas, ya en la bandeja, en la nevera durante otros 30 minutos. Mientras, precalentamos el horno a 160º. Pasado el tiempo de enfriado, horneamos las galletas entre 8 -12 minutos, dependiendo del tamaño. Las sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla.  GLASA REAL Ingredientes: 15 gr de albúmina o polvo de merengue 80 ml de agua 1/3 cucharadita de cremor tártaro 500 gr de azúcar glass Mezclamos la albúmina, el agua y el cremor tártaro. Añadimos el azúcar y batimos hasta que quede bien integrada (unos dos minutos). Con esta receta obtenemos una glasa muy consistentes, ideal para hacer decoraciones con mangas (flores, volantes, etc) Añadimos agua muy poco a poco hasta lograr la consistencia de la glasa que queremos, que para estas galletas, yo uso la consistencia de "10 segundos" tanto para delinear como para rellenar. Esta consistencia es la que, al dejar caer un poco de glasa sobre el resto, tarda, efectivamente, 10 segundos en "fundirse" con el resto. 

Seguir leyendo >>

Receta (Mi particular) Mona de Pascua Cupcakes are my new love

Ya volvemos a estar en semana santa y es tiempo, entre otras cosas, de monas. Y aunque la mona tradicional, que no se parece en nada a muchas de las que vemos ahora, no lleva chocolate, yo soy incapaz de pensar en una mona sin cacao. Así que este año aprovecho la excusa de la mona para chocolatear a tope un tarta, que de mona tiene bien poco pero no creo que nadie le vaya a hacer ascos, ¿no? En este caso, me he basado en una receta de tarta de chocolate del último libro de Peggy Porschen, Boutique Baking, que hace ya unos meses que estaba en la estantería "sin estrenar", pero cambiando las cantidades y el relleno para convertirla en una tarta de dos chocolates. La receta original es para hacer tres bizcochos cuadrados, pero yo la he adaptado para sacar dos bizcochos redondos. A parte de eso, he cambiado el rellenos de ganache de chocolate por chocolate blanco, y es que el chocolate blanco me pierde, y no puedo evitar colarlo siempre que tengo ocasión. ¿Os apuntáis? TARTA DE DOS CHOCOLATESIngredientes         para el bizcocho (2 discos de 20cm): 190 gr de chocolate de cobertura 250 ml de leche 425 gr de azúcar moreno 160 gr de mantequilla 3 huevos 275 gr de harina 3/4 cucharadita (teaspoon) de bicarbonato sódico 3/4 cucharadita (teaspoon) de levadura química 12 gr de cacao en polvo sin azúcar Una pizca de sal           para el ganache de chocolate: 200 ml de nata para montar 200 gr de chocolate de cobertura         para el ganache de chocolateblanco: 225 gr de chocolate blanco 75  ml de nata para montar  Huevos de chocolate blanco para decorar. Preparación Es recomendable prepara el bizcocho el día antes y dejarlo reposar toda la noche en la nevera.Precalentamos el horno a 160º y engrasamos los dos moldes de 20cm. Es muy recomendable para este tipo de bizcocho forrar la base del molde con papel de horno antiadherente, para conseguir un desmoldado perfecto. En un cazo, ponemos la leche, el chocolate y 215 gr del azúcar hasta que llegue a hervir, mezclando con una espátula hasta tener una mezcla homogénea. Retiramos del fuego. En el bol de la batidora, mezclamos la mantequilla con el azúcar sobrante (2010 gr) y batimos hasta lograr una mezcla cremosa. En un bol aparte, batimos ligeramente los huevos y los añadimos poco a poco a la mezcla de mantequilla sin dejar de batir. Tamizamos la harina, el cacao, el bicarbonato, la levadura y la sal y lo añadimos a la mezcla de mantequilla en dos tandas, batiendo despacio hasta que todo esté bien integrado. Finalmente, con la batidora en velocidad baja, añadimos la mezcla de chocolate muy despacio, dejando caer un hilo de la mezcla de chocolate. Acabamos de remover la mezcla para asegurarnos que queda todo bien mezclado y vertemos en los moldes. Horneamos unos 30-40 minutos hasta que los bordes empiecen a desprenderse del molde. Dejamos enfriar y desmoldamos con mucho cuidado, ya que este bizcocho es muy frágil, de ahí que sea mejor dejarlo reposar toda la noche en la nevera para que coja consistencia para montar la tarta. El ganache también es conveniente prepararlo unas hora antes para que se asiente y se más fácil de manejar. Para prepara los ganaches, (cada uno por separado) calentamos la nata en el microondas durante un minuto y medio aproximadamente, añadimos el chocolate troceado y removemos con unas varillas hasta que se haya disuelto completamente. Dejamos reposar. Para montar la tarta, nivelamos los bizcochos si es necesario. Colocamos el primer bizcocho y cubrimos con una buena capa de ganache de chocolate blanco. Colocamos el otro bizcocho con la parte de abajo hacia arriba para tener un acabado más liso, y cubrimos completamente con el ganache de chocolate negro. Refrigeramos durante una hora más o menos y lo sacamos para alisar la superficie. Estos lo hacemos mojando una espátula en agua muy caliente. Secamos bien la espátula y la pasamos por encima del ganache, haciendo que la superficie quede lisa.Repetimos hasta que nos guste el resultado. Ponemos el ganache restante en una manga pastelera (puede ser el blanco, el negro o los dos, yo he usado sólo el negro pero con las cantidades que he puesto os tiene que sobrar del blanco también) y decoramos la base de la tarta y el borde superior. Acabamos la decoración colocando los huevos de chocolate. Esta tarta hay que servirla a temperatura ambiente, ya que el ganache se endurece con el frío. Si la hacéis de un día para otro, podéis guardarla en la nevera pero sacadla unas horas antes (en función de la temperatura y la época del año)

Seguir leyendo >>

Receta Otra vez, la tarta de las rosas Cupcakes are my new love

Creo que no existe tarta en el mundo con una relación dificultad resultado espectacular mejor que la tarta de las rosas. La gente no para de sorprenderse cuando la ve, y es que, para quién nunca ha visto una, es realmente impactante. Lo que la gente probablemente no sabe es que una tarta sencillita de fondant puede resultar más laboriosa de hacer que esta, y es que una buena manga pastelera y un poco de paciencia, en este caso, obran el milagro. Hace casi dos años que la hice por primera vez, hice otra al poco tiempo y no la volví hacer, pero hace poco me pidieron una y me encontré con un serio dilema: en ningún sitio apunté las cantidades para hacer la tarta, o más concretamente, para la cobertura. Así que empecé a buscar por internet. Encontré pocas, poquísimas entradas de blogs donde se detallase la cantidad de buttercream necesaria, y en la mayoría me parecían cantidades insuficientes. Y os estaréis preguntando... ¿a qué viene todo este rollo? Pues es la justificación para repetir la entrada de la tarta de las rosas. y es que la primera que se columpió y no puso las cantidades es la menda lerenda que os escribe, y eso no tiene perdón. ¿De qué sirve enseñar una tarta bonita si no explicas como hacerla? Así que vamos a subsanar el error con la receta con todos  los ingredientes. Evidentemente, esta tarta puede hacerse con cualquier sabor de bizcocho y relleno. Para cobertura, recomiendo una buttercream (como es el caso de esta) o una swiss merengue buttercream, pero nos servirá cualquier cobertura que tenga una consistencia firme que nos permita trabajar bien con la manga. En este caso yo os dejo la recta para hacerla con un bizcocho de vainilla (con la receta del libro de la Primrose Bakery) relleno de nocilla con buttercream de vainilla. Si queréis rellenarla con también con buttercream, añadid unos 150 gr de mantequilla por piso que tengáis que rellenar. TARTA DE ROSAS DE VAINILLAIngredientes, para el bizcocho (dos discos de 20 cm) 225gr de mantequilla 225 gr de azúcar 210 gr de harina bizcochona 25 gr de Maizena 4 huevos 1 cucharadita (teaspoon) de levadura química 3 cucharadas (tablespoon) de leche 1 cucharadita (teaspoon) de extracto de vainilla Para el buttercream: 500 gr de mantequilla 500 gr de azúcar glass o icing sugar 2 cucharadas soperas de extracto de vainilla Precalentamos el horno a 180º, y engrasamos dos moldes redondos de 20 cm. Batimos el azúcar y la mantequilla hasta formar una crema. En un bol, mezclamos la harina, la Maizena y la levadura. Añadimos los huevos, uno a uno, alternándolos con la mezcla de harina, hasta completar cuatro adiciones. Finalmente, añadimos la leche y el extracto de vainilla. Dividimos la mezcla entre los dos moldes y horneamos durante 25 minutos aproximadamente, hasta que el insertar un palillo éste salga limpio. Sacamos el molde del horno. Cuando el molde ya no queme al tacto, desmoldamos los bizcochos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Para elaborar el buttercream, batimos la mantequilla hasta que esté pomada. Tamizamos el azúcar y lo añadimos junto con el aroma (y el colorante si queremos usarlo) y batimos hasta obtener una mezcla cremosa. Para montar la tarta, nivelamos los bizcochos. Ponemos el relleno que hayamos escogido (en este caso, Nocilla) sobre uno de los bizcochos y colocamos el otro encima. Cubrimos con una capa de buttercream que no sea muy gruesa pero que cubra el bizcocho, y después ya sólo queda hacer las rosas, empezando por el lateral (os recominedo ver este tutorial de decoración con rosas de I am Baker , la inventora de esta tarta).

Seguir leyendo >>

Receta Esto ya es vicio… Bundt de chocolate Cupcakes are my new love

Ya me perdonaréis, porque entre la Nutella de la semana pasada y esto... no estoy ayudando nada a la operación bikini. Sí, operación bikini, ya sé que aún estamos en marzo, pero es que en nada es junio y no sé si a vosotros os pasa, pero a mi siempre me pilla in fraganti y el primer día que saco un vestidito veraniego  entre los restos del turrón de navidad y la piel más blanca que la leche me da un susto que me traumatiza medio verano. Pero este año no me pilla. Este año me he apuntado al gimnasio y lo que es más increíble  ¡estoy yendo!.. Sí, sí. Y más de una vez por semana... (a ver cuanto dura) En fin, lo que es imperdonable es que sea la cuarta vez que hago este bundt y no os lo haya enseñado hasta ahora. Pero tengo excusa: imposibilidad extrema de hacerle unas fotos que le hagan justicia. Aunque podrían ser mejores, pero es lo que el tiempo me ha permitido. De todas formas, estoy segura de que me perdonaréis por las fotos en cuanto hagáis este bundt, porque está más que delicioso. Está exquisito. Y se hace en un plis. Así que es una fantástica opción si queréis hacer algo riquísimo y en poco tiempo. Además, al usar un molde de bundt queda de lo más espectacular  sobretodo para los no iniciados. La receta la he sacado del blog Food & Cook, si no lo conocéis echadle un ojo porque merece la pena. Y ahora, ¡¡al bundt!! BUNDT CAKE DE CHOCOLATE Ingredientes: 225 gr de mantequilla 410 gr de azúcar 4 huevos, a temperatura ambiente 240 ml de buttermilk 360 gr de harina 15 gr de bicarbonato sódico Una pizca de sal 160 ml de agua 65 gr de cacao en polvo sin azúcar 2 cucharaditas (teaspoon) de extracto de vainilla Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde de bundt  Yo uso aceite vegetal en spray, que es, sin lugar a dudas, la mejor compra que he hecho jamás, pero podéis engrasar el molde pasando un pincel mojado en aceite por todo el interior del molde. Hay que tener cuidado de engrasar muy bien el molde, ya que tiene muchos huecos donde se nos podría quedar pegada la masa. Si no tenemos buttermilk, podemos hacerlo casero mezclando 240 ml de leche con una cucharada sopera de vinagre. mezclamos bien y dejamos reposar unos 10 minutos- En el bol de la batidora, mezclamos bien el azúcar con la mantequilla, luego, añadimos los huevos, uno a uno, hasta tener una mezcla homogénea. Tamizamos la harina, el bicarbonato y la sal, y lo añadimos en tres tandas a la mezcla alternándolo con el buttermilk, hasta que todo se haya integrado perfectamente. En el microondas, calentamos el agua a máxima potencia durante un minuto. Añadimos el cacao y mezclamos bien con unas varillas hasta que el cacao se haya disuelto completamente. Añadimos a la mezcla, batiendo a velocidad baja hasta que esté completamente mezclado. Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 45-50 minutos (como siempre, dependiendo del horno, podéis necesitar más o menos tiempo). Comprobamos con un palillo que esté hecho y sacamos del horno. Dejamos reposar 10 minutos en el molde, desmoldamos dando la vuelta con cuidado y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. ** Acto seguido nos vamos al gimnasio y hacemos dos o tres clases de spinning. Luego, ya podemos comernos el bundt cake ; P ** Y antes de despedirme, quiero agradecer a Olga, del Olga en el país de los cupcakes, a Ana, de Cook de Cake, María, de Blue Velvet Cook Book, y a Isa y Pati, de Me tienes Tarta por los premios que le habéis dado al blog. ¡¡Muchas gracias!! Me resulta imposible contestar a todos los cuestionarios (casi no tengo tiempo ni de escribir esta entrada) pero quería agradeceros de corazón este reconocimiento.  

Seguir leyendo >>

Receta Caer en la tentación: Muffins de Nutella Cupcakes are my new love

Cosas que debería dejar de hacer si quiero ponerme le bikini este verano: escribir "Nutella" en el buscador de Pinterest. De verdad, debería estar considerado deporte de riesgo. Si no os lo creéis, probadlo y luego me contáis si habéis podido resistir la tentación de hornear algunas de las suculentas propuestas que podéis encontrar. Yo,  como podéis ver,no. De hecho, el problema fue escoger sólo una. Pero eso tiene arreglo ;P Y la perdición tiene nombre propio, muffins de Nutella, aunque en Pinterest vienen como cupcakes con autofrosting de Nutella, pero yo los veo más muffin que cupcake. La receta es super fácil y rápida, básicamente es una masa a la que añadimos Nutella, revolvemos un poco y listo. Lo bueno, si breve y con Nutella, tres veces bueno. MUFFINS DE NUTELLAIngredientes, para 12 muffins 55 gr de mantequilla 50 ml de aceite vegetal 165 gr de azúcar 3 huevos 1 teaspoon de vainilla 260 gr de harina 2 teaspoon levadura química 6 cucharadas de Nutella Precalentamos el horno a 160º i preparamos una bandeja para cupcakes con 12 cápsulas (también podemos prescindir de las cápsulas, en ese caso, engrasaremos bien la bandeja).  Batimos la mantequilla  el aceite y el azúcar hasta que estén bien integrados. Añadimos los huevos y la vainilla y volvemos a batir hasta tener una mezcla homogénea. Mezclamos la harina y la levadura, y la añadimos a la mezcla, batiendo a velocidad baja hasta que la harina se haya incorporado por completo. Colocamos la mezcla en las cápsulas. Añadimos encima de la mezcla media cucharada de Nutella y removemos para que se mezcle un poco. Horneamos durante 18-20 minutos, sacamos del horno y esperamos 5 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla, aunque podéis comerlos mientras aún estén calientes.

Seguir leyendo >>

Receta San Valentín sabe a chocolate Cupcakes are my new love

Mañana es San Valentín. Y creo que no hay nada que defina más San Valentín que corazones y chocolate. Así que, para una loca del chocolate como yo, no había mejor excusa... Y aquí la tenéis... Tarta de chocolate total: bizcocho de chocolate, ganache de chocolate y cobertura de fondant de chocolate. Vamos, chocolate al cubo. Y para la decoración, unos puntitos de glasa que forman un corazón. Súper fácil y rápido. Para hacerlo, como no me fiaba de mí misma para hacerlo a ojo, hice una plantilla en papel, la puse sobre la tarta y fui marcando con una aguja donde iban los puntitos. Y en un plis tenemos tarta. Si no tenéis fondant de chocolate podéis cubrirla sólo con el ganache, y listos, estará igual de rica! TARTA DE CHOCOLATE AL CUBO Ingredientes para la masa (para un molde de 16/18cm) 150 gr de chocolate de cobertura/fondant 115 gr de mantequilla reblandecida 230 gr de azúcar moreno (mejor si antes de usarlo lo pasamos por un molinillode café para hacerlo más fino) 2 huevos tamaño L 250 gr de harina, tamizada 1 cucharada de té (teaspoon) de levadura química 1 cucharada de té (teaspoon) de bicarbonato sódico 335 ml de leche semidesnatada 1.5 cucharadas de té de extracto de vainilla Para el ganache de chocolate 200 gr de chocolate de cobertura/fondant 200 gr de nata para montar También necesitaremos fondant de chocolate (yo he usado el de Satin Ice) Empezamos preparando el ganache, mejor el día antes. Calentamos la nata en el microondas dos minutos y luego añadimos el chocolate troceado. Removemos con las barillas hasta que el chocolate se haya integrado completamente. Dejamos enfríar y guradmos en la nevera, tapado con papel film que toque la superfície. Ahora vamos a por el bizcocho. Precalentamos el horno a 190º. En el microondas, fundimos el chocolate (que previamente habremos partido en trocitos) calentándolo en tandas de 30 segundos para que no se nos queme. Dejamos enfriar. Batimos la mantequilla hasta que esté cremosa, añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta tener una crema. En un bol a parte, batimos las yema de los huevos. Las añadimos a la mezcla de azúcar y mantequilla y mezclamos hasta que esté totalmente integrado. Luego añadimos el chocolate y volvemos a batir hasta que todos los ingredientes estén perfectamente mezclados. En una jarra, mezclamos bien la leche y el extracto de vainilla. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. Añadimos 1/3 de la mezcla de harina y 1/3 de la leche y la vainilla y batimos bien hasta mezclar completamente. Repetimos dos veces más el proceso. Batimos las claras a punto de nieve, las añadimos a la mezcla y removemos con una espátula realizando movimientos suaves envolventes hasta que la hayamos incorporado del todo. Engrasamos el molde y ponemos la masa. Horneamos unos 35 minutos (siempre dependiendo del horno), hasta que al introducir un palillo éste salga limpio. Sacamos del horno y dejamos reposar hasta que el molde ya no queme. Desmoldamos  y dejamos enfriar sobre una rejilla. Para montar la tarta, primero nivelamos el bizcochos, y cortamos cuatro discos finitos con la lira. Rellenamos y cubrimos con el ganache de chocolate, dejándolo lo más liso posible, y luego cubrimos con el fondant. Decoramos con la glasa (o como prefiráis) y ya está. A disfrutarlo con esa persona especial! ¡Feliz San Valentín!

Seguir leyendo >>

Receta Galletas con corazón Cupcakes are my new love

Empezamos el mes de febrero como no podía ser de otra manera, con San Valentín a la vista y, por lo tanto, toca desplegar toda nuestra cursilería creativa. Y dicho así quizá no suene muy bien, pero, reconozcamos-lo  ,la mayoría de diseños que hacemos por San Valentín son cursi. O muy monos, como queráis. Y lo dice una que tiene pintada de fucsia su habitación. Sea como sea, primera entrega San Valentinera (y palabra inventada de regalo :P) con unas galletas super fáciles de hacer. Sólo masa, ni glasa, ni fondant ni nada más. Además, este diseño se puede reutilizar para futuras ocasiones (se me acaba de ocurrir una versión para Halloweeen, pero mejor no os la cuento y así en octubre ya tengo un post menos que pensar :P) Para hacer las galletas he usado la misma receta que en el post anterior- galletas de invierno-, usando también el doble horneado. No tienen ninguna dificultad, simplemente tenemos que asegurarnos que la masa está bien fría al cortar. Para hacer las galletas he seguido estos pasos (se me olvidó hacer fotos del paso a paso, así que a ver si me explico bien): Dividimos la masa en dos partes, 3/4 de masa por un lado y 1/4 por el otro. Teñimos con el color deseado la parte más pequeña. Estiramos las masa del grosor que deseemos (es importante que las dos masas tengan el mismo grosor) y refrigeramos la masa unos 30 minutos. Cortamos la masa con el cortador de círculo para hacer la base de la galleta.  Refrigeramos las galletas ya cortadas otros 30 minutos. Sacamos las galletas y la masa teñida. Con el cortador en forma de corazón, hacemos el "ahujero en la galleta redonda  y luego cortamos un corazón de la masa rosa. Si la masa está bien fría normalmente el corazón se nos quedará en el cortador, así que llevamos el corazón hasta la galleta y lo colocamos en el hueco. Y así hasta que tengamos todas las galletas hechas. Las dejamos refrigerar unos 20 minutos para que no pierdan la forma y horneamos. ¿Os animáis a probarlo?

Seguir leyendo >>

Leyenda:
Receta Recetas con instrucciones, ingredientes y trucos para la preparación.
Idea Ideas sueltas, normalmente sin instrucciones pero con fotos del resultado final del postre o tarta.
Análisis Reportajes de cursos, tiendas, eventos de ferias de repostería, quedadas, etc... Todo visto desde la perspectiva del alumno/cliente.