Página web Cupcakes a diario

Cupcakes a diario

Recetas
57
Web
Entrar
Visitas
42/semana
Posición
7
Receta Trufas de chocolate con naranja y cointreau, el 14 de febrero se acerca… Cupcakes a diario

Hacía varios meses que no tocaba la glasa. Me apetecía hacer alguna filigranilla pequeñita y aplicarla a una de las recetas.  Como se acerca San Valentín, lo tengo muy fácil. Manga rellena con glasa blanca, boquilla nº1 y un papel de horno son los protagonistas de la aventura de decoración. Y con más o menos acierto, me dedico a hacer corazones y a escribir "I love you" sobre el papel de horno (y lo hago muy fino, ya me preocuparé después de si se me rompe al retirar del papel... ¡Ay!) Un pincel apto para uso alimentario y pintura metálica roja hacen el resto. Entretenido, pero fácil.  Y brillante, qué brillante!Hago también unos corazones de fondant de chocolate y con un pelín de agua fijo las letras y los corazoncitos al corazón grande. Ya tengo la decoración de mis trufas, es resultan. Ya me acerco al protagonista principal del post... ¡Chocolate! Me da miedo abrir la tableta y empezar a disfrutarlo antes de tener tiempo de fundirlo para hacer mi receta. Pero voy deprisa, sin tiempo de pensar ni de "quitarle gramos" accidentalmente a la receta. Ingredientes: 200 gr chocolate fondant 70% (he usado uno buenísimo de Chocolates Torras) 150 ml nata líquida para montar 35,1% materia grasa 1/2 cucharadita de cointreau 1 cucharadita de piel de naranja Preparación: Calentamos la nata a fuego medio y retiramos justo cuando empieza a hervir.  Añadimos el chocolate troceado y vamos batiendo hasta que se funda totalmente.  Incorporamos la piel de naranja (rallada lo más finamente posible) y el cointreau. Removemos bien.  Dejamos enfriar un par de horas a temperatura ambiente y refrigeramos después unas horas más hasta que el chocolate haya endurecido lo suficiente como para hacer las bolitas (si vamos mal de tiempo, también podemos dejar unos minutos en el congelador para que endurezca) Una vez el chocolate tiene la consistencia suficiente, hacemos las bolitas, las cubrimos con fideos de chocolate y las dejamos en su cápsula correspondiente. Cuando terminamos con todas las trufas, las refrigeramos para que no pierdan consistencia (cuando vayamos a consumirlas, las retiraremos del frigorífico media hora antes) Decoramos con lollipops rojos para que sean más sencillas de comer (¡Como un chupachup de trufa!) y con los corazones de fondant y glasa. Con esta receta me han salido 14 trufas medianas-grandes y han volado en un periquete. Al final, en casa, lo sencillo triunfa y la queja de "hace más de un año que no me haces trufas" se ha disipado en un instante. Para que no digan... Lo último: Yo las he cubierto casi todas de fideos de chocolate pero también podéis cubrirlas de fideos de colores o de cacao en polvo como en la siguiente foto.

Seguir leyendo >>

Receta Tarta Tatin con paso a paso y cómo lograr hacerla bajo una tormenta de risas… Cupcakes a diario

Hacer el tutorial de esta Tatin ha sido casi misión imposible, os lo aseguro. Porque soy incapaz de resistirme a ese Mamá te quiero ayudar, totalmente incapaz. La estampa es cómica: El peque subido a su mini silla Pantone para llegar al mármol de la cocina, el trípode con la cámara al otro lado intentando tomar la mejor foto posible en un espacio en el que no abunda la luz y yo en medio intentando minimizar los accidentes posibles (cortes, quemaduras, suicidios de la cámara en su bonito trípode...) Ahora que lo veo en la distancia me entra la risa tonta: Estiramos la masa, apretamos tanto que la dejamos como papel de fumar, volvemos a intentarlo -No apretes tanto, cielo- y si me descuido se abalanza sobre las manzanas reinetas  -Cariño, por favor, te vas a hacer daño-  Al final, tengo que escuchar aquello de Mamá, no me dejas hacer nada. Total, que con auténtico terror, le dejo que me ayude a disponer las manzanas en el molde (Voy con tanto cuidado de que no se queme que no para de quitarme las manos y decirme que no le dirija -Mamá que yo ya sé-) Parecerá mentira pero a pesar de estos primeros párrafos, lo hemos pasado genial. Prueba superada. He visto muchas formas distintas de hacer una tarta Tatin, recetas que trabajan sobre una masa de hojaldre en vez de una masa quebrada y otras recetas que usan variedades distintas de manzanas. Para mí, la receta que mejor resultado me da, está hecha con manzanas de la variedad reineta bien verdes y masa quebrada (Si os da mucha pereza hacerla, también podéis comprarla de las que venden ya preparadas y estiradas pero, aunque saben ricas, nada como la que se hace en casa)Y la hago de la forma más sencilla, con mi sartén Castey Vulcano de hierro fundido, antiadherente y con mango extraíble. Sin mango, puedo tranquilamente ponerla en el horno. Ingredientes para la masa quebrada: 250 gr. harina de trigo 100 gr mantequilla 1 huevo L 60 gr azúcar extra fino 1 pellizco de salIngredientes para la tarta:La masa quebrada que hemos preparado1 kg de manzana reineta (que no esté madura)60 gr mantequilla75 gr azúcar moreno75 gr azúcar  Preparación: Mezclamos la mantequilla con la harina tamizada hasta que vayamos obteniendo una mezcla "desmigada". Entonces, añadimos el azúcar, el huevo y la sal. Vamos amasando.  Una vez tengamos nuestra masa incorporada y homogénea, la envolvemos en papel de film y la dejamos en el frigorífico 1 hora como mínimo para que coja cuerpo (yo la dejé toda la noche, así que tuve que sacarla del frigorífico media hora antes de ponerme a estirarla con el rodillo) Preparamos un aro o cortador para poder conseguir un círculo de masa quebrada de unos 25 cm aproximadamente (podemos hacerlo incluso con un plato y retirando lo que sobra con un cúter) Un inciso: El rodillo de madera que veis en las fotos es una auténtica antigualla pero le tengo un cariño inmenso porque es el rodillo que usaba mi padre cuando era joven, es una de las cosas que las que creo que nunca voy a poder desprenderme ni dejar de usar para todo lo que me sea posible. Es una de mis joyas. Vieja sí, pero llena de sentido. Untamos levemente la superficie sobre la que estiraremos con un poquitín de harina para que no se adhiera y estiramos la masa con un grueso aproximado de 4 mm. Ponemos un papel de hornear encima de la masa y le damos la vuelta con cuidado. Cortamos nuestro círculo. Ponemos encima un papel de horno y pasamos el rodillo levemente antes de volver a poner en el frigorífico para que enfríe un poco de nuevo. Ponemos la mantequilla y los dos azúcares a fuego lento y vamos removiendo lentamente. Precalentamos el horno a 150º. Mientras, cortamos nuestras manzanas en cuartos o en 8 partes, según si queremos que se distingan más los "gajos" o no. Lo ideal es hacerlo mientras calentamos el azúcar y la mantequilla porque si las cortamos antes, las manzanas se oxidan un poquito hasta que las ponemos en el molde. Llevamos los azúcares y la mantequilla a ligera ebullición y retiramos del fuego. Rápidamente vamos poniendo nuestras manzanas disponiéndolas en círculo (lo ideal la primera vez que la hacemos es colocar los gajos de manzana manteniendo el molde en el fuego al mínimo porque si no colocamos las manzanas rápidamente, el azúcar y la mantequilla se endurecerán) Vamos rellenando los círculos, es importante no dejar huecos, así que si nos quedan huecos, cortaremos trocitos de manzana y los iremos poniendo entre ellos. Una vez las manzanas están dispuestas, ponemos nuestra masa quebrada encima del molde y llevamos al horno durante una hora a 150º. Una vez horneada, retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla en el mismo molde al menos 5-10 minutos antes de darle la vuelta (para que si ha quedado un poco de exceso de líquido, las manzanas acaben absorbiéndolo por completo) Acabamos dándole la vuelta con cuidado de no romperla.  Podemos acompañarla con una deliciosa crema chantillí. Lo ideal para mí, es tomar la tarta Tatin un poco templada, antes de que enfríe totalmente. Os dejo otras imágenes de la Tatin que hice en Navidades, una mañana de relax estando solita en casa. El resultado en cuanto a presentación es mejor, porque hice las cosas a su justo tiempo y desmoldé cuando tocaba hacerlo.  Un último consejo: Yo uso casi siempre mitad de azúcar normal y mitad de azúcar moreno porque me gusta el gusto de caramelo que le deja el azúcar moreno, pero podéis hacerlo perfectamente sólo con azúcar blanquilla. También os quedará algo más blanquita la superficie de la tarta (pero sólo un poquito) Sólo me queda dejar un link importante porque ya han empezado las súper rebajas en la tienda online y encontraréis muchísimos productos con descuentos espectaculares de hasta el 50%. 

Seguir leyendo >>

Receta El irresistible Roscón de Reyes Cupcakes a diario

Y ya estamos. Termina 2013 y empezamos nuevo año. ¡Qué rápido pasa el tiempo!  Hoy no voy a escribir reflexiones personales sentidas porque sólo quiero desear que el año que se avecina sea un gran año para todos y que podamos dejar atrás todo lo negativo y centrarnos en lo positivo. Que todo lo que soñáis se haga realidad y que lo podamos ver juntos. Gracias por estar aquí en este paso de año. La receta de hoy es la del roscón de Reyes, un dulce muy típico que, aunque parece muy complicado, cuando te aseguras de haber entendido a la perfección la receta, es de lo más sencillo. Esta receta es muy parecida a la que hice hace un par de años, la receta de Su de Webos fritos con algún cambio pequeño (menos agua de azahar, más ralladura de naranja, leche semi desnatada en lugar de entera) Ingredientes Para la masa madre:70 gr leche semi desnatada10 gr levadura fresca de panadería1 cucharadita de azúcar130 gr de harina de fuerzaPara la masa:60 gr. leche semi desnatada70 gr mantequilla a temperatura ambiente2 huevos M20 gr levadura fresca de panadería20 gr. agua de azahar450 gr harina de fuerza1 pellizco de sal120 gr. azúcar glas o azúcar extra finoRalladura de medio limón ecológico Ralladura de media naranja ecológica  Preparamos la masa madre deshaciendo la levadura con los dedos y mezclándola con la leche templada. Añadimos el azúcar y la harina tamizada y amasamos hasta que consigamos hacer una bola con los ingredientes (no hace falta que sea un bola perfectamente emulsionada)Introducimos la masa en un bol con agua templada y dejamos hasta que la bola de masa madre flote (10 minutos aproximadamente) Aromatizamos el azúcar glas con la ralladura de naranja y limón. Reservamos.Preparamos la masa principal mezclando la leche templada con la levadura.Tamizamos la harina y añadimos los huevos, el azúcar, la mantequilla, la sal, el agua de azahar y la leche con levadura y empezamos a amasar. Añadimos la masa madre y seguimos amasando hasta que obtengamos una masa totalmente homogénea (todos estos pasos los he hecho con la amasadora, empezando a velocidad mínima y subiendo hasta conseguir una masa ligada) Pasamos la masa a una superficie previamente aceitada para un último amasado enérgico que acabe de ligar bien la masa y nos consiga una masa elástica. Preparamos un bol alto previamente engrasado con aceite y dejamos levar la masa un mínimo de 6 horas hasta que duplique su volumen. Pasadas las 6 horas pasamos de nuevo a la superficie y procedemos a darle la forma de roscón poniendo los dedos en el centro y presionando suavemente hasta que consigamos un agujero considerable para situar en el centro un aro de horneado aceitado (para que cuando la masa leve, el agujero no se vaya empequeñeciendo y se pierda, así nuestro aro actuará de tope y el roscón levará hacia arriba sin poder ocupar el lugar del agujero central) Dejaremos levar un par de horas más (yo lo dejé tres horas) hasta que vuelva a duplicar su volumen. En este levado podemos tapar el roscón con un paño de algodón. Si no tenemos un aro podemos usar cualquier cosa redonda u ovalada que se nos ocurra (y si no es demasiado grande y no pensamos retirarlo cuando horneemos el roscón, debemos asegurarnos de que es un material que pueda alcanzar temperatura sin problemas)  En mi caso, yo hice un agujero enorme y una vez levado y listo para hornear, retiré el aro de 15 cm de diámetro que había usado de tope. Duplicado su volumen, batimos un huevo y con ayuda de un pincel de silicona vamos pintando con mucha suavidad toda la superficie de nuestro roscón (tenemos que tener cuidado de no pincharlo y de no apretarlo mucho) Horneamos aproximadamente 15-18 minutos, los primeros 10 minutos a 200º y los siguientes a 180º (sin abrir la puerta del horno) Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Para decorar usaremos un poco de azúcar ligeramente humedecido (con zumo de naranja en vez de agua está riquísimo) y frutas escarchadas que pondremos encima del roscón suavemente . También podemos decorarlo con almendras laminada.  Personalmente, como me gusta tanto el sabor del roscón, no suelo ponerle demasiadas decoraciones extras y, aunque reconozco que las decoraciones lo hacen más bonito, al final, muy a menudo, todas las frutas terminan en el plato vacío de roscón. La duración de la textura tierna de este roscón casero es de 1 día. Lo ideal es hornearlo el mismo día que se va a consumir o hornearlo por la noche para consumirlo al mediodía del día siguiente. 1 día después está rico también pero mucho más tiempo se reseca considerablemente. Este es el aspecto de uno de los roscones que horneé por la noche. No llegó al desayuno. Aclaraciones:  · He usado leche semi desnatada porque es la que bebemos en casa y la verdad es que no he notado un cambio en textura ni sabor. · La ralladura de limón y naranja siempre la hago de fruta ecológica porque, aunque siempre trabajemos con la piel bien limpia, así estamos seguros de que son lo más naturales posibles. · Con esta receta salen dos roscones medianos o uno enorme (yo he hecho dos medianos) FELIZ 2014 y que os traigan muchas cositas los Reyes Magos. Consejo: Autoregalaros un roscón, vale la pena hacerlo en casa, por sabor, por textura y por satisfacción personal.

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes de jengibre e higos Cupcakes a diario

Este es un post de reflexión. Este año han pasado muchísimas cosas en mi vida. Os mentiría si os dijera que todas han sido buenísimas pero si las pongo en una balanza, las experiencias positivas dejan muy atrás los pequeños malos momentos. Y todo se lo debo a este blog. Y a las redes sociales. A todos los que me seguís, leéis y comentáis día a día todo lo que publico. Este ha sido un año de crecimiento personal. Ha sido un año de aprender de lo bueno pero también de lo no tan bueno, de disfrutar de cada momento como si no hubiera tiempo para más, de resurgir cuando uno piensa que ya no da más de sí observando cómo funciona el mundo a tu alrededor y sobre todo, de sobreponerse cuando alguien te roba todo el contenido de tu vida reciente y tu trabajo futuro que reposaban tranquilamente en tu ordenador personal. Pero en el balance sigue primado lo positivo y sigo agradeciendo en mayúsculas todos los comentarios de apoyo que he recibido y todo el cariño con el que recibís cada una de las cosas que hago. GRACIAS. Y aquí termina la reflexión escrita porque la emoción domina cada una de mis palabras y tengo que parar, quiero terminar el año con una receta. Ingredientes:1 huevo L70 gr azúcar60 ml aceite de oliva suave120 gr harina de repostería1/4 cucharadita de levadura en polvo130 gr manzana1/2 cucharadita de jengibre en polvo1 pellizco de canelaMermelada de higos para rellenar Preparación:Precalentamos el horno a 170º y preparamos la bandeja con las cápsulas de los cupcakes.Tamizamos la harina junto con el jengibre, la canela y la levadura.Batimos el huevo con el azúcar a velocidad media hasta que se integre.Añadimos el aceite mientras seguimos batiendo a velocidad media.Incorporamos la harina muy lentamente y a velocidad mínima.Trituramos la manzana y la agregamos a la masa antes de que empiece a oxidarse y mezclando con suavidad.Horneamos 22 minutos a 170º o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia. Para rellenar el cupcake quise hacer una mermelada de higos casera pero ese día me fue imposible encontrar higos en varios km a la redonda así que la compré ya hecha de una marca francesa, St Dalfour y que está riquísimaSi tenéis la posibilidad de hacerla casera, no lo dudéis. Se trata tan sólo de pelar 1/2 kg de higos maduros y pasarlos un poquitín por la trituradora. Luego, los llevamos a ebullición junto con 300 gr de azúcar moreno, 1/2 cucharadita de jugo de limón y un pellizco de canela. Una vez empiece a hervir, mantenemos a fuego lento 30 minutos más y pasamos a recipiente de vidrio para su correcta conservación.  ¡Está espectacular!Para la crema de estos cupcakes he hecho un merengue italiano de vainillaIngredientes:1 cucharada de albúmina en polvo (clara de huevo en polvo)120 ml agua120 gr azúcar1/2 cucharadita de vainilla en pasta Preparación:Hidratamos la albúmina con 60 ml de agua, mezclamos bien y dejamos reposar 15 minutos aproximadamenteMontamos bien la albúmina en el bol de la batidora y reservamos.Hacemos un almíbar con el agua restante y el azúcar hasta llegar al punto de bola blanda (110-115º)Incorporamos el almíbar muy lentamente a la clara y seguimos batiendo a velocidad media.Agregamos 1/2 cucharadita de vainilla en pasta y acabamos de montar hasta conseguir un merengue estable y brillante.No me despido aún sin explicar que ya está disponible la segunda edición de mi libro de recetas y tutoriales, una edición mejorada que podéis conseguir aquí Y nada más: Sólo desear que paséis una muy FELIZ NAVIDAD y que empecéis el año con un montón de esperanzas y sueños que deseo podáis realizar en el 2014.Desde mi ventanita al mundo sólo añadir que... ¡Os quiero un montón!

Seguir leyendo >>

Receta Brownie de chocolate negro Cupcakes a diario

Tengo muchas excusas para mi ausencia en el blog de las dos últimas semanas y las daré al final del post pero esta semana me estoy desquitando. Hoy quería empezar por el objeto de este blog, una receta que me parece deliciosa.  En la recámara están varias recetas de cupcakes que iré colgando en breve (ahora sí) pero hoy quería empezar por una de las recetas que me han pedido que publique los que han podido probarlo: Un brownie de chocolate negro. Su preparación es de lo más sencilla así que no tenéis excusa ninguna para no hacerla a la de ya. Además, los auténticos chocolateros, estarán encantados con ella. Ingredientes para un molde cuadrado de 25 cm (receta para más de 20 raciones) 480 gr mantequilla 480 gr chocolate cobertura negro 70%  8 huevos L 390 gr azúcar 400 gr harina Preparación: 1- Precalentamos el horno a 170º y preparamos nuestro molde con spray desmoldante o mantequilla para que se desmolde perfectamente el brownie (yo además también lo cubrí con papel de horno para que quedara aún más perfecto pero no es ni de lejos necesario) 2- Tamizamos la harina. 3- Calentamos la mantequilla y el chocolate al baño María hasta que emulsionen completamente (como esta vez era mucha cantidad, yo dejé primero que la mantequilla se volviera pomada a temperatura ambiente, para que después el proceso de fundir el chocolate no fuera tan costoso) Dejamos reposar 10 minutos aproximadamente. 4- Batimos los huevos con el azúcar lo justo hasta que se integren (como la cantidad de huevos también era considerable, yo los batí un pelín antes de mezclarlos con el azúcar) 5- Incorporamos muy poco a poco la mezcla de la mantequilla y el chocolate mientras seguimos batiendo a velocidad media. 6- Agregamos la harina muy poco a poco, a cucharadas, mientras seguimos batiendo esta vez a la velocidad mínima. 7- Horneamos 35 minutos a 170º (yo trabajé esta vez con ventilador y creo que me quedé un poco corta en la cocción pero si trabajáis con calor arriba y calor abajo os recomiendo el mismo tiempo pero a 180º. 8- Retiramos del horno y esperamos 10 minutos antes de desmoldar (yo he usado por primera vez un molde cuadrado, uno de master class que me ha encantado por la tapa deslizante que hace que se desmolde con una facilidad pasmosa) Para decorarlo usé una boquilla Wilton 116L e hice una crema de mantequilla de merengue suizo de vainilla como la que está en mi libro (estará disponible en muy breve) que teñí con colorante extra rojo de Sugarflair, el único que me funciona para lograr ese rojo que veis en la imagen. Ingredientes: 6 gr albúmina en polvo 60 ml agua templada 80 gr azúcar 220 gr mantequilla pomada 1/2 cucharadita de pasta de vainilla Preparación: 1- Hidratamos la albúmina con el agua y dejamos reposar 15 minutos aproximadamente para que se disuelva bien la albúmina. Mezclamos bien con la batidora de varillas. 2- Ponemos la albúmina y el azúcar  al baño María y vamos mezclando bien hasta que el azúcar esté bien disuelto (no debería llevarnos más de 2-3 minutos) 3- Pasamos al bol de la batidora y empezamos a montar el merengue a velocidad media y subiendo. 4- Una vez hayamos conseguido un merengue firme y brillante empezamos a añadir la mantequilla cortada a daditos, sin prisa pero sin pausa (llegará un momento que parecerá que la crema se está cortando, pero si seguimos batiendo un poco más emulsionará hasta conseguir una crema brillante de textura espectacular) 5- Agregamos la vainilla bourbon y realizamos un último batido breve para incorporar. Este brownie gustó mucho a todo el que lo probó y es que fue el desayuno que preparé para el curso solidario que hicimos en favor de la Marató de Tv3 ayer domingo. Desde aquí recaudamos 450 € y lo donamos en su totalidad para esta iniciativa a favor de las enfermedades neurodegenerativas.   Reconozco que hoy estoy agotada además de totalmente afónica, pero sé que valió la pena. Me merece el esfuerzo multiplicado por mil, porque nunca sabemos lo que nos va a deparar el futuro y sea lo que sea, que nos coja lo máximo de preparados posible.  La Marató ya ha recaudado en esta edición más de 9 millones y medio de € y estamos más que felices de haber podido dejar nuestro pequeñísimo grano de arena. Y después de esta licencia personal que me he tomado, llega la segunda excusa para mi ausencia de estas semanas. Es algo que me está gustando muchísimo hacer: El curso Super Cupcakes en La Tallerería de Míriam y Estíbaliz, Mensaje en una galleta. Quiero darles desde aquí las gracias por ponérmelo todo tan fácil y por hacer que esta nueva aventura esté siendo un auténtico lujo para mí.  Además de los maravillosos ejercicios que están haciendo las alumnas, debo reconocer que si ellas están aprendiendo, yo estoy aprendiendo aún más (además de pasármelo bomba enviándolas al "Rincón de pensar" cuando se les ocurre una idea genial que reinterpreta mi receta o decoración y la hace aún mejor o cuando no tienen tiempo de hacer los ejercicios y quieren estar siempre en la cumbre de la perfección) En facebook voy publicando fotos de sus ejercicios, cosa que resulta imposible hacer aquí porque no sabría qué ejercicios escoger. Os he puesto un mosaico de los ejercicios originales, pero que quede claro que los de las alumnas no desmerecen ni en lo más mínimo (además de que todas le ponen su estilo y carácter) Sólo me queda desear una feliz semana, ya estamos en el ecuador. ¡Vamos a por ella!

Seguir leyendo >>

Receta M&M’s sandwich cupcakes Cupcakes a diario

Esta es una receta especial, quería conseguir algo más original que un cupcake al uso y también que al mismo tiempo estuviera rico y fuera muy apetitoso. Creo que lo he conseguido... Bueno, mejor dicho, estoy segura... ¡Está buenísimo!Os presento mi: M&M's sandwich cupcake!!! (alias: El único cupcake que he conseguido que mi peque pruebe) Para la masa he partido de mi receta de cupcakes de vainilla básicos que está buenísima. Ingredientes: 100 gr mantequilla pomada
 100 gr azúcar 
2 huevos L
 80 gr harina trigo 
20 gr. maicena
 1 cucharadita de levadura en polvo 
½ cucharadita de canela en polvo
 ½ cucharadita de vainilla en pasta Preparación: Precalentamos el horno a 180º y preparamos la bandeja con las cápsulas elegidas. Tamizamos la harina junto con la maicena, la levadura y la canela. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y la mezcla sea suave y esponjosa Añadimos los huevos poco a poco y previamente batidos. Incorporamos la harina muy poco a poco y a velocidad mínima. Agregamos la vainilla y emulsionamos suavemente con un batido leve. Rellenamos las cápsulas de los cupcakes hasta los 2/3 de su capacidad y horneamos 18-20 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga seca. Para el relleno: 25 gr. mantequilla 3 galletas de avena 40 gr M&M's Preparación y montaje: Fundimos la mantequilla y trituramos las galletas. Ponemos los M&M’s en una bolsita válida para alimentación y con un mortero los golpeamos para hacer trozos más pequeños pero respetando que queden algunos trozos más grandes para que se aprecien después los colores. Mezclamos bien con la mantequilla y las galletas. Una vez fríos, partimos los cupcakes y los rellenamos mojando previamente el cupcake con un almíbar de albaricoque (mermelada de albaricoque calentada al microondas hasta que toma el punto líquido y se convierte en un almíbar un poco más denso que el almíbar al uso) Crema de mantequilla de merengue suizo de chocolate Ingredientes: 6 gr albúmina en polvo 60 ml agua 80 gr azúcar 220 gr mantequilla pomada 20 gr cacao en polvo sin azúcar Preparación: Hidratamos la albúmina con el agua. Dejamos reposar hasta que se disuelva del todo. Ponemos la albúmina y el azúcar al baño María sólo hasta que el azúcar se disuelva. Pasamos al bol de la batidora y montamos el merengue hasta conseguir que esté brillante y firme. Cortamos la mantequilla a dados y la vamos incorporando al merengue poco a poco mientras seguimos batiendo a velocidad media (llegará un momento que parecerá que ser corta, pero si seguimos batiendo, la crema se volverá suave y brillante) Incorporamos el cacao en polvo previamente tamizado y realizamos un último batido hasta que se integre. Glaseamos el cupcake con una boquilla de flor cerrada. Si queréis ver otra receta mía, M&M's cupcakes in a jar, podéis verla en este link, os va a encantar, queda muy original.http://mmsmake.com/recipe/84 Y nada más por hoy, a mitad de semana vendrá otro post, que tengo muchísimas más cosas que contar... ¡Y bonitas!

Seguir leyendo >>

Receta M&M’s sandwich cupcakes Cupcakes a diario

Esta es una receta especial, quería conseguir algo más original que un cupcake al uso y también que al mismo tiempo estuviera rico y fuera muy apetitoso. Creo que lo he conseguido... Bueno, mejor dicho, estoy segura... ¡Está buenísimo!Os presento mi: M&M's sandwich cupcake!!! (alias: El único cupcake que he conseguido que mi peque pruebe) Para la masa he partido de mi receta de cupcakes de vainilla básicos que está buenísima. Ingredientes: 100 gr mantequilla pomada
 100 gr azúcar 
2 huevos L
 80 gr harina trigo 
20 gr. maicena
 1 cucharadita de levadura en polvo 
½ cucharadita de canela en polvo
 ½ cucharadita de vainilla en pasta Preparación: Precalentamos el horno a 180º y preparamos la bandeja con las cápsulas elegidas. Tamizamos la harina junto con la maicena, la levadura y la canela. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y la mezcla sea suave y esponjosa Añadimos los huevos poco a poco y previamente batidos. Incorporamos la harina muy poco a poco y a velocidad mínima. Agregamos la vainilla y emulsionamos suavemente con un batido leve. Rellenamos las cápsulas de los cupcakes hasta los 2/3 de su capacidad y horneamos 18-20 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga seca. Para el relleno: 25 gr. mantequilla 3 galletas de avena 40 gr M&M's Preparación y montaje: Fundimos la mantequilla y trituramos las galletas. Ponemos los M&M’s en una bolsita válida para alimentación y con un mortero los golpeamos para hacer trozos más pequeños pero respetando que queden algunos trozos más grandes para que se aprecien después los colores. Mezclamos bien con la mantequilla y las galletas. Una vez fríos, partimos los cupcakes y los rellenamos mojando previamente el cupcake con un almíbar de albaricoque (mermelada de albaricoque calentada al microondas hasta que toma el punto líquido y se convierte en un almíbar un poco más denso que el almíbar al uso) Crema de mantequilla de merengue suizo de chocolate Ingredientes: 6 gr albúmina en polvo 60 ml agua 80 gr azúcar 220 gr mantequilla pomada 20 gr cacao en polvo sin azúcar Preparación: Hidratamos la albúmina con el agua. Dejamos reposar hasta que se disuelva del todo. Ponemos la albúmina y el azúcar al baño María sólo hasta que el azúcar se disuelva. Pasamos al bol de la batidora y montamos el merengue hasta conseguir que esté brillante y firme. Cortamos la mantequilla a dados y la vamos incorporando al merengue poco a poco mientras seguimos batiendo a velocidad media (llegará un momento que parecerá que ser corta, pero si seguimos batiendo, la crema se volverá suave y brillante) Incorporamos el cacao en polvo previamente tamizado y realizamos un último batido hasta que se integre. Glaseamos el cupcake con una boquilla de flor cerrada. Si queréis ver otra receta mía, M&M's cupcakes in a jar, podéis verla en este link, os va a encantar, queda muy original.http://mmsmake.com/recipe/84 Y nada más por hoy, a mitad de semana vendrá otro post, que tengo muchísimas más cosas que contar... ¡Y bonitas! Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Red velvet cupcakes by Bea Roque en Cupcakes a diario Cupcakes a diario

El post de hoy es muy personal. Toma ya con la frase de inicio, releyéndome me doy cuenta de que me parezco a los comentaristas de series americanas que siempre incluyen la frase: ¡Ojo, contiene spoilers!  Ivana, empieza ya, que te vas por las ramas... Conozco el blog de Bea desde hace más o menos 4 años, los años que tiene mi peque, Jordi. Fue justo cuando empecé a cultivar de nuevo mi pasión por la repostería. Por aquel entonces (aunque parece que hable de la Prehistoria, no ha pasado tanto tiempo, lo prometo) no había en España tantos blogs dedicados a la repostería como ahora. Bea era ya el referente en la blogosfera de la repostería y yo empezaba a dar mis primeros pasos. Me recuerdo a mí misma leyendo sus posts y las enumeraciones de ingredientes que yo solo conocía de nombre y como disfrutaba de cada momento repasando sus consejos sobre el horneado (Aproveché mucho el tiempo entre biberón y biberón, lo reconozco) Conocí a Bea en persona en la primera edición de Expotarta. Recuerdo que cuando mi amiga Ara me la presentó, ella entraba a dar su charla, tenía la sala hasta los topes y yo ya tenía que volver a Barcelona y no podía quedarme más. Así que fue un encuentro muy fugaz. Hoy puedo decir que tengo la suerte de considerarla una amiga y además, de poder disfrutar de su último trabajo, su primer libro (¡Tiene que ser el primero de muchos!) En mi opinión, su libro es una enciclopedia repostera, un libro práctico, precioso y sobre todo imprescindible (ese es el adjetivo que mejor lo define) Conste que esto no es publicidad gratuita (quién lo piense es que no ha visto el libro), es la pura realidad puesta en palabras. Esta receta de hoy es una de las que se incluyen en su libro y lo que más me sorprendió de ella es el glaseado, ya veréis porqué. Adapté la receta con la mitad de ingredientes y me salieron 10 cupcakes. Ingredientes: 120 ml. aceite de oliva suave 120 ml. suero de leche (buttermilk) 1 huevo XL 1/2 cucharadita de vinagre blanco1/2 cucharadita de extracto de vainilla1 pellizco de sal1/2 cucharadita bicarbonato sódico20 gr. cacao en polvo 175 gr. harina 125 gr. azúcar Colorante extra rojo Preparación: Precalentamos el horno a 170º y preparamos la bandeja de horneado con las cápsulas elegidas. Tamizamos la harina junto con el azúcar, la sal, el bicarbonato sódico y el cacao. Batimos a velocidad media el aceite, el suero de leche, el huevo, el colorante, el vinagre y la pasta de vainilla durante un minuto aproximadamente hasta que todos los ingredientes se integren. Añadimos los ingredientes sólidos a los líquidos en tres veces, muy poco a poco y a velocidad lo más baja posible hasta que emulsione. Rellenamos las cápsulas de los cupcakes hasta los 3/4 de su capacidad y horneamos aproximadamente 25 minutos o hasta que al insertar la brocheta en el centro, ésta salga seca. Enfriamos la bandeja sobre una rejilla durante 2-3 minutos aproximadamente. Después retiramos los cupcakes del molde para dejarlos enfriar totalmente sobre la rejilla El frosting es una Crema de vainilla con la particularidad de que lleva un poquitín de harina. Ingredientes: 240 ml leche entera 20 g harina250 gr mantequilla pomada1 cucharadita de extracto de vainilla200 gr azúcar  Preparación: Mezclamos la harina con la leche hasta que quede lisa y sin grumos. Calentamos la mezcla a fuego medio, removiendo constantemente de 3 a 5 minutos hasta obtener una bechamel espesa. Dejamos templar (no enfriar del todo) en un bol aparte.Batimos la mantequilla hasta que blanquee y añadimos el azúcar poco a poco batiendo hasta que se integre. Incorporamos el extracto de vainilla. Agregamos la bechamel muy lentamente, a cucharaditas mientras seguimos batiendo a velocidad media hasta que el azúcar se haya disuelto totalmente. Dejamos enfriar en la nevera unos minutos antes de rellenar la manga y decorar. Espero que os haya gustado el post y que os animéis a hacerlos. Os sorprenderán.Personalmente sólo me queda decir que ya hemos alcanzado los 25.000 seguidores en facebook y estoy tremendamente agradecida por los comentarios tan cariñosos que recibo sobre mi libro. Además, tengo una novedad muy grande qué contar: A finales de noviembre iniciamos nuestra andadura en La tallerería de Miriam y Estíbaliz (Mensaje en una galleta) con el curso Super Cupcakes, dónde haremos ejercicios como el que veis en la foto. ¡¡¡Estoy feliz!!! Ah, que no me olvide!!! Bea también ha publicado hoy una receta de mis cupcakes arco iris, me encanta!!!

Seguir leyendo >>

Receta Tarta de pancakes con merengue y miel improvisada!!! Cupcakes a diario

Hoy no tocaba post pero he colgado una foto del desayuno que preparé ayer y han llovido las peticiones de receta a través de facebook. Ni había pensado en compartirla por lo sencillo que resulta prepararla. Ingredientes para las tortitas: 150 ml de leche entera 1 huevo L 125 gr harina 4 gr levadura 10 gr azúcar 1 pellizco de canela 1/4 cucharadita de vainilla en pasta Preparación: Tamizamos la harina junto con la canela y la levadura. Reservamos. Batimos la leche, el huevo y el azúcar. Incorporamos la vainilla y seguimos batiendo. Incorporamos la harina poco a poco y seguimos batiendo a velocidad media hasta que se integre. Ponemos la mezcla en una manga, calentamos bien una sartén antiadherente untada en mantequilla y vertemos un poco de la masa distribuyendo por toda la sartén de forma que nos quede una tortilla muy fina. Cocemos sólo unos segundos, damos la vuelta y casi al momento, retiramos del fuego y dejamos reposar en el plato. Repetimos el proceso hasta que terminemos con la masa. Para montar la tarta de pancakes he hecho un merengue italiano de limón. Fotos improvisadas con un "estiramiento" del ISO total. Pero es que no pensaba publicarlas!!! Ingredientes: (receta de mi libro) 7 gr albúmina en polvo (clara de huevo en polvo) 120 ml agua templada 120 gr azúcar 1/2 cucharada de jugo de limón Preparación: Hidratamos la albúmina con 65 ml de agua templada y mezclamos bien (dejamos reposar 20 minutos para que desaparezcan los grumos de la albúmina) Montamos las claras hasta que se formen picos firmes. Reservamos. Calentamos el agua restante con el azúcar hasta llegar al punto de bola blanda, aproximadamente 110-115º (el punto de bola blanda se consigue cuando al verter un poco del almíbar en agua fría se forma una bolita que podemos tomar entre los dedos y tiene textura, pero no se deshace) Incorporamos el almíbar a las claras montadas muy lentamente, en forma de hilo mientras seguimos batiendo a velocidad media hasta obtener un merengue blanco, brillante y muy estable. Montamos la tarta-pancake con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla grande redonda. Para "tostar" levemente el merengue podemos hacerlo con la ayuda de un soplador o incluso con el grill del horno (sólo unos segundos) Para coronar (y como no había suficiente contenido calórico con el merengue) me he recreado con un poco de miel. Resultado: Buenísimo. Sólo apto para días en los que necesitas un plus de energía para afrontarlos con éxito. Y como hoy no tocaba post, tampoco tocaba decir esto, pero atentos, muy atentos a la semana que viene, tenemos súper notición y me hace mucha ilusión!!! Os dejo también una muestra del interior de la maqueta del libro (me encanta), del apartado de cremas básicas: Buttercream, Swiss meringue Buttercream, Crema de queso, Crema de caramelo, Crema Chantilly, Ganache de chocolate blanco y Merengue italiano son las cremas que componen esta sección.

Seguir leyendo >>

Receta Mi Halloween en estado puro: Cupcakes de calabaza con chocolate y pistachos Cupcakes a diario

Me gustan las fiestas. No soy nada purista en eso de celebrar sólo las fiestas de la tradición de un país y dejar de celebrar las otras porque es lo que toca. Yo soy de las que se apunta a un bombardeo y más cuando esto me da la opción de crear cupcakes temáticos, una auténtico vicio de los buenos. Y la posibilidad de ser un poco creativa, me apasiona. Halloween es un campo minado a la creatividad a la vez que muy atractivo por la oscuridad y los tonos que conlleva. Se sale de lo común y eso es lo divertido para mí. Espero que también lo sea para vosotros. Ingredientes: (para 10-12 cupcakes tamaño estándar) 80 gr azúcar  70 ml. aceite de oliva suave 1 huevo XL 100 gr. harina 1 cucharadita levadura 1 pellizquito de canela 1 pellizquito de jengibre en polvo 100 gr puré calabaza 30 gr pistachos tostados 30 gr. gotas de chocolate negro o chocolate negro rallado Preparación: Precalentamos el horno a 170º y preparamos el molde con las cápsulas de cupcakes elegidas. Tamizamos la harina junto con la canela, el jengibre y la levadura en polvo. Batimos el aceite, el azúcar y el huevo hasta que se integren, la mezcla sea cremosa y el azúcar esté completamente integrado. Agregamos la harina muy lentamente y a velocidad mínima mientras seguimos batiendo. Retiramos de la batidora eléctrica e incorporamos el puré de calabaza mezclando suavemente con una espátula. Rallamos el chocolate si no es chocolate en gotas y trituramos levemente los pistachos. Añadimos a la masa y mezclamos para integrarlos. Rellenamos las cápsulas de los cupcakes hasta los 2/3 de su capacidad y horneamos 18-20 minutos a 170º o hasta que al pinchar con una brocheta en el centro de un cupcake, ésta salga seca (nunca abriremos la puerta del horno antes del minuto 15 de cocción aprox.) Retiramos del horno, dejamos reposar en el molde 2-3 minutos y pasamos a rejilla para su enfriamiento. Para decorarlos he hecho una crema de mantequilla de merengue suizo de chocolate blanco (swiss meringue buttercream) Ingredientes: 6 gr albúmina en polvo 60 ml agua 80 gr azúcar 250 mantequilla pomada 30 gr. chocolate blanco fundido (y dejado templar) Preparación: Hidratamos la albúmina con el agua y dejamos reposar hasta que desaparezcan los granos de la albúmina. Fundimos el azúcar en el microondas y dejamos templar. En un cazo que soporte el calor ponemos el azúcar y la albúmina al baño María. Vamos mezclando con el batidor de varillas hasta que el azúcar se disuelva totalmente asegurándonos de que el agua de debajo no llega a hervir (2 minutos aproximadamente) Pasamos la mezcla al bol de la batidora eléctrica y montamos hasta que obtengamos un merengue firme y brillante. Cortamos la mantequilla a daditos y vamos incorporando poco a poco al merengue. A la mitad del proceso de añadir la mantequilla, incorporamos el chocolate blanco (Asegurándonos de que esté templado y no caliente) y seguimos batiendo. Acabamos de incorporar la mantequilla y seguimos batiendo a velocidad media 2 minutos más. Teñimos la mitad de la crema con muy poquito colorante en pasta lila y naranja (he usado grape violet y peach de sugarflair) Ponemos las dos cremas en la manga pastelera, primero una cucharada de una y a continuación una cucharada del otro color para conseguir este efecto degradado-rayado. Decoramos con una flor hecha en pasta de flores teñida con colorante en pasta extra negro y realizada pétalo a pétalo con un cortador de pétalos de rosa. Texturizaremos cada pétalo con un nervador para conseguir dar mayor realismo. La tela de araña está hecha con un molde de silicona con motivos de Halloween. Ah... Éste es uno de los modelos que haremos para el curso de cupcakes de Halloween de este fin de semana. Lo voy a disfrutar como una enana!!! Y ya está por hoy!!! Sólo quiero dar las gracias a todos los que os pudisteis desplazar a la demo-presentación del libro del fin de semana pasado en Sabadell, me encantó conoceros!!! 

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes coco y menta, tutorial flores y lanzamiento del libro… Se me acumula el trabajo!!! Cupcakes a diario

Ha costado un poquito volver a publicar. Han sido días de muchos nervios y gestiones que nunca se acababan pero, por fin, ya vuelvo a estar en uno de los lugares en los que me encuentro más cómoda: Mi mini apartamento, mi blog. Esta receta  la tengo ya muy testada porque desde que la hice por primera vez hace tres semanas, la he repetido 4 veces más y siempre ha tenido un gran éxito, tal vez por lo insólito de la combinación, tal vez porque el interior queda tan jugoso que es imposible resistirse. De todas formas, he ido modificándola levemente hasta la definitiva que os presento hoy. Decorados o sin decorar, estos cupcakes vuelan. Ingredientes: 150 gr mantequilla pomada 170 gr azúcar 200 gr harina repostería 1/2 cucharadita levadura 1/4 cucharadita bicarbonato sódico 2 huevos L 80 ml leche semidesnatada 1 cucharadita vainilla bourbon en pasta 1 cucharada de jugo de limón 70 gr. coco rallado 25 gr. chocolate con menta sin azúcar Torras 4 ó 5 hojas de menta fresca Preparación: Precalentamos el horno a 170º y preparamos el molde con las cápsulas elegidas. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. Reservamos. Rallamos el chocolate con el rallador de malla grande. Reservamos. Batimos la mantequilla con el azúcar a velocidad media hasta que obtengamos una crema suave y bien ligada. Incorporamos entonces los huevos uno a uno (sin incorporar el siguiente hasta que emulsione el anterior y mejor si los batimos previamente) Agregamos la mitad de la harina muy poco a poco y a velocidad mínima. Añadimos la leche, la vainilla, el jugo de limón y el resto de la harina y seguimos batiendo muy lentamente. Cortamos las hojas de menta en pequeños trozos para que se noten lo menos posible al masticar pero proporcionen el aroma necesario. Añadimos el coco y la menta. Mezclamos bien hasta integrarlo totalmente con la masa. Rellenamos las cápsulas hasta los 2/3 de su capacidad. Horneamos 18-20 minutos a 170º o hasta que el pinchar con una brocheta, ésta salga limpia. Retiramos del horno, mantenemos en el molde 2 minutos y pasamos a enfriar sobre una rejilla. Para decorar he hecho una crema de queso que me encanta por lo ligera que queda (lejos de la consistencia de la crema de mantequilla) Ingredientes: 250 gr. mascarpone en crema 200 ml. nata líquida 35,1% materia grasa 100 gr. azúcar extra fino 1/4 de cucharadita de gelatina en polvo (opcional e ideal para darle un poco más de cuerpo a la crema sobre todo en casos de altas temperaturas) Aroma opcional (podéis poner aroma de menta, aroma de coco o extracto de chocolate, por ejemplo) Preparación: Tamizamos el azúcar. Ponemos en el bol de la batidora eléctrica el queso y la nata bien fríos.  Empezamos a montar a velocidad media mientras vamos incorporando el azúcar poco a poco. Incorporamos la gelatina. Terminamos de batir cuando hayamos obtenido una consistencia suficiente como para glasear con la manga. Reservamos en la nevera más o menos una hora antes de decorar nuestro cupcake. ¿Y para decorar? Filling flowers (son las flores que rellenan un ramo en el que las protagonistas son grandes flores como rosas, peonías o orquídeas) Necesitamos: rodillo, pincel, estambres, cortador, esteca punta estrellada, pasta de goma, colorante en polvo verde lima y almohadilla con incisiones. Estiramos la pasta de goma sobre uno de los agujeritos medianos hasta que quede bien fina. Retiramos la pasta de goma de la almohadilla y le damos la vuelta. colocamos sobre una superficie antiadherente y recortamos asegurándonos que lo que será el tallo de la flor quede en la parte central. Con nuestra flor en la almohadilla, volvemos a situarla dentro del agujero y con la esteca de punta, presionamos sobre el centro para crear el efecto cóncavo que necesitamos para darle realismo. Éste será el aspecto de nuestra flor una vez usada la esteca. Con la ayuda de un pincel fino "maquillaremos" levemente el centro de la flor para darle vida asegurándonos de retirar el exceso de colorante del pincel antes de colorear la flor Cortaremos nuestros estambres y los situaremos en el centro de la flor. Si quisiéramos que formara parte de un ramo sólo nos quedaría usar un alambre floral fino y ponerlo en el tallo de la flor. Y ya sólo me queda decir que ya está a la venta mi libro, que espero que os guste tanto como a mí me ha gustado hacerlo. El sábado estaré presentando el libro en la fira DIYMANIA de Sabadell y haré una demostración gratuita de glaseado y flores de azúcar. ¡¡¡Os espero!!!

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes sin azúcar segunda parte, el resultado de la búsqueda del tesoro y empieza la cuenta atrás… Cupcakes a diario

Finalmente he podido. Después de pasarme la tarde entera de ayer realizando mediciones de luz con la cámara para poder hacer unas fotos decentes de estos cupcakes mientras caía la tormenta, hoy el tiempo me ha dado una tregua al mediodía. Y aquí están las imágenes de mi segundo intento en la materia de cupcakes sin azúcar. Esta vez he vuelto a usar la manzana asada y su sírope como edulcorantes y me he ayudado de crema de cacao sin azúcar y con Stevia para rellenarlos. De esta manera, aunque la masa de bizcocho está un poco más sosa que la masa de bizcocho usual, el chocolate le da el punto que necesita.Sigo trabajando para mejorar la textura de la masa. ¡¡¡Lo conseguiré!!! Para rellenar los cupcakes con la crema de cacao he hecho unos pequeños "churros" de crema y los he congelado levemente para que endurecieran. Luego los he puesto en el centro del cupcake y he horneado con el chocolate dentro.Para decorar he usado nata líquida 35,1% de materia grasa bien montada y endulzada con una pizca del sírope que desprenden las manzanas cuando las asamos al horno. Ingredientes:140 gr. manzana asada hecha puré100 gr. mantequilla pomada2 huevos L120 gr. harina repostería1 cucharadita de levadura en polvo60 ml. nata líquida1 cucharadita del sírope que desprenden las manzanas en su cocción1 pellizco de canelaVainilla en rama (opcional para aromatizar las manzanas al horno)Crema de cacao con avellanas sin azúcar Preparación:Precalentamos el horno a 170º.Batimos la manzana asada junto con la mantequilla hasta conseguir una crema suave y bien ligada.Añadimos los huevos uno a uno sin incorporar el siguiente hasta que se haya incorporado el anterior.Tamizamos la harina junto con la levadura y la canela.Incorporamos la mitad de la harina a la masa y mezclar suavemente.Añadimos la nata, el sírope de la manzana y el resto de la harina e incorporamos hasta que le mezcla sea homogénea.Rellenamos las cápsulas hasta un poco menos de los 2/3 de su capacidad y ponemos en el centro de cada cupcake la crema de cacao que hemos dejado previamente y en bolitas en el congelador para que se endureciera levemente. Hundimos la bolita de chocolate en el cupcake. Horneamos 18 minutos a 180º.Retiramos del horno, dejamos enfriar sobre una rejilla y decoramos con nata montada endulzada levemente con una cucharadita del jugo de asar las manzanas y chocolate sin azúcar rallado. Ya están anunciados los premios y los ganadores de la búsqueda del tesoro con Mensaje en una galleta ¡Ha sido una experiencia genial! He disfrutado muchísimo de la búsqueda del tesoro y sí, es verdad que había que ponerle mucha imaginación buscando el término tesoro en chino o checo pero era necesario porque, de otra manera, el tesoro hubiera durado dos segundos como máximo. ¡Enhorabuena a todas! Y no quiero despedirme sin dar las GRACIAS con mayúsculas por la acogida que le estáis brindando al libro y por las reservas que estamos recibiendo a través de nuestra tienda online. Hemos intentando minimizar al máximo los gastos de envío y, por supuesto, si queréis el libro dedicado tan sólo tenéis que hacerlo constar en los comentarios.  Estoy deseando que llegue el día 25... ¿Sólo 16 días? Vértigo.

Seguir leyendo >>

Receta Helado de pera y chocolate negro & la búsqueda del tesoro con MEUG Cupcakes a diario

Esta entrada será corta, cortísima. No me puedo dedicar a la escritura creativa, hoy no. Y vamos a echarle la culpa a los verdaderos responsables de esta inconveniencia: Los señores de Ikea. Amo Ikea, siempre... O casi siempre. A mala hora se me ocurre que ya estoy harta y que tengo que redecorar la habitación del peque. Decido hacer un "yo me lo guiso, yo me lo como" y me pongo a cargar como una loca una cama de nosecuántos quilos para que cuando llegue el peque del fin de semana que ha pasado fuera, esté ya todo montadito. Error. Una mala postura en la carga de la camita y adiós a mi consentida espalda. Visitas al médico, pinchazos varios y aquí estamos, en la peor postura del mundo para escribir. Pero a mí, nadie me separa de mi post. He dicho. Ingredientes: 125 gr pera 1 cucharada de zumo de limón 250 ml de nata líquida (35,1% materia grasa) 30 gr azúcar 30 gr azúcar glas 1 cucharadita y media de azúcar invertido 25 gr de chocolate con 70% cacao rallado (he usado el rallador grande para que se notaran más los trozos) Preparación: Cortamos la pera a daditos y la mojamos bien con el zumo de limón.  La pasamos al robot de cocina o trituradora y hacemos un puré lo más fino posible.  En otro bol, montamos la nata a punto firme junto con el azúcar y el azúcar glas. Añadimos la pera y el azúcar invertido y mezclamos suavemente con una espátula. Agregamos el chocolate rallado y lo integramos muy suavemente con la espátula. Dejamos en el frigorífico 3 horas como mínimo y convertimos en helado pasando al bol de la heladera , que habremos mantenido en el congelador 24 horas tapado en bolsa de plástico hermética, y poniendo la heladera a funcionar durante 30-40 minutos (si no tenemos heladera, el proceso consiste en llevar al congelador e ir removiendo cada 20-30 minutos por aproximadamente 2-3 horas hasta conseguir la consistencia deseada) Sólo me queda hablaros de una iniciativa súper divertida que iniciamos esta semana con las chicas de Mensaje en una galleta, la búsqueda del tesoro. Si queréis saber más, pinchad aquí.Esta es la explicación del juego contada por Mensaje en un Galleta:Con muchísima ilusión, pero sobre todo con la generosa colaboración de las tiendas que aparecen en nuestro blog, hemos preparado un concurso que consiste en la búsqueda de un tesoro virtual, como nosotras  . Os contamos rápidamente en qué consiste. En un determinado día de la semana la tienda protagonista esconderá en uno o varios de sus productos el texto TESORO MEUG, que corresponderá a uno o varios tesoros. Tendréis que poner a prueba vuestro ingenio para ser los primeros en encontrarlo(s) y cuando lo hagáis tendréis que escribirnos un correo electrónico a la siguiente dirección concurso@mensajeenunagalleta.com con el enlace al tesoro, es decir, al producto. Los primeros en descubrir el (los) tesoro(s) lo recibirán en casa. Anunciaremos los ganadores cada lunes, así como cuál será la siguiente isla del tesoro. ¡¡¡Suerte y a bucear en la tienda a la búsqueda del tesoro!!!

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes de arándanos y chocolate negro Cupcakes a diario

Esta semana ya sí. Terminaron las vacaciones intermitentes y nos ponemos las pilas. Este verano está siendo muy productivo y me ha dejado mucho tiempo para ir probando y preparando muchísimas cosas que vamos a empezar a desvelar ya. Los protagonistas de este post son unos cupcakes extra jugosos e impresionantes al paladar así que no quise hacer una crema complicada para adornarlos porque su base se merecía todo el interés de por sí. De hecho, dividí toda la masa que me salió y aproveché para estrenar unas cápsulas de muffin rayadas que me moría de ganas de probar (hice 3 muffins grandes y 10 cupcakes tamaño estándar) Aún así, me animé con una ganache de chocolate con arándanos que combina a la perfección con la base de arándanos. La apliqué con una espátula y luego fui "pellizcando" con una cucharita para "desmontar" el copete que había alisado antes (montar para desmontar, es mi sino) Ingredientes: 190 gr. mantequilla pomada 150 gr. azúcar 3 huevos L 200 gr. harina de repostería 1 cucharadita de levadura en polvo 15 gr. chocolate negro rallado (yo he usado chocolate negro con arándanos de Torras) 80 ml. suero de leche (buttermilk) 100 gr. arándanos frescos 1/2 cucharadita vainilla bourbon en pasta Preparación: Precalentamos el horno a 170º. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren. Añadimos los huevos uno a uno (sin añadir el siguiente hasta que se incorpore el anterior) Tamizamos la harina junto con la levadura y vamos agregando muy poco a poco hasta incorporar la mitad de la cantidad (batiendo a velocidad mínima con la batidora eléctrica o manualmente con la ayuda de una espátula) Añadimos el suero de leche y seguimos mezclando suavemente. Incorporamos el resto de la harina y la vainilla y seguimos batiendo con suavidad. Agregamos el chocolate rallado y los arándanos cortados en daditos (guardamos unos pedacitos para poner manualmente sobre la masa para que queden en la superficie del cupcake) y terminamos de emulsionar. Rellenamos las cápsulas hasta los 2/3 de su capacidad y coronamos con los daditos de arándano que hemos reservado. Horneamos 18 minutos a 170º. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Ingredientes para la crema ganache de chocolate: 150 ml. nata líquida 35,1% materia grasa 225 gr. chocolate negro (yo he usado chocolate sin azúcar con arándanos de Torras) ¡Es que estas cápsulas son preciosas! Preparación: Llevamos la nata a ebullición, retiramos del fuego e introducimos el chocolate. Batimos hasta que éste se funda completamente. Dejamos enfriar unas horas a temperatura ambiente y guardamos en el frigorífico 4-5 horas como mínimo. Retiramos de la nevera, dejamos 15 minutos a temperatura ambiente y la montamos levemente. ¡Y ahora la sorpresa! Cupcakes a diario colaborará con Chocolates Torras en un curso especial de cupcakes que se celebrará en Barcelona el sábado 28 de septiembre en horario de mañana. ¿Lo mejor de todo? Que desde nuestra página de facebook, el lunes día 2 de septiembre lanzaremos el sorteo de 6 plazas entre los seguidores del blog, de facebook y twitter. No os lo podéis perder, lo vamos a pasar genial. Pero no se acaba todo ahí: Además del curso y, gracias a Chocolates Torras, cada participante se llevará un regalito a casa (¡Yo ya sé qué es y estoy deseando que lo tengáis en vuestras manos!)Pd. Y sí, hemos dejado las vacaciones atrás pero irán llegando las sorpresas una tras otra. Así que sólo me queda insistir en lo que no me cansaré nunca de decir: Sin vosotros, nada de esto sería posible. Millones de gracias, de corazón.

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes de kiwi y chocolate blanco sin azúcar. Buscando el mejor cupcake sin azúcar del mundo… Cupcakes a diario

Me he propuesto un nuevo reto: Conseguir un cupcake sin azúcar rico, con el menor número de calorías posible y, a poder ser, sin tener que emplear muchos edulcorantes extras para sustituir el azúcar. En mi búsqueda he conseguido un buen sabor y una textura que no está nada mal. Eso sí, que nadie piense que tiene el grado de dulzura que le proporciona el azúcar porque el experimento no va por ahí. No trato de conseguir la bomba de dulzura de un cupcake con su crema de mantequilla pero sin azúcar,  en eso soy muy realista, quiero encontrar algo un poco más equilibrado pero que pueda comerme sin pensar que estoy tomando edulcorantes artificiales 100% Hace muchos años usaba la fructosa como edulcorante pero, investigando un poco más, he descubierto que no se debe abusar de ella (además de que endulza demasiado para mi gusto) El primer experimento lo hice con estevia porque me lo recomendaron como endulzante natural pero, además de que su sabor no me convenció en absoluto, investigué un poco más y no me quedé muy convencida de sus múltiples usos en la cocina. Leí mucho sobre el sírope de ágave pero lo descarté por su alto contenido calórico. También me hablaron de la tagatosa y la sucralosa pero en esos momentos mi cerebro ya empezaba a hervir y necesitaba chillar para asegurarme de seguir fiel a mi misión. Entonces recordé las famosas manzanas al horno de mi padre y aquel "sírope" que desprenden una vez hervidas y decidí hacer el invento: Usar el puré de manzana y el líquido natural que desprenden las manzanas en su cocción como endulzantes naturales. Sabía que no iba a ser suficiente así que el complemento ideal era la fruta en trozos, en este caso, el kiwi. Me faltaba un tercer ingrediente, el ingrediente trampa: Chocolate blanco sin azúcar. En este caso lo tuve muy fácil porque encontré un chocolate riquísimo sin azúcar que además tiene kiwi. Está claro que el chocolate sí que tiene endulzantes (por eso lo llamo ingrediente trampa) pero su participación en la masa es la del guardaespaldas ideal y no condiciona para nada mi intención inicial. Ingredientes: 120 gr. manzana asada hecha puré (yo he usado 2 manzanas golden ecológicas) 2 huevos 90 ml. aceite de oliva suave  140 gr. harina  1 cucharadita de levadura 70 gr. kiwi cortado en daditos 20 gr. chocolate blanco con kiwi rallado 1 cucharadita y media del jugo de asar las manzanas Preparación: Lavamos muy bien las manzanas y las asamos al horno 20 minutos a 180º, las pelamos y las trituramos para conseguir un puré muy fino. Dejamos enfriar. Batimos los huevos a velocidad media junto con el puré de manzana. Incorporamos el aceite y batimos lo justo para que se integre.  Tamizamos la harina junto con la levadura y la añadimos a la masa poco a poco y a velocidad mínima (o podemos retirar de la batidora eléctrica y mezclar cuidadosamente con la ayuda de una espátula) Cortamos un kiwi en pequeños dados, rallamos el chocolate blanco y agregamos a la masa mezclando muy suavemente. Rellenamos las cápsulas hasta los 3/4 de su capacidad. Horneamos 18 minutos a 180º, retiramos del horno, dejamos en el molde durante un par de minutos y pasamos a una rejilla de enfriamiento. El resultado es una masa húmeda y poco saturada de azúcar. A los muy golosos, el primer bocado les sabrá un poquitín soso pero después de éste, el sabor de la fruta predomina y se encuentra el punto justo. ¿Y el glaseado? Ahí estaba lo más difícil... ¿Cómo iba a conseguir una crema de mantequilla, un merengue o una crema de queso sin azúcar y además que no fuera altamente calórica? En este punto, me perdí totalmente.  He descubierto la gran cantidad de sabores que tienen en Chocolates Torras.Mi próxima víctima será una tableta de chocolate negro con arándanos. Al final recurrí a 250 ml de nata líquida para montar (35,1% materia grasa) y le añadí un par de cucharaditas de un nuevo descubrimiento que está riquísimo: Crema de cacao sin azúcar con stevia de Torras. Está genial y súper rica, aunque, como todo lo que está bueno, tiene calorías pero endulza suficiente en pequeñas dosis.Seguiremos practicando en la misión SIN AZÚCAR, prometido!!! (porque además será genial para la dieta que YA estoy totalmente obligada a empezar)

Seguir leyendo >>

Leyenda:
Receta Recetas con instrucciones, ingredientes y trucos para la preparación.
Idea Ideas sueltas, normalmente sin instrucciones pero con fotos del resultado final del postre o tarta.
Análisis Reportajes de cursos, tiendas, eventos de ferias de repostería, quedadas, etc... Todo visto desde la perspectiva del alumno/cliente.