Página web Cupcakes a diario

Cupcakes a diario

Recetas
57
Web
Entrar
Visitas
39/semana
Posición
7
Receta Cupcakes de chocolate con naranja y avellanas y el merengue italiano definitivo para glasear. Cupcakes a diario

Que me gusta el chocolate no es ningún secreto y que le tengo mucho respeto, también. Cuando llegó a mis manos el chocolate para repostería sin azúcar de Chocolates Torras supe sin dudas que sería mi preferido de la gama. Chocolate y naranja: la combinación de las combinaciones. En mis tardes de adolescente en la heladería de siempre, practiqué una tremenda cabezonería marca de la casa y me negaba probar todo sabor novedoso que me ofrecieran (el helado de pitufo era el preferido de mi pandilla de amigos) Yo insistía en mi eterna combinación de chocolate y limón.  Con los años he ido bajando la intensidad de mi paladar y disfrutando un poco menos de la acidez del limón (que además es una bomba de relojería en mi estómago), así que la combinación perfecta para mí continúa siendo la del chocolate con un cítrico un poco más dulce, la naranja en este caso. La base de estos cupcakes se puede decorar y glasear para que luzcan como los cupcakes que son, pero os aseguro que cuando los probéis, decoraréis sólo la mitad (la otra mitad, inevitablemente descansará en vuestro estómago plácidamente) Los de la foto que sigue son un ejemplo de los que no llegaron a decorarse. Usé el mismo tipo de cápsulas pero con estampado de leopardo rosa. Pero ni se os ocurra dejar de hacer este merengue italiano de caramelo y vainilla, no tiene complicaciones y además es una apuesta segurísima como contrapunto a la pesadez de las cremas de mantequilla. Cupcakes de chocolate con naranja y avellanas Ingredientes: (para 16 unidades aproximadamente) 2 huevos L 45 gr azúcar 45 gr azúcar moreno 80 ml aceite de oliva suave 120 gr harina 40 gr cacao en polvo sin azúcar Torras 1 cucharadita de levadura química en polvo 50 gr avellanas picadas 1/2 cucharadita de ralladura de piel de naranja 2 cucharadas de zumo de naranja 120 gr nata fresca (nata agria, crème fraiche) 45 gr chocolate rallado (70% cacao) 45 gr chocolate de repostería con naranja Torras Preparación: 1- Precalentamos el horno a 160º y preparamos la bandeja con las cápsulas elegidas (¡Por fin! Wilton se ha puesto las pilas en cuanto a cápsulas que no transparentan, estas Color Cups permanecen más que intactas después del horneado) 2- Tamizamos la harina junto con la levadura y el cacao. Reservamos. 3- Picamos las avellanas lo más pequeñas que podamos y añadimos al bol donde teníamos reservada la harina y el cacao. 4- Batimos los huevos con el azúcar hasta que se integren. 5- Incorporamos el aceite poco a poco mientras seguimos batiendo a velocidad media. 6- Agregamos un tercio de la mezcla de la harina mientras batimos a velocidad mínima. 7- Añadimos la mitad de la nata y seguimos batiendo. 8- Incorporamos el otro tercio de harina. 9- Añadimos el zumo y la ralladura de naranja y el resto de nata. 10- Agregamos la harina restante, el chocolate rallado y el chocolate con naranja. Batimos hasta integrar. (Es importante que los últimos pasos desde que añadimos la harina lo hagamos a la velocidad mínima de nuestra amasadora o directamente, mezclamos con paciencia y suavemente con unas varillas manuales) 11- Horneamos 22 minutos a 160º o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia.  12- Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Merengue italiano de vainilla y caramelo. Para que el merengue adquiera el sabor a caramelo no le he añadido ningún saborizante extra, simplemente he trabajado el almíbar utilizando azúcar moreno (ha tardado un poco más en alcanzar el punto de bola que el azúcar blanco porque he trabajado a una temperatura mínima por miedo a quemar el azúcar) Ingredientes: 1 cucharada de albúmina en polvo 120 ml agua 120 gr azúcar moreno 1/2 cucharadita de vainilla bourbon en pasta Preparación: 1- Hidratamos la albúmina con 65 ml de agua templada y mezclamos bien (dejamos reposar 20 minutos para que desaparezcan los grumos de la albúmina) 2- Montamos la albúmina hasta que se formen picos firmes. Reservamos.3- Calentamos el agua restante con el azúcar hasta llegar al punto de bola blanda, aproximadamente 110-115º (el punto de bola blanda se consigue cuando al verter un poco del almíbar en agua fría se forma una bolita que podemos tomar entre los dedos y tiene textura, pero no se deshace)4- Agregamos la vainilla a las claras sin empezar a batir aún.5- Incorporamos el almíbar a las claras montadas muy lentamente, en forma de hilo mientras batimos a velocidad media hasta obtener un merengue brillante y muy estable.6- Ponemos la crema en la manga con una boquilla de estrella abierta (tipo 1M) y a glasear!!!Para decorar estos cupcakes quería hacer algo que cuadrara con el print animal de las cápsulas, así que utilicé una plantilla SK e hice unos molinillos con mitad pasta de goma, mitad fondant. La idea de los molinillos la tomé de The Tomkat StudioOs dejo un pequeño tutorial: 1- Fijamos la plantilla o stencil encima de la pasta de azúcar ya estirada y pasamos el rodillo para marcar el relieve  2- Pintamos los huecos con colorantes en polvo marrón, marrón claro y negro. Yo he usado marrón chocolate, negro mágico y una mezcla de marrón chocolate y amarillo ácido (para conseguir un color mostaza intenso) 3- Levantamos con cuidado la plantilla o stencil. Tapamos con papel de film para que no se seque. 4- Estiramos pasta marrón oscuro y la ponemos debajo de la masa que lleva la textura de leopardo. 5-  Cortamos cuadrados y con un cúter hacemos los cortes para hacer los pliegues del molinillo. 6-  Doblamos las puntas de los molinillos y ponemos una bolita de pasta de azúcar en el centro (podemos fijarla con un pelín de pegamento comestible) 7- Dejamos secar nuestros molinillos de un día para otro. Los fijamos en un palito de lollipop (yo lo he teñido con un poco de americolor ivory para que no desentonara con el molinillo) con un poco de glasa real y dejamos secar totalmente medio día más. Si no nos queda muy perfecto por detrás podemos poner una pequeña tira de pasta de azúcar como a modo de junta entre el lollipop y la parte posterior del molinillo (para tapar el montoncito de glasa real que hemos usado como pegamento) Sólo me queda desear que paséis un feliz fin de semana. El lunes empezamos nuestro taller online Super Cupcakes, podéis inscribiros en este link Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Galletas-bolsos con transfer de chocolate… Las tres premisas: Resultones, deliciosos y sencillos. Cupcakes a diario

No le tenía cogido el punto a este cortador. Por más que lo miraba no era capaz de ver en él un diseño con glasa. Las imágenes en que lo veía convertido en galleta y decorado con fondant no me convencían y quería hacer algo distinto de las galletas pintadas que tanto he disfrutado haciendo últimamente.  Pensé en usar chocolate para decorarlas pero miraba la colección de transfers y seguía sin ver el cómo. Sólo me decidí a decorarlas con el transfer de encaje viendo un escaparate en una tienda de bolsos y zapatos: Un bolso de encaje con flores y fondo rosa se erigía como un rey y me llamaba a gritos. No me lo compré, no. Pero decidí cómo serían mis galletas-bolso. Y hasta aquí la aventura del bolso. La receta de las galletas no tiene ningún secreto porque usé el preparado de harina y azúcar para galletas de Funcakes (a pesar de no ser muy partidaria de los preparados, tengo que reconocer que me encanta cómo consigue redondear las galletas, cosa que me resulta estéticamente bonita para según qué galletas vaya a hacer, además de estar riquísimo) Para hacer el agujerito del asa del bolso he usado una boquilla Wilton grande (1M, 2D, 4B...) Preparar el transfer es bastante sencillo: 1. Calentamos chocolate (he usado chocolate de cobertura Torras 70% cacao) al baño María. 2. Dejamos templar el chocolate poniéndolo al baño María pero esta vez con agua helada para enfriarlo hasta que alcance una temperatura de unos 27º aproximadamente. 3. Volvemos a calentar el chocolate al baño María hasta que alcance la temperatura de 32º. 4. Vertemos el chocolate atemperado sobre la lámina del transfer (con la parte que tiene la manteca de cacao encima) 5. Con la ayuda de una paleta estiramos el chocolate sobre toda la superficie del transfer hasta que tenga un grosor aproximado de 3 mm. 6. Dejamos en el frigorífico hasta que el chocolate adquiera un tono mate. 7. Cortamos los bolsos con la ayuda del cortador metálico. 8. Ponemos de nuevo en el frigorífico al menos 15 minutos más. 9. Retiramos del frigorífico y con cuidado separamos la hoja de transfer de nuestros bolsos de chocolate. 10. Fundimos un pelín de chocolate y lo usamos como "pegamento" para fijar nuestros bolsos de chocolate sobre la galleta. Sólo me queda desear que hayáis pasado una feliz Semana Santa y anunciar que el próximo sábado estaré en la feria DIY de referencia: El Hand Made Festival de Barcelona en el recinto de Montjuich.  Será el sábado en un curso especial para aprender a hacer rosas, crisantemos y glaseados perfectos. El curso está organizado por la editorial Planeta y además de tener un fantástico precio, el curso incluye un ejemplar de mi libro de recetas y tutoriales. Podéis hacer vuestra reserva aquí. ¡Os espero! Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes de vainilla y macadamia con mascarpone escondidos detrás de una jaula de galleta. Cupcakes a diario

La culpa de la ambientación de este post la tiene el cortador de jaulas de Cakes by Bien. Yo no soy una experta en galletas decoradas pero desde que mi marido me lo regaló, no pude parar de mirarlo buscándole una utilidad distinta, algo que fuera un poco más original.  Al final, decidí que la jaula de galleta sería como una máscara que cubriría una receta que tuviera un sabor especial. Probé el helado Häagen-Dazs de vainilla y macadamia muy tarde en mi vida y casualmente no fue en España, fue en un viaje a Luxemburgo con mi amigo Thomas, en una noche de "no cena", de sofá, película y litros de helado. Ese es el motivo de la combinación de sabores en esta receta. La preparación de la jaula de galleta no fue muy sencilla de planteamiento para mí porque tengo poca experiencia en galletas algo flexibles y eso es lo que necesitaba, que no se rompieran al curvarlas. Así que, es un lujo para mí poder contar con Miriam y Estíbaliz de Mensaje en una galleta y su definitiva receta de galletas de vainilla. Miriam me explicó lo que tenía que hacer: Sustituir una parte del azúcar de la receta por glucosa, y así lo hice. Al final, la receta quedó con estas proporciones: 200 gr mantequilla 100 gr azúcar glas50 gr glucosa 1 huevo 1 cucharadita de vainilla en pasta 1/2 cucharadita de sal 400 gr harina Para poner la jaula en el horno el tema se complicaba porque necesitaba un soporte de media esfera alargado que soportara la temperatura del horno. Después de mucho pensarlo y no encontrar esa media esfera,  decidí que hornearía sobre un soporte redondo. Para evitar que se moviera dentro del horno, puse papel de aluminio como si fuera la bandeja sobre la que se soportaba. De todos modos, tuve que tener muchísimo cuidado al sacar del horno porque si se movía el papel de horno, podían romperse las galletas. No pude evitar que las galletas se extendieran un poquito hacia abajo porque no tenían tope, por eso os digo que lo mejor hubiera sido una forma semicircular debajo. Para decorar las galletas usé la misma técnica del post de las galletas para Simón (que también es una técnica de Mensaje en una galleta) e hice con glasa los barrotes de la jaula, los pinté con pintura metálica plata y un pincel muy finito. También hice los pajaritos de galleta con unos cortadores de Cakes by bien. Espero que os guste el resultado. La verdad es que una vez terminado, me pareció que había conseguido algo bastante cercano a lo que yo buscaba: una máscara de galleta para un recetón que bien lo merecía. Cupcakes de vainilla, macadamia y mascarpone Ingredientes: 2 huevos L 100 gr azúcar 60 ml aceite de oliva 130 gr harina 1 cucharadita de levadura en polvo 125 gr queso mascarpone en crema 1 cucharadita de vainilla bourbon en pasta 30 gr. nueces de macadamia Preparación: Precalentamos el horno a 170º y preparamos la bandeja con las cápsulas elegidas. Tamizamos la harina junto con la levadura. Reservamos. Picamos las nueces hasta conseguir un tamaño pequeño (pero que no sea polvo, queremos que se note el toque crujiente en la base del cupcake) Reservamos. Batimos los huevos con el azúcar hasta que emulsionen bien. Añadimos el aceite poco a poco mientras seguimos batiendo a velocidad media-baja. Incorporamos el queso y seguimos batiendo. Agregamos la harina muy lentamente, a cucharadas, mientras batimos a la velocidad mínima hasta que se integre. Retiramos el bol de la batidora e incoporamos las nueces a la masa, mezclando suavemente con una espátula hasta que se repartan bien. Rellenamos las cápsulas de los cupcakes hasta los 2/3 de su capacidad y horneamos 20-22 minutos a 170º o hasta que, al pinchar con una brocheta, ésta salga seca. Retiramos del horno, esperamos a que la bandeja no queme (1-2 minutos) y retiramos los cupcakes para pasarlos a rejilla de enfriamiento. Para decorar estos cupcakes usé una de mis recetas de cabecera pero le añadí tres cucharaditas de pasta de macadamia para "cuadrar" el sabor de la receta. Crema de queso de macadamia Ingredientes: 250 gr queso mascarpone 200 gr nata líquida para montar 35,1% de materia grasa 100 gr azúcar extra fino 2 cucharaditas y media de pasta de macadamia 1/2 de cucharadita de gelespessa (goma xantana) o 1/2 cucharadita de instangel (gelatina en polvo)* Preparación:  Batimos el queso y la nata bien fríos mientras vamos añadiendo el azúcar previamente tamizado a cucharaditas. Hacemos este proceso de montado a velocidad media. Cuando veamos que le queda muy poquito tiempo de montado (en el caso de mi batidora 2 minutos y medio es suficiente) añadimos la pasta de macadamia y el estabilizante. Realizamos un último batido rápido a velocidad máxima para incorporarla. *La goma xantana o la gelatina en polvo las añado para darle algo más de consistencia a la crema, para que me sea más sencillo que los bordes del glaseado queden más lisos a pesar de ser una crema que incorpora mucho aire en su preparación.Y... siguiendo mi obsesión por las jaulitas, ya tengo el cupcake jaula y la galleta jaula ¡Sólo me queda la tarta! Esta es una imagen del proyecto de fin de curso de mi curso online Super Cupcakes en La Tallerería. Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Tarta de vainilla “chispeada” de Chocolate con frutas del bosque Cupcakes a diario

Hoy empiezo el post con una confesión: Tal como odio los tropezones en los yogures, me apasiona encontrar trocitos en los bizcochos. Nunca puedo negarme a poner frutas frescas cortadas o frutos secos escasamente triturados que le den un punto distinto al bizcocho. Con estas "chispas" del nuevo chocolate para repostería de Torras, mato dos pájaros de un tiro. Tengo el sabor y la intensidad del chocolate negro y tengo el punto ácido de los frutos del bosque que lo acompañan. Tienen un tamaño distinto, mucho menor que unas gotas de chocolate al uso y se reparten homogéneamente proporcionando un toque sutil en toda la tarta y un toque más intenso y un poco crujiente en la parte dónde te sorprende una chispa de mayor tamaño. Me encanta como quedan en el corte, el bizcocho gana en aspecto. Ingredientes: (para un bizcocho de 15 cm) 3 huevos L 100 gr azúcar 100 gr harina 1 cucharadita de vainilla en pasta 30 gr de chocolate con frutos del bosque Torras Preparación: Precalentamos el horno a 180º y engrasamos el molde (yo he usado uno de 10 cm x 10 cm de alto pero me ha sobrado masa, por eso os indico que con esta cantidad de la receta podéis hacer una tarta de 15 cm) Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve, bien firmes. Reservamos. Batimos las yemas con el azúcar hasta que se integren y añadimos la vainilla en pasta. Retiramos el bol de la batidora eléctrica e incorporamos las claras al bol mezclando muy lentamente con movimientos envolventes (para que no nos "baje" mucho la mezcla) Una vez integradas las claras, empezamos a añadir la harina (previamente tamizada) a cucharadas, mientras seguimos mezclando suavemente para no echar a perder el aire incorporado en la masa. Agregamos el chocolate y mezclamos suavemente. Horneamos 30 minutos aproximadamente a 180º, vigilando la cocción (y sin abrir la puerta del horno) A partir del minuto 25 podemos comprobar la cocción y si vemos que nos parece ya hecho, simplemente pinchamos con una brocheta, si ésta sale limpia, el bizcocho ya estará listo. Cerramos la temperatura del horno y abrimos la puerta, dejamos circular el aire con el bizcocho en el horno durante aproximadamente 2 minutos y retiramos a rejilla. Dejamos en el mismo molde durante 10 minutos aproximadamente, desmoldamos y dejamos en rejilla de enfriamiento.  Para rellenar y cubrir: Envolvemos el bizcocho en papel de film y llevamos a la nevera por unas horas para que tome cuerpo y sea más sencillo de cortar sin desmigar. Retiramos de la nevera y nos aseguramos que el bizcocho esté nivelado (podemos ayudarnos de un nivel) Si ya está recto, cortamos con la ayuda de una lira para conseguir cortes iguales y poder rellenar. Preparamos nuestra crema de mantequilla de merengue suizo de frambuesa (SMBC) Ingredientes: 6 gr albúmina en polvo 60 ml agua 80 gr azúcar 220 gr mantequilla pomada 2 cucharaditas de pasta de frambuesa Preparación Hidratamos la albúmina con el agua. Dejamos reposar hasta que se disuelva del todo, mezclando con fuerza para eliminar los grumos de la albúmina. Ponemos el azúcar y la albúmina al baño María sólo hasta que el azúcar se disuelva (tenemos que tener cuidado de no pasarnos con la temperatura, sólo hasta que ya no se noten los granitos del azúcar) Pasamos al bol de la batidora y montamos el merengue hasta conseguir que esté brillante y firme. Cortamos la mantequilla a temperatura ambiente en dados y la vamos incorporando al merengue poco a poco mientras seguimos batiendo a velocidad media (llegará un momento que parecerá que ser corta, pero si seguimos batiendo, la crema se volverá suave y brillante)Incorporamos dos cucharaditas de pasta de frambuesa e incorporamos con un último batido. Sólo nos queda cubrir la tarta y decorarla. Para este caso he usado fondant Sweet Art. Me lo recomendó María, compañera en La Tallerería y profesora del curso de Tartas perfectas, no lo había probado aún y tengo que decir que es el fondant con el que me parece más sencillo forrar hasta el momento, no se quiebra en absoluto. Aunque tiene un ligero sabor cítrico, está muy rico. Sigo prefiriendo forrar con fondant Squires Kitchen para otros sabores de tartas en los que el cítrico no cuadra, pero Sweet Art me parece una excelente opción.Para decorar, he hecho unas amapolas pequeñas de pasta de goma con los cortadores de pétalo de rosa. Las hojas están marcadas con un nervador que les da un realismo que no consigo con el cortador con expulsor y maquilladas según el tutorial que tengo en el blog (aunque en este caso no las barnicé, las dejé al natural, sin brillos)La tarta no está excesivamente decorada, tiene pocos detalles pero creo que, aún con poco, el aspecto final es bastante resultón y podría ser la protagonista de cualquier celebración especial.Antes de irme, recordad la promoción que tenemos ahora en la tienda con la gama de chocolates para repostería de Torras: Por la compra de dos unidades, regalamos 300 gr de chocolate 70% de cobertura (el que yo uso para la ganaché y para las coberturas) Espero que os haya gustado el post... ¡Feliz fin de semana a todos! Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Tigretones caseros con paso a paso Cupcakes a diario

Este post era totalmente necesario después de las Panteras rosas caseras.  Sobre todo después de que rememorara esas tardes con mi prima Eugenia, merendando pastelitos y Cacaolat, riéndonos e intentando no manchar el impoluto comedor de mi tía Isabel (un ser tan perfecto que a mí me parecía que un día se iba a romper como la porcelana)  Yo era más pequeña y regordeta que mi prima Eu y ella me parecía el ser más maravilloso de la tierra. Delgadísima y con la postura grácil que yo no tendría jamás. Siempre comía pastelitos de dos en dos y parecía no engordar. Yo sólo comía porquerías (como mi madre las llamaba y las sigue llamando a pesar de que es una auténtica adicta al dulce) muy de tanto en tanto porque mi tendencia a engordar era tremenda... La misma que ahora, para qué nos vamos a engañar. Este post, como el de las Panteras, es una receta que a mí me ha apasionado hacer y a los de casa les ha encantado probar. Así que para mí, panteras y tigretones son ya indispensables. Tigretones caseros Ingredientes para la masa de los Tigretones: 2 huevos L 100 gr azúcar 50 gr harina de almendra (o almendra en polvo muy fina) 4 cucharadas de maicena 1/2 cucharadita de levadura en polvo 1/4 cucharadita de vainilla en pasta 10 gr cacao puro en polvo sin azúcar Preparación: Precalentamos el horno a 170º y engrasamos el molde pincelándolo con mantequilla o aplicando un spray desmoldante. Tamizamos la maicena, la levadura y el cacao. Reservamos. Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que se integren. Añadimos todos los ingredientes secos (almendra y mezcla de harina y cacao) poco a poco, batiendo a velocidad mínima. Incorporamos la vainilla y realizamos un último batido suave. Rellenamos los huecos de nuestro molde hasta algo menos de la mitad de su capacidad y horneamos 11 minutos a 170º aproximadamente. Retiramos del horno y dejamos reposar en el molde dos minutos y retiramos con mucho cuidado de no romper las pequeñas planchas de bizcocho. Relleno y cobertura: Para rellenarlos he usado mermelada de albaricoque y nata para montar con 35,1% de materia grasa. He montado 250 ml de nata con dos cucharadas de azúcar extra fino y 1 cucharadita de gelespessa para darle más estabilidad a la nata y conseguir que aguantara bien en los pastelitos. Para cubrirlos he usado chocolate de cobertura 70% cacao de Torras. Y aquí os dejo el paso a paso en imágenes una vez batida la masa de bizcocho: Rellenamos los huecos de nuestro molde hasta la mitad aproximadamente y horneamos.Damos un pequeño golpecito al molde sobre la encimera para eliminar las burbujas de la masa. Retiramos con cuidado del molde y dejamos sobre un papel de horno Ponemos un papel de horno encima  Vamos recortando el papel de cocina para poder enrollar individualmente cada pastelito Los enrollamos con cuidado, haciendo una ligera presión y los  dejamos enfriar totalmente en una rejilla  Desenrollamos el papel de cocina con delicadeza para no romper los rollitos de bizcocho Este es el aspecto que deben tener una vez retirado el papel de horno Desenrollamos con cuidado y ponemos una primera capa de mermelada de melocotón.  La estiramos bien por toda la superficie del pastelito dejando una capa bien fina. Hacemos lo mismo con la nata, la ponemos como segunda capa y alisamos bien hasta  obtener una capa fina (si la hacemos muy gruesa, todo el pastelito desbordará y no  será nada fácil cerrarlo) Enrollamos todos los pastelitos con cuidado y sin hacer presión para evitar que la nata y la mermelada desborden el pastelito (si desbordaran un poco, podríamos retirar con una espátula pero vamos a intentar que nos quede lo más perfecto posible el acabado para no tener luego dificultades a la hora de cubrirlos con el chocolate) Llevamos a la nevera una hora como mínimo. Fundimos el chocolate al microondas o al baño María hasta que esté bien fundido y procedemosa atemperarlo. Enfriamos el chocolate poniendo el bol sobre otro bol con agua muy fría(como si estuviera al baño María pero con agua fría) hasta que alcance una temperatura de unos 27º aproximadamente. Volvemos a calentar al baño María o al microondashasta que alcance una temperatura de 32º.  Volteamos los pastelitos sobre el chocolate fundido y dejamos secar sobre una bandejacubierta con papel de horno. Llevamos a la nevera para que el chocolate solidifique. Consejos o aclaraciones:· He atemperado el chocolate para evitar las indeseables manchitas que le salen cuando no atempero y también para que endurezca bien. Si no tenéis termómetro y no hacéis el atemperado, esperad al menos a que el chocolate no esté recién fundido y se haya templado un poquitín. · Como están rellenos de nata, estos tigretones necesitan nevera sí o sí. No podéis conservarlos dos días fuera de la nevera. Si quisierais una mayor durabilidad del interior, podríais recurrir al mismo relleno que usé en las panteras rosas. Por supuesto esta afirmación cae en saco roto si los hacéis en verano o con temperaturas exteriores altas. Entonces la nevera es indispensable pongáis el relleno que pongáis porque el chocolate se derretirá. · No os animéis rellanando mucho, lo mejor es hacer una prueba con el primer pastelito para saber el grosor de relleno que no hará desbordar el pastelito cuando lo enrolléis. Enrollad con delicadeza y sin hacer mucha presión. La verdad es que el molde para mini pastelitos me ha solucionado mucho todo el trabajo porque es de la medida exacta del pastelito y no me obliga a cortar y a medir con el riesgo de desmigar el bizcocho. Nada más por hoy, espero que os guste la receta y lo más importante, que la hagáis y la disfrutéis también. Estad atentos a la tienda el lunes, estamos preparando una promoción con la gama de chocolates para repostería de Torras que os va a encantar. ¡Feliz fin de semana! ¡Animaos a comentar! (últimamente casi todos los comentarios me llegan mayoritariamente a través de las redes sociales y me encanta poder tenerlos aquí para poder releerlos cuando recuerdo las recetas) Por cierto... ¿Sois de Pantera o Tigretón? Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Mini tarta de frambuesas y yogur griego Cupcakes a diario

La semana pasada fueron los arándanos y hoy les toca el turno a las frambuesas. Me gusta muchísimo el sabor de las frambuesas frescas y esta receta está hecha con ellas, pero debo admitir que no siempre son sencillas de encontrar donde yo vivo. Así que siempre tengo en la nevera una bolsa de frambuesas congeladas de las que venden en el supermercado. Las frambuesas congeladas funcionarían bien en esta receta pero lo ideal es hacerla con fruta fresca. Si optáis por las frambuesas congeladas debéis asegurar que todo el exceso de agua que desprenden cuando se descongelan, sea eliminado. Yo suelo ponerlas en papel de cocina y les voy dando la vuelta muchas veces, pero aún así, desprenden siempre un poquito de agua. Esta receta la imaginé cuando mis ojos se toparon con estos moldes para mini tartas rosas. No podía evitarlo: El capricho estaba servido. Y la verdad es que funcionan a la perfección y mantienen su apariencia intacta. Una vez horneada la tarta, el molde rígido tiene una línea de puntos en la base que te permite retirarlo y dejar sólo una base a modo de soporte para facilitar el corte (en la imagen del corte puede apreciarse en segundo plano) Me parece un molde precioso y con esta receta creo que luce mucho. Incluso sin necesidad de decoraciones extra. Tarta de yogur y frambuesas Ingredientes: (para una mini tarta de 13 cm y 6 cupcakes tamaño estándar) 2 huevos L 150 gr azúcar 120 ml aceite oliva suave 170 gr harina 2 cucharaditas de levadura en polvo 1/2 cucharadita de ralladura de limón* 2 cucharaditas y media de zumo de limón 120 gr yogur griego 120 gr frambuesas frescas Azúcar para decorar Preparación: Precalentamos el horno a 180º. Tamizamos la harina junto con la levadura. Reservamos. Cortamos las frambuesas en mitades y reservamos. Batimos los huevos con el azúcar a velocidad media hasta que se integren bien. Añadimos el aceite poco a poco, en forma de hilo. Incorporamos la ralladura y el zumo de limón y batimos suavemente hasta que emulsione. Incorporamos la harina a cucharadas mientras batimos a velocidad mínima. Cuando tengamos la mitad de la harina incorporada, agregamos el yogur y seguimos batiendo también a velocidad mínima. Acabamos de añadir la harina. Retiramos el bol de la batidora e incorporamos las frambuesas. Mezclamos suavemente con la ayuda de una espátula. Guardamos unas cuantas mitades para poner en la superficie de la tarta. Vertemos la masa en el bol hasta rellenar los 3/4 de la superficie. Ponemos las frambuesas repartidas en su superficie. A las magdalenas no les puse azúcar en la superficie pero la capa crujiente de la tarta es mucho mejor, así que os recomiendo que se lo pongáis. Vertemos también unos pequeños cúmulos de azúcar blanco sobre la superficie de la tarta. Horneamos 50 minutos a 180º, con calor arriba y calor abajo. A partir del minuto 40 aproximadamente podéis ir controlando cómo se está dorando la tarta e incluso podéis controlar la cocción pinchando con una brocheta (cuando salga limpia, la tarta estará lista) Si horneáis en forma de magdalenas la cocción será de aproximadamente 20-22 minutos a 180º también. * Siempre que hago ralladura de limón y de naranja, la hago con frutas ecológicas porque así me aseguro que la piel es más natural y no ha sido tratada con agentes químicos.  No lo digo sólo, lo afirmo y estoy más que segura: ¡Os va a encantar! El lunes empieza la segunda edición de nuestro taller online Super Cupcakes... ¿Todos preparados para la acción?Y sí, para los que no llegasteis, pronto anunciaremos nuevas fechas. Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta La aventura de las galletas para Simón, sí, aventura. Cupcakes a diario

Parece que me pase la vida horneando para ocasiones especiales pero no, no es así. Las ocasiones especiales se ciernen sobre mí de tal manera que pocas veces soy capaz de reaccionar a tiempo. Y no es que no esté avisada, no. Me disperso en multitud de recetas que "necesito" hacer para el blog y después, cuando llega una celebración, siempre me pilla por sorpresa. Poniendo como única excepción el cumple de mi peque (que empiezo a preparar un mes antes de la fecha), con el resto de acontecimientos suelo ser un desastre. Total, que en esta operación desastre estoy yo, cuando caigo en la cuenta de que no he hecho las galletas que llevo pensando hace tiempo para Simón, el bebé de mi amiga Marina que acaba de nacer (un poquito antes de tiempo, todo sea dicho)  Esta tarde me escapo a conocerlo... Y son las 12 de la mañana. ¡Ay, Ivana, ay! Así que para hacerlo algo más sencillo decido usar un preparado para galletas porque es uno de los productos estrella de la tienda y sé que salen buenas. Sólo añado 3/4 de cucharadita de vainilla bourbon en pasta para potenciar el sabor.Sin tiempo a que enfríen demasiado, las horneo. Fácil y rápido. Las galletas se redondean un poco pero, como por arte de magia, están aún más bonitas así. Me dispongo a preparar la glasa pero, más que consciente de que no secará a tiempo, desisto. Por un momento pienso en cubrirlas con fondant pero no, se impone la cordura y recuerdo la técnica de mis amigas Miriam y Estíbaliz de Mensaje en una galleta (gracias chicas, es espectacular) Es una técnica que ya he probado en otro de mis experimentos (que espero poder enseñar muy pronto) y que me encanta. Consiste en mezclar colorante blanco en polvo con un poco de vodka y una gota del colorante en gel elegido, en mi caso turquesa, para obtener una textura como de pintura (no de acuarela) y pintar directamente sobre la galleta con un pincel un poco grueso. La primera vez que utilicé esta fantástica técnica me pasé de textura espesa y conseguí el efecto craquelado-roto casi por casualidad. Como me encantó, decidí convertirla en una técnica de cabecera para mí. Rápida y sencilla... ¿Qué más se puede pedir?  Que se seque a tiempo para las 4 de la tarde.Y se seca. Por supuesto. Mientras las galletas se secan voy a preparar la decoración. Me decido por un molde de silicona de animalitos bebé que me parece precioso y al que aún no he prestado la suficiente atención. Relleno los huequecitos del molde con pasta de goma y pongo el molde medio minuto en el congelador (truco para desmoldar rápida y fácilmente)  Desmoldo todos los animalitos y los "maquillo" con cuidado con colorantes en polvo. Con pinceles extra finos y colorantes en pasta pinto los ojos y los detalles (como las manchitas de la jirafa bebé)Sólo me queda ponerlos en las galletas (y no necesito pegamento comestible porque la pintura aún está algo húmeda) El resultado me gusta y, pese a las prisas, estoy contenta cuando las veo acabadas. Espero que os gusten y practiquéis esta técnica, creo que queda preciosa. Ya me contaréis. Pd. Ante las preguntas: Los cortadores usados en este post son los de letras grandes de Wilton Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Magdalenas de arándanos con glaseado de donut y lista de participantes en el sorteo Cupcakes a diario

Moras, frambuesas, fresas y arándanos. No puedo estar demasiado tiempo sin hornear con alguna de ellas porque me encantan. El año pasado hice una receta de cupcakes de arándanos y chocolate negro que fue una de mis recetas de cabecera en muchas de las meriendas que prepare, eran una apuesta tan segura que no podía parar de hacerlos. Esta receta de hoy está basada en los Blueberry Doughnut Muffins de Jamie de My Baking addiction. La he probado tres veces y he ido adaptando un poco las cantidades hasta llegar a lo que veis en las fotos. La receta original tiene más limón y está hecha con dos tipos de azúcar pero yo quería que el sabor de los arándanos predominara mucho más, así que trabajé con algo menos de limón y sólo azúcar blanco. El resultado es totalmente alucinante, una textura suavísima y un sabor de impresión. Ni dulce, ni ácido, todo en su justa medida. Tengo opiniones de cuatro paladares distintos y todas han dejado la receta en un listón muy alto. Magdalenas de arándanos  Ingredientes: (8 unidades) 3 cucharadas de zumo de limón  100 gr azúcar  30 gr mantequilla pomada 40 ml aceite de oliva suave 1 huevo L 170 gr harina 1 cucharadita de levadura 1/4 cucharadita de bicarbonato sódico 120 ml leche entera 120 gr arándanos Preparación: Precalentamos el horno a 230º y tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. Cortamos algunos de los arándanos en cuanto trocitos y algunos sólo por la mitad. Mezclamos el jugo de limón con el azúcar.  Pasamos al bol de la batidora e incorporamos el aceite y la mantequilla en pomada. Batimos bien a velocidad media hasta que se integren. Añadimos el huevo previamente batido hasta que emulsiones totalmente (si doblamos las cantidades para hacer más unidades, los huevos los tendremos que ir añadiendo de uno en uno, sin incorporar el siguiente hasta que el anterior emulsione) Incorporamos la harina a cucharadas batiendo a velocidad mínima y vamos intercalando la harina con la leche hasta incorporarlo todo. Retiramos de la batidora e incorporamos los arándanos cortados a trocitos más pequeños y mezclamos muy suavemente con la ayuda de una espátula. Rellenamos las cápsulas hasta los 3/4 y ponemos los trocitos de arándanos restantes en la parte superior de cada cápsula. Bajamos la temperatura del horno a 200º y horneamos 20 minutos (o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia) En primer plano, con una sola capa de glaseado. En segundo plano, con dos capas. Glaseado de donut Ingredientes: 30 gr de mantequilla 75 gr azúcar extrafino 1/4 cucharadita de vainilla en pasta 1 cucharada de zumo de limón 1 cucharada de agua caliente Preparación: Fundir la mantequilla a fuego lento y mezclar el resto de ingredientes hasta que se integren. Cubrir (mojar) los cupcakes con el glaseado como si de un cupcake hi-hat se tratara. Esta es una imagen del tutorial para hacer unos cupcakes hi-hat de mi libro. Esto es lo que yo llamo "dipear" el cupcake. Sólo es una imagen ilustrativa que os pongo para que veáis lo que quiero decir cuando digo "cubrir los cupcakes con el glaseado" Con una sola capa de cobertura están riquísimos pero si los queréis más dulces podéis esperar a que se enfríe la primera capa y glasear una segunda (en este caso necesitaréis el doble de glaseado) Yo hice la mitad con una capa y la mitad con dos capas de cobertura porque en casa no siempre hay consenso con la cantidad de dulce que necesita una receta. Os va a encantar. Estoy segura. Estos días estoy empezando el mosaico con todas las fotos de las magdalenas caseras que me habéis enviado para el sorteo. Os dejo la lista definitiva de participantes. ¡Suerte a todos! Aurora Martínez Manolita Aliaga Rochina Abigal Fuentes Gayñan Mar Soto Aida González Mar Villa Aina Ferrer Marga Piñero Ainhoa Arrabal Margarita Cantón Márquez Albert Ros Ferrera Mari Carmen Cases Giménez Alejandra Martínez de Eulate Mari Carmen Palencia Gutiérrez Alicia Rivas Maria álvarez Alonso Almudena Montoto Peña Maria Antonia socies Cladera Amanda Copete López María Asunción Aguilar Amelia Boix Berna Maria julieta Gómez Ana Abreu Iglesias María Martí Aliaga Ana Ferrer Martí Maria Casas Trabazos Ana Jurado López Maribel Jover Ana Maria Conejero Salinas Marina Blaukitchen Ana María gonzález Pérez Marina Planelles Anabel Álvarez Suárez Marina Serra Anabel Nadal Tur Marta González Oltra Anabel Sanabria Fernández Marta Zaragoza Angeles Aliaga Ros Mary Gómez Álvarez Ángeles Martínez Pérez Mayte Melguizo García Antonia Cos Mayte Obregón Antonia Salinas Ros Miriam Martínez Mondejar Bea Santana Monica Ruiz Martínez Beatriz Abad Guindal Montserrat Castells Beatriz Bedicos Natalia Couce Begoña Barredo Natalia Martín Yuste Beih Berlango Natalia Osorio Belén Casal del Castillo Nayua Abdelkefi Zorrilla Berta Mancebo Nerea García Blanco Carmen Ruiz Moreno Nerea Martínez Pérez Carolina Elvira Nieves Coronil Muñoz Carolina Fornes Arnau Noelia Carbonell Carolina López Bello Noelia García Carolina Pérez Noemí Navarrete Carolina Santamaria Nuria Antón Bravo Connie Sua Nuria royget de la Hera Cris Mir Olatz Garmendia Cristina Martínez Meca Oliver Pérez Pardo Cristina Pons Paloma Moreno Debora García Paola Sánchez Delgado Elena Madarnás Paula Valcárcel Elisa Prieto Gómez Pepa Rubiño Rodríguez Estefanía Camacho Blanco Pilar Barrientos Pérez Esther García Lozano Pilar Majuelo Estíbaliz Peziña Pilar Paniello Eva Rubal Neira Raquel Martínez Molina Fabiola Peral Rodríguez Raquel Moral Fanny Sánchez Raquel Pérez Fernández Fátima Germade López Raquel Pesban Francisca Capella Camacho Raquel Pons Gema García Rodríguez Raquel Pozo Gemma Fernández Rebeca Calvo Arroyo Gemma Ramos Pérez Rebeca de Torres Ferrero Gemma Manubens Rebeca Gómez Rivera Gloria Franco Reynolds Rebeca Presa Gloria Soto Sola Rebeca Rodríguez Gustavo Hornos Prados Rosa Casco López Heidi Yedra Rosa Mari Campuzano Gil Ione Gruceta Rosa Mari Segura Irene A. González Rosa Maria Vila Viader Irma Corredor Abella Sagrario González Isabel Anton Jover Sandra Arnan García Isabel Cortés Giraldo Sandra Martínez Pérez Isabel Darna Sara Pérez Campillo Isabel Guillén Sheyla Gómez Vidal Isabel Maria Vázquez Silvia Romero Canals Isabel Marti Aliaga Sofia Martínez Perez Jaime A. González Sonia González Juan Cambero Sonia Penalba Baz Judit Campos Susana Chen Judit Lechuga Susana Peralta Laura Armada Otero Tania Amores Cordero Laura Segador Tatiana Apolinario Laura Velaz Tatiana Mota Pérez Lídia Infiesta Cortada Vanessa Fashion Lucía Pérez Berenguer Vanessa Rodríguez Cepeda Luz Angela Benítez Sabogal Vanessa Morenilla Maite Paternain Verónica Blanco Maite Sastre Veronica Consuegra Arroyo Mamenchu Rodríguez Xaquelina Matesanz Tojeiro Yolanda Solé Manresa Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Mermelada de naranja sanguina Cupcakes a diario

Cuando hice mi receta de magdalenas caseras, las acompañé de una mermelada de naranja amarga que me parece el contrapunto ideal para la esponjosidad y el sabor de las magdalenas. Ahora, he vuelto a repetir la receta para que la podáis tener también, le he hecho nuevas fotos a la mermelada como protagonista y la he completado con unas imágenes de la preparación para poder facilitar la receta. En este caso, y aunque siempre la había hecho con naranjas normales, he usado naranja sanguina. El resultado es una mermelada menos amarga pero espectacular de sabor. Reconozco que es la única mermelada en la que no me disgusta encontrarme trozos de fruta, en este caso, tiras finas de piel de naranja (contra más finas las hagáis mejor os quedará en cuanto a la presentación) Mermelada de naranjas sanguinas Ingredientes: 4 naranjas sanguinas medianas (600 gr aprox pesadas con piel) 350 gr azúcar 1 cucharada de zumo de limón Preparación: Lavamos bien las naranjas y las pelamos. Cortamos la piel de dos de las naranjas a tiras bien finas. El resto podemos desecharla. Separamos bien la pulpa del resto de naranjas y, si hubieran, retiramos las semillas. Reservamos. Ponemos la piel de las naranjas que hemos reservado al fuego junto con 3/4 de litro de agua. Llevamos a cocción durante 25 minutos aprox. Retiramos del fuego y colamos. Volvemos a poner al fuego con agua nueva y cocemos de nuevo 10 minutos más. Colamos y reservamos. Pasamos la pulpa por la trituradora y la llevamos a cocción a fuego lento junto con el azúcar y el zumo de limón durante 10 minutos. Añadimos la piel y cocemos 10 minutos más (tenemos que tener en cuenta que cuando se enfría coge cuerpo, así que debe ser fluida, si nos quedara demasiado densa, podemos reducirla con un poquito de agua) Pasamos a bote de cristal y dejamos enfriar bien. Tapamos y reservamos en el frigorífico hasta que vayamos a consumirla. Recordad que mañana termina el plazo para enviar vuestras fotos de las magdalenas caseras para el sorteo de los nuevo moldes imprescindibles. ¡Tenemos ya más de 140 imágenes!!! Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Tarta de moras y fresas más que improvisada… Cupcakes a diario

No tenía previsto publicar este post porque, aunque la tarta es muy bonita por lo fotogénicas que son las frutas, no tiene complicación ninguna y no es necesaria una gran explicación. Pero como las redes sociales mandan y a través de ellas me la habéis pedido, aquí está: Mi tarta de fresas y moras ultra rápida y sin molde especial.Y aquí va la historia:Domingo 11:00 A.M.¿Qué harás hoy para comer, Ivana?Paella, mami, descongelé el sofrito ayer (perdonad el insulto a la cocina más fresca, pero yo hago todo el contenido de la paella para dos veces y congelo la mitad para un caso de "vaguitis")¿Y de postre?¡No he hecho nada! Compré ayer moras y fresas. ¿Te conformas?Y (sin conformarse) ya que tienes las fresas y las moras...  ¿Por qué no haces una tarta de frutas?No tengo tiempo, ni melocotón, ni piña...Vale, no pasa nada (tono de desaprobación y de cordero degollado, no ha colado)Domingo 11:15 A.M.Me siento culpable y pienso.Venga. Me acerco al súper a por una lámina de hojaldre (sí, donde yo vivo, los domingos están todos los hipermercados abiertos) ¡Voy a hacer la tarta! ¡No! Tengo el molde correspondiente (éste es el que yo uso siempre) en el taller, si voy pierdo aún más tiempo. A ver qué improviso. Ya está.  Cubro este plato-molde improvisado con papel de horno y a ver qué sale...Domingo 11:30 A.M.¡Vamos allá! Ingredientes para la tarta:1 lámina de hojaldre100 gr moras200 gr fresasCrema para rellenarGelatina para pincelarIngredientes para la crema: 500 ml leche entera4 yemas de huevo80 gr. azúcar20 gr. harina de maíz (Maizena)1/2 vaina de vainilla1/2 rama de canelaPiel de 1/2 limón ecológico (sólo la parte amarilla, la blanca amarga la crema) Preparación: Ponemos el hojaldre en el molde con el papel de horno y curvando un poco los bordes (como si fuera una flor, después perderá forma en el horno pero se conservará un poco el perfil y quedará como una tartaleta) Situamos sobre el hojaldre algo que haga de peso para que no suba (podéis usar las típicas bolas de horneado o garbanzos secos, por ejemplo) y cocemos durante 12-14 minutos a 190º. Retiramos del horno cuando el perfil del hojaldre esté un poco dorado, dejamos templar en el mismo molde mientras preparamos la crema. Ponemos a calentar la leche a fuego lento junto con la rama de canela, la vainilla y la piel de limón.  En un bol aparte mezclamos bien con las varillas, las yemas, el azúcar y la harina de maíz. Cuando la leche hierva, la colamos bien retirando el limón, la vainilla y la canela. Vertemos sobre las yemas. Mezclamos bien con las varillas y llevamos de nuevo a cocción hasta conseguir la consistencia deseada (será una crema con algo de cuerpo y no líquida, además cuando se enfríe tomará consistencia)  Dejamos templar unos minutos y vertemos sobre el molde. Dejamos enfriar totalmente y con mucho cuidado retiramos del molde (en este caso tuve que tener muchísimo porque la forma y el peso de la crema no ayudaban precisamente, pero no se rompió)Decoramos con las fresas y las moras. Calentamos 60 ml de agua y 1/2 cucharadita de gelatina en polvo y retiramos del fuego cuando hierva. Pincelamos las fresas y las moras con la gelatina líquida (no es imprescindible, es para que brille un poco la fruta) Ojalá hubiera tenido una masa de hojaldre casera congelada porque os aseguro que el sabor cambia mucho comparándola con la comprada (que acostumbro a tener siempre en la nevera por si acaso) Yo aún estoy investigando mi propia receta de hojaldre (llevo dos años intentando conseguir la textura exacta de la que hacía mi padre) La última receta de hojaldre que he hecho me ha encantado, es la de Luis de My european cakes, os la recomiendo. Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Magdalenas caseras de chocolate rellenas de salsa de toffee Cupcakes a diario

Esta receta debía haberse publicado el fin de semana pasado, pero publiqué en Facebook una foto de mis panteras rosas caseras y se hizo la locura con peticiones de receta. Y la escribí. Adelanté las panteras y dejé para hoy las magdalenas. En mi tónica habitual de experimentar y después de fotografiar de nuevo mis magdalenas caseras de 2011 he querido inmiscuirme en el camino del chocolate. No soy ninguna maestra del chocolate, le tengo un respeto profundo porque soy consciente de la dificultad que conlleva conseguir el bizcocho perfecto de chocolate comparándolo con sencillez de un bizcocho de vainilla al uso. Conseguir la misma esponjosidad y que suba exactamente igual que una masa de vainilla supone un reto para mí. Esta receta es fruto de 4 pruebas de distintas proporciones pero al final, adaptando un poco la receta básica, lo he conseguido: Mis magdalenas de chocolate infalibles.  He querido añadirles un plus de sabor rellenándolas con una deliciosa salsa de toffee casera pero en esto también he tenido que aplicar un poco de técnica casera porque, según como las rellenes, la salsa se hunde totalmente a la parte inferior de las magdalenas.  Salsa de toffeeIngredientes:100 gr azúcar*1 cucharada de mantequilla80 gr nata líquida para montar (35,1 % materia grasa)Preparación:Ponemos el azúcar a fuego mínimo y dejamos que se vaya disolviendo. No lo removemos y vigilamos constantemente que no se queme, si se tuesta demasiado la salsa estará amarga. Como mucho, podemos ir moviendo un poco el cazo para asegurarnos de que no queda azúcar en las paredes, pero en ningún caso removemos con la cuchara.Cuando el azúcar esté fundido, añadimos la mantequilla y mezclamos bien. Dejamos que se integre bien.Retiramos del fuego y empezamos a añadir la nata muy lentamente y con cuidado de no salpicarnos (la mezcla subirá y empezará a burbujear) y removemos bien con la ayuda de una cuchara de madera. El toffee se nos irá pegando a la cuchara pero si seguimos removiendo constantemente en un par de minutos se fundirá bien.Vertemos la salsa de toffee en mini cápsulas de petit four (o algún recipiente pequeñito que tengáis, es para facilitar hacer bolitas de salsa de toffee después), dejamos 10 minutos a temperatura ambiente y llevamos otros 10 minutos al congelador antes de usarla para rellenar las magdalenas. Inevitablemente la salsa de toffee se desplaza un pelín al fondo pero va "mojando" todoel centro de la magdalena y el sabor del toffee empapa toda su superficie. * En este caso yo usé azúcar normal y está buenísimo. Si queréis que el sabor de caramelo aún sea más intenso y el color más oscuro, podéis usar azúcar moreno en lugar de azúcar normal. Magdalenas de chocolate (8 magdalenas) Ingredientes para la masa: 120 gr azúcar120 gr huevos (2 huevos L)120 ml aceite de oliva suave50 ml leche entera130 gr harina repostería (si usáis harina normal, añadid 1/2 cucharadita más de levadura)35 gr cacao en polvo sin azúcar3/4 de cucharadita de levadura en polvo1/4 de cucharadita de vainilla bourbon en pasta15 gr chocolate negro rallado 70% cacao Preparación:En un bol tamizamos la harina junto con la levadura y el cacao en polvo.En otro recipiente batimos los huevos. Añadimos el azúcar y la leche. Batimos a velocidad media hasta que se incorporen totalmente.Agregamos el aceite muy poco a poco (en forma de hilo) y seguimos batiendo a velocidad media.Añadimos la mezcla de la harina muy lentamente mientras continuamos batiendo esta vez a la velocidad mínima (Es muy aconsejable añadir la harina ya fuera de la batidora eléctrica, incorporarla poco a poco mezclando a mano muy suavemente)Cuando la mezcla esté emulsionada incorporamos el chocolate rallado y la vainilla y lo integramos bien.Tapamos la masa con papel de film y llevamos al frigorífico 1 hora como mínimo (yo lo dejé 4 horas)Retiramos del frigorífico y volvemos a batir un poco la masa.Precalentamos el horno a 230º y una vez caliente, bajamos la temperatura a 200ºPonemos una cucharadita grande de masa (hasta los 2/3 de su capacidad) y a continuación una bolita de salsa de toffee. Terminamos de rellenar la cápsula con un poco más de masa hasta cubrir los 3/4.Antes de hornear, espolvoreamos azúcar sobre cada una de las cápsulas (yo lo he puesto como en forma de hilo y así he conseguido que quedaran tres círculos de azúcar en cada cápsula) y cocemos en el horno 16 minutos aproximadamente (El tiempo es muy orientativo porque dependerá mucho del horno, al bajar la temperatura de 230º a 200º, es imposible dilucidar lo que puede ser en cada horno en concreto, os recomiendo que estéis muy atentos sin abrir la puerta del horno)Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Recordad que hasta el día 4 de marzo sigue abierto el sorteo para los 8 moldes básicos... ¡Tenemos ya más de 80 fotos para nuestro mosaico!!! Animaos a hacer la receta y vuestra foto. ¡Muchas gracias a todos por la participación tan activa que estáis demostrando! Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Panteras rosas y recuerdos de niñez Cupcakes a diario

El post que iba a escribir hoy era el de unas deliciosas magdalenas caseras de chocolate pero tendrá que esperar. Ayer se me ocurrió compartir en Facebook una foto de lo que estaba horneando y se hizo la locura. Así que, a petición vuestra, ésta es mi receta para hacer unas Panteras Rosas caseras. Esta receta se debe a que se cruzó en mi camino un molde especial para mini pastelitos y sólo verlo, pensé en Panteras Rosas, ese molde era el MOLDE en mayúsculas, no podía parar de pensar en darle el uso que merecía. Antes de hacer la receta traté de diseccionar los pastelitos originales y hasta estudié los ingredientes que llevaban. Al final, pensé que haría un bizcocho algo más ligero y menos graso que el original porque en definitiva, el relleno y el glaseado casi son lo más distintivo. La manteca vegetal es uno de los ingredientes del pastelito original, así que, aunque prefiero el chocolate blanco, esta vez opté por cubrir el pastelito de Candy Melts. Mi lucha con los Candy Melts ha sido constante desde siempre, así que, descubierto el truco, diluidos en manteca de cacao, son totalmente moldeables y sencillos de usar. Para rellenarlo no lo tenía tan claro y después de intentar descifrarlo catándolo individualmente y de hacer tres pruebas distintas, llegué a la conclusión de que el relleno más similar era esta versión del glaseado de los últimos cupcakes Red Velvet que hice para el blog (receta de mi amiga Bea Roque) Haciendo esta receta me he divertido mucho por la cata del pastelito, por las pruebas que he hecho y porque me recuerda mucho a mi niñez, al uniforme del cole y a mis coletas ñoñas. Pero sobre todo pienso en mi tía abuela Isabel, que siempre parecía tener en casa un cargamento de Tigretones y Panteras Rosas que yo me comía con mucho cuidado de que no se me cayera accidentalmente ni una miguilla en su perfecto parqué (Era tremendamente estricta) Ingredientes para el bizcocho (es un pa de pessic y os saldrán aproximadamente 18 unidades) 4 huevos L 150 gr. azúcar 50 gr. harina trigo 50 gr. harina de maíz 1 cucharadita de vainilla en pasta 1 pellizco de sal Preparación: Precalentamos el horno a 160º sólo con calor abajo. Separamos las yemas de las claras y montamos las claras a punto de nieve con el pellizco de sal. Reservamos. Batimos las yemas con el azúcar hasta que la mezcla blanquee (3 minutos aprox. a velocidad media) Retiramos el bol de la batidora, tamizamos las harinas e incorporamos la mitad a las yemas, mezclando con la ayuda de una espátula muy suavemente. Incorporamos las claras mezclando con movimientos envolventes (como si quisiéramos hacer delicadamente un paquete con la masa) Añadimos el resto de la harina y la vainilla y acabamos de integrar muy suavemente para que no baje la masa. Preparamos el molde engrasándolo bien, podemos utilizar mantequilla o un desmoldante.Rellenamos los huecos del molde hasta un poco más de la mitad de su capacidad. Horneamos 12-15 minutos a 160º con calor sólo abajo. Encendemos el calor arriba y calor abajo y horneamos 5 minutos más también a 160º. (Si no tenéis termómetro de horno tendréis que adaptar el tiempo para asegurar la cocción correcta, en este bizcocho tenéis que estar muy atentos y no abrir la puerta del horno hasta que hayan pasado por lo menos 2/3 de la cocción) Cerramos la temperatura del horno y entreabrimos levemente la puerta, dejamos 5 minutos para que circule el aire. Retiramos del horno, protegemos la encimera y dejamos caer el molde sobre ella (Este bizcocho encoge siempre un poquitín, este golpe lo doy para minimizar el efecto) Retiramos los pastelitos del molde y pasamos a una rejilla para que se enfríen totalmente.Ingredientes para el relleno: 60 ml leche entera 5 gr harina65 gr mantequilla pomada1/4 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vainilla50 gr azúcar  Preparación: Mezclamos la harina con la leche hasta que quede lisa y sin grumos. Calentamos la mezcla a fuego medio, removiendo constantemente de 3 a 5 minutos hasta obtener una bechamel espesa. Dejamos templar (no enfriar del todo) en un bol aparte.Batimos la mantequilla hasta que blanquee y añadimos el azúcar poco a poco batiendo hasta que se integre. Incorporamos la vainilla. Agregamos la bechamel muy lentamente, a cucharaditas mientras seguimos batiendo a velocidad media hasta que el azúcar se haya disuelto totalmente. Llenamos la manga pastelera y con la ayuda de un descorazonador de manzanas, rellenamos nuestros pastelitos (Creo que hubiera sido mucho más cómodo hacerlo con una boquilla de rellenar pero como la olvidé en el taller,  tuve que ingeniármelas con el descorazonador) Para cubrirlos y para intentar ser un poco más fiel a los ingredientes originales (aunque reconozco que no soy muy partidaria de las mantequillas vegetales) usé Candy melts blancos consiguiendo un poco más de fluidez gracias a la manteca de cacao. Teñí la cobertura con media gota de americolor electric pink. Y debo decir que quizás gracias a la manteca de cacao, el sabor de la cobertura mejoró mucho y se asemejó bastante a la cobertura original. Si quisierais usar chocolate blanco para la cobertura (os va a quedar genial, seguro), tendríais que emplear colorantes especiales para chocolate o usar el mismo electric pink, combinado con americolor flo coat, que convierte los colorantes americolor en aptos para el chocolate)A modo de fe de erratas os diré que si los bizcochos hubieran tenido un par de minutos menos de horneado hubieran quedado más blanquitos y la cobertura rosa hubiera quedado mucho más opaca y bonita.¡Espero que os gusten!Y no me marcho hoy sin recordar que el viernes a las 16:00 se abre la inscripción para la segunda edición de nuestro taller online Super Cupcakes en la Tallerería de Mensaje en una Galleta.Es un taller que dura 4 semanas enteras y en las que trabajamos desde recetas sencillas hasta decoraciones espectaculares. Siempre al ritmo del alumno y siempre con interacción real, con contacto directo a través de la web (corrección de ejercicios, foro de fotos, preguntas y respuestas, documentación para descargar...) ¡Feliz semana! Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes de vainilla con crema de chocolate brillante y joyas de caramelo Cupcakes a diario

Este post no incluye una receta complicada. Es mi receta de vainilla básica (a la que varío constantemente la cantidad de vainilla y canela según me apetece) pero "alimentada" con una crema de mantequilla de chocolate que queda buenísima, además de brillante. No voy a enrollarme explicando que es una receta de San Valentín y ahondar en lo que significa para mí porque otros años ya os lo he explicado y además, porque realmente no pensaba en el 14 de febrero cuando la hacía, simplemente todo vino rodado.  Quería experimentar con el isomalt y tenía el molde de joyas al alcance, así que ni me lo pensé. Joyas de isomalt... Y sí, lo siento, tenían que ser en color rosa como la cápsula del cupcake (a estas alturas ya a nadie que me lee se le escapa mi predilección por el rosa) ¿Vamos a por la receta? Ingredientes: 100 gr mantequilla pomada 100 gr azúcar 2 huevos L 100 gr harina 1 cucharadita de levadura química en polvo 1 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vainilla 1/4 de cucharadita de canela Preparación: Precalentamos el horno a 180º y preparamos la bandeja con las cápsulas elegidas. Tamizamos la harina junto con la levadura y la canela. Reservamos. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren. Añadimos uno de los huevos y seguimos batiendo hasta que emulsione. Incorporamos el siguiente y repetimos la operación. Bajamos la velocidad de la batidora al mínimo y empezamos a añadir la harina, muy poco a poco (si lo hacemos a mano, mejor) Agregamos la vainilla y realizamos un último batido hasta que se integre. Horneamos 18 minutos a 180º o 22 minutos a 165º (si los queremos más planitos) Retiramos del horno y pasamos a rejilla para su enfriamiento. Crema de mantequilla de chocolate Ingredientes: 150 gr mantequilla pomada 140 gr azúcar extra fino 30 gr cacao en polvo sin azúcar 2 cucharaditas de glucosa Preparación: Tamizamos el azúcar y el cacao. Añadimos la mantequilla y batimos hasta que vaya emulsionando. Incorporamos la glucosa y seguimos batiendo (parece que no se integre y que se nos vaya a cortar la crema pero seguimos batiendo y cuando termina de integrarse queda la crema más brillante) Para hacer los caramelos-joya usé un isomalt pretemplado que teñí con un poquito de Sugarflair Ruby después de calentarlo al microondas y conseguir que se fundiera lo suficiente para incorporarle el color. Volví a calentar unos segundos y fui vertiéndolo sobre el molde de joyas. Dejé enfriar unos minutos y retiré del molde. Glaseé los cupcakes con una boquilla 2D y puse la joya corazón en el final del glaseado. ¡Feliz día de San Valentín!  Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Magdalenas caseras, una receta infalible Cupcakes a diario

Hace mucho que tenía pensado hacer un regalo para celebrar todas las cosas bonitas que me pasaron en 2013 y también en lo que llevamos de 2014, claro. Pero la blogosfera está saturada de sorteos y dentro de mi prudencia exagerada tiendo a no intentar masificar la fórmula porque me parece que es algo que puede agotar al seguidor. ¡¡¡Mi primera foto con humo!!! Gracias Sonia de A qué saben las nubes por todos tus consejos. Si tenéisoportunidad de hacer un curso con ella, ni lo dudéis... Así que, pasito a pasito, hoy os quiero hacer una propuesta especial. Es un sorteo, claro que sí, pero requiere vuestra participación activa, no me falléis. Hace unos días publiqué mi receta de magdalenas caseras de 2011 porque le había hecho nuevas fotos y causó furor en redes. Muchos me enviasteis fotos de las magdalenas que hicisteis y fue magnífico.Por eso, hoy quiero proponer este concurso que no tendrá ningún tipo de valoración de experto, sólo quiero que me hagáis llegar las fotos de vuestras magdalenas caseras hechas con esta receta para hacer un bonito collage, todas las fotos participarán en el sorteo. Sé que últimamente, gracias a la nueva política de Facebook, no os llegan a muchos mis actualizaciones. Por eso, estoy mucho más activa en Instagram o Twitter. Ahora justo acabo de abrir mi cuenta en Google +. De todos modos, si queréis estar al tanto de todo, lo mejor es que sigáis el blog con asiduidad porque es imposible de controlar lo que os llega o no (así es la política de publicidad de las redes) El premio que he escogido son 8 moldes Wilton imprescindibles en las cocinas:  Molde 12 cupcakes tamaño estándar Molde 24 mini cupcakes Molde muffins Jumbo (súper grandes) Molde 12 mini donuts Molde 6 tartaletas (tulipas) Molde 12 whoopie pies Molde 12 pasteles semiesféricos Molde 12 pastelitos (tipo Pantera Rosa... ¡Me chifla!) Requisitos para participar: · Enviar una imagen de las magdalenas caseras hechas con nuestra receta al mail cupcakesadiario@hotmail.com · Ser seguidores de nuestra página en Facebook, Twitter, Instagram o Google + · Compartir este sorteo a través de Facebook, Twitter o Google +  Las cápsulas que he utilizado son de muffin (tulipas) y se hornean en molde tamaño estándar, podéis verlas en este link Este sorteo está limitado a territorio español, incluidas las islas.Realmente no me es indispensable saber en qué red nos seguís y si nos seguís, no voy a estar mirando una por una todas las redes para asegurarme de ello.Pero sí que os pido que lo compartáis para que mucha gente se una a esta propuesta y podamos hacer un precioso collage en el que todos los que nos sentimos atraídos por la repostería, tengamos nuestro lugar. Quiero que disfrutemos todos, lo demás me importa realmente menos.Las publicaciones para compartir son estas:FacebookTwitterGoogle + El plazo para participar terminará el 4 de marzo así que tenéis un mes entero para participar y hacer vuestra receta. * Aclaración posterior: La imagen que me enviéis debe ser de esta receta, en este post lo especifica claramente: "hechas con esta receta" y no se aceptarán imágenes que no cumplan esta norma ya escrita desde el principio. Os ruego que firméis con vuestro nombre y vuestros apellidos el mail que enviéis con la foto porque así es más sencillo elaborar la lista y numerarla. Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Receta Churros con chocolate, porque los días oscuros puede “encenderse” la luz. Cupcakes a diario

¿Qué haces cuando tienes que quedarte un sábado entero sin salir de casa? ¿Cuando a través de las ventanas sólo oyes los chasquidos de la lluvia y el día es tan triste que te cuesta arrancar a la familia del sofá? Tres soluciones de emergencia: · Cientos y cientos de partidas de tragabolas mientras yo protesto e intento ponerme en marcha. · Churros caseros con chocolate calentito  (Veo peligrar mi integridad física cuando les digo que aún no pueden empezar a merendar porque tengo que sacar alguna foto) · Gru, mi villano favorito (es la peli preferida del peque, nos la sabemos de memoria) La receta es sencillísima y acompañada de un buen chocolate calentito, triunfa. Ingredientes: 320 ml agua 160 gr harina 1 cucharadita de levadura en polvo 1 pellizco de sal Preparación: Llevamos el agua al fuego y retiramos cuando empieza a hervir. Añadimos la harina y vamos mezclando bien hasta que no queden grumos (Vale, lo reconozco, al final usé la amasadora para darle un pequeño baldeo y que no quedara ningún grumo) Dejamos enfriar 10 minutos la masa, la ponemos en una manga pastelera con boquilla grande de estrella abierta (4B o 6B, por ejemplo) y vamos formando nuestros churros sobre papel de horno. Desde luego, si tenéis churrera o pistola de galletas es mucho más sencillo porquecon manga pastelera desechable tienes que poner poca cantidad de masa y tener muchapaciencia mientras vas apretando. Si aún así os cuesta mucho, podéis añadir un poco más de agua. La bolsa kraft es de Mr Wonderful Una vez todos los churros formados, calentamos el aceite en la sartén y los freímos. Nos aseguramos que el aceite está bien caliente de inicio y bajamos un pelín el fuego a continuación para que no se quemen pero su interior quede cocido En mi cocina de inducción el 9 es el máximo, cuando pongo los churros el nivel está al 9, a continuación bajo al 7 y los mantengo hasta que están doraditos por un lado. Les doy lavuelta y doro la otra cara al mismo nivel. Una vez cocidos, los vamos retirando del fuego y los ponemos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Después los rebozamos en azúcar blanco. ¿No os parece ideal un desayuno de San Valentín con churros en forma de corazón? Gracias por suscribirte!

Seguir leyendo >>

Leyenda:
Receta Recetas con instrucciones, ingredientes y trucos para la preparación.
Idea Ideas sueltas, normalmente sin instrucciones pero con fotos del resultado final del postre o tarta.
Análisis Reportajes de cursos, tiendas, eventos de ferias de repostería, quedadas, etc... Todo visto desde la perspectiva del alumno/cliente.