Página web Cupcakes a diario

Cupcakes a diario

Recetas
57
Web
Entrar
Visitas
42/semana
Posición
7
Receta Cupcakes de Nube de Palomitas Cupcakes a diario

Esta receta me la inspiró el título de una de las recetas del maestro Ferran Adriá en el libro Yo cocino, tú pintas (un libro de recetas solidario de 2007) El plato de pizarra que acompaña estos cupcakes es de CUPASTORE Desde luego, la receta original no tiene mucho que ver con el cupcake, pero su título me provocó hacer esta mezcla de sabores. Esta es una de las recetas que hice para la candy bar de los Umizoomi y tuvo mucho éxito porque yo no llegué siquiera a probar ni uno sólo de los mini cupcakes (aunque reconozco que la masa horneada sin decorar sí que la probé... Nada se escapa a ese momento en el que los cupcakes salen del horno y enfrían levemente) Ingredientes: 70 gr. mantequilla pomada 110 gr. azúcar 2 huevos L 120 gr. harina de repostería 3/4 cucharada de levadura en polvo 2 cucharadas de polvo de palomitas 2 cucharadas de micro nubes Preparación: Hacemos las palomitas (yo usé unas palomitas de las de microondas) y con la ayuda de un robot de cocina (tipo thermomix) las trituramos hasta conseguir polvo de palomitas. Reservamos. Precalentamos el horno a 170º. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren. Añadimos los huevos uno a uno sin incorporar el siguiente hasta que el anterior esté bien emulsionado. Tamizamos la harina de repostería junto con la levadura y la añadimos a la mezcla muy poco a poco, mezclando con suavidad con la ayuda de una espátula (si lo hacemos con la batidora eléctrica, nos aseguramos de hacerlo a la velocidad mínima) Incorporamos el polvo de palomitas y las nubes pequeñas y mezclamos bien hasta que el polvo de palomitas esté bien integrado. Rellenamos las cápsulas de los cupcakes hasta los 2/3 de su capacidad y horneamos 18 minutos aprox. o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia. Retiramos del horno y del molde para dejar enfriar sobre una rejilla. Para decorar he hecho una crema suiza de mantequilla de nubes y frambuesa Ingredientes: 6 gr. albúmina en polvo (clara de huevo en polvo) 60 ml. agua 80 gr. azúcar 220 gr. mantequilla pomada 6 gotas de aroma de nube de azúcar 1 cucharadita y media de frambuesa en pasta Preparación: Hidratamos la albúmina con el agua, mezclamos bien y dejamos reposar unos minutos hasta que desaparezcan los granitos de la albúmina (20 min. aprox.) En un cazo que soporte el calor ponemos la albúmina junto con el azúcar al baño maría. Mezclamos lentamente con el batidor de varillas hasta que el azúcar se disuelva totalmente. Pasamos la mezcla al bol de la batidora eléctrica y montamos hasta conseguir un merengue firme y brillante. Cortamos la mantequilla en dados pequeños y la vamos incorporando mientras seguimos batiendo a velocidad media. Añadimos la frambuesa y el aroma e incorporamos bien a la mezcla con un batido suave. Y sólo queda la decoración: micro nubes y un poquitín de polvo de palomitas. Si os gusta el contraste entre el dulce y salado estos son vuestros cupcakes. Pd. En breve tendremos muchas noticias nuevas incluyendo un sorteo que me hace especial ilusión, la publicación del libro (qué nervios) y algo más que aún no puedo adelantar pero que me está gustando especialmente preparar.

Seguir leyendo >>

Receta Helado de frambuesas y chocolate blanco… ¿Sólo en verano? Cupcakes a diario

Soy adicta a los helados. Desde siempre. Soy capaz de engullir medio litro de helado en pleno diciembre mientras me trago el enésimo capítulo de una de mis series favoritas en versión original (recién descargadas de internet, dos días después de su emisión en Estados Unidos, no tengo remedio)  Y en diciembre sí, los helados no tienen época del año, me niego. ¿Mi helado favorito? Sólo lo he podido saborear una vez en mi vida y fue en un viaje a Luxemburgo, un helado de pera con pepitas de chocolate negro de una marca conocidísima que también se vende en España pero casualmente a nadie se le ocurrió que aquí en España también podría gustarnos ese sabor. Error total porque hubieran tenido una fan absoluta que se hubiera dedicado a cantar sus excelencias de aquí a la eternidad. Así que cuando hace un par de semanas mi madre apareció con la fantástica heladera, lo primero que pensé fue en ese sabor. Para cuando me acordé de que ya hacía 24 horas que había congelado el cacharrito de la heladera y que me tenía que poner manos a la obra, no tenía peras, ni chocolate negro. Manzanas, plátanos, frambuesas, naranjas, melocotones, piña, chocolate blanco, chocolate con leche, chocolate con arándanos, chocolate con kiwi... pero ni asomo de chocolate negro. Así que improvisé con la combinación de frambuesas y chocolate blanco. La verdad es que está riquísimo pero creo que la textura aún puede ser muy mejorable cuando haga uso del azúcar invertido, que mejora la textura y lo convierte en más cremoso (además de que no cristaliza) Ingredientes: 2 yemas de huevo 60 gr. azúcar glas o azúcar extrafino 150 gr. frambuesas congeladas 2 cucharadas de chocolate blanco en polvo 150 ml. leche semidesnatada 300 ml. nata líquida para montar (35,1% materia grasa) Preparación: Montamos la nata y reservamos en la nevera. Batimos las yemas con el azúcar glas tamizado durante 3 minutos a velocidad media. Añadimos la leche y seguimos batiendo dos minutos más hasta que se integre. Agregamos el chocolate blanco y 1/3 de las frambuesas y batimos medio minuto más (para que las frambuesas se "desmiguen" levemente y den aroma a la mezcla) Incorporamos la nata montada y mezclamos suavemente con la ayuda de una espátula hasta que se integre. Agregamos el resto de las frambuesas y las integramos ligeramente. Guardamos la mezcla en la nevera como mínimo 3-4 horas y después, la introducimos en la heladera para que ésta trabaje en la textura final del helado. Mi próxima misión: Helado de pera con chocolate negro. Sí o sí. Pd. Si queréis intensificar el sabor de frambuesa podéis añadir 1 cucharadita de pasta de frambuesa.

Seguir leyendo >>

Receta Mi Umizoomi Candy Bar Cupcakes a diario

Mi peque no come cupcakes. Ni galletas. Ni tartas. Ni siquiera bocadillos de Nutella.  Las pizarritas son de The Craftcake Mama, mi tienda de scrap de referencia. Su dieta fiestera consiste en hincharse de cientos de patatas fritas, un par de bocadillos de longaniza de payés y cero dulces. Pero yo soy quién soy y por supuesto, no puedo obviar una mesa dulce para su cumple. Y él, pequeño y gamberro, no lo come pero lo disfruta mucho cuando se lo enseña orgulloso a sus compinches, esos pequeños monstruos a los que tanto me gusta complacer. Las fotos de este post son más que regulares porque por fin entendí que es imposible pedir un instante de tranquilidad ante una jauría de locos bajitos que se te tiran encima y te impiden enfocar en condiciones. Esto es todo lo que conseguí. Y cuando llegó el pastel, el tema se complicó y empecé a pensar en guardar la cámara en su bolsa correspondiente. Sobre todo ante los cientos de lacasitos que lo coronaban y la magnífica figurita del Umizoomi Bot que nos regaló mi amiga Mónica de Atelier Sucrème y que presidía el conjunto con un auténtico toque de gracia. Se volvieron locos.  El que tiene un amigo tiene un tesoro: Eso es lo que pensé cuando llamé a Mónica de Atelier Sucrème, desesperada porque no me iba a dar tiempo de modelar nada para coronar el pastel.Mónica, te quierooooooooooo!!! Jordi sopló 4 velitas mágicas de las que no se apagan nunca. Y yo fui muy criticada por madre graciosilla y cruel ante un peque ingenuo que sopla como un desesperado (aunque de ingenuo tenga menos que yo, todo sea dicho de paso y sin acritud) Y el placer de ver cómo se zampaban los lacasitos de puñado en puñado, no tiene nombre. Al mío tuve que pararle para que no se atragantara con los 20 lacasitos que estaba intentando comerse en un sólo bocado.  Los sabores de los cupcakes fueron variados: Naranja y limón con merengue italiano de limón, Nube de palomitas, Caprese con crema de queso, Vainilla con crema de mantequilla de avellana (Prometo receta nueva inédita de Nube de palomitas con fotos decentes muy pronto) Estos son los cupcakes con merengue italiano de limón, estaba tremendo!!! La tarta era un brownie de dos chocolates relleno de crema suiza de mantequilla de frambuesa (SMBC) y mojadito en almíbar de cereza casero (también prometo receta y fotos de la tarta en condiciones, porque hacer un foto del corte allí fue totalmente impensable) También hice unas galletas de vainilla con la receta de siempre y diseñé unos discos que me imprimió mi amiga Mireia de Mirefondant En el interior del robot de uno de los diseños está la edad del peque y en otro la imagen de mi peque, pero en las fotos no se aprecia demasiado. Tematicé la fiesta en rosa fucsia (el color de la Umizoomi Milli) y en azul celeste (el color del Umizoomi Geo) También tematicé los bocadillos con unas etiquetas del equipo Umizoomi en unas bolsitas craft deThe Craftcake Mama. Y las botellitas de agua con Geo, Bot y Milli... Y sí, reconozco que esta mesa dulce no fue tan extensa como la de 2012 de Mickey Mouse porque no disponía ni de la mitad del tiempo, pero creo que los niños lo pasaron en grande con las burbujas gigantes de jabón (como el año pasado, el peque quería bombolles) Al principio cuando Jordi me dijo que quería un pastel -sólo de lacasitos, mama- puse el grito en el cielo y pensé -¡Pues vaya gracia de pastel! - Al final, la idea me ha gustado mucho y el pastel estaba riquísimo. Además no tuve que sufrir la relación amor-odio entre el fondant y el calor...

Seguir leyendo >>

Receta Micropost wrappers Mago de Oz Cupcakes a diario

Este es un post relámpago. Me han llegado muchos mails preguntandome sobre este wrapper que hice para los cupcakes del Mago de Oz, así que, aquí os dejo el imprimible casero que hice en su día. La imagen sobre la que trabajé tenía poquísima resolución pero la verdad es que una vez puestos en los cupcakes lucían mucho. Os dejo el documento, para descargarlo simplemente tenéis que hacer click (no sobre el botón de pinterest) y se os abrirá la imagen original. Hacéis click en el boton derecho y la podréis guardar.

Seguir leyendo >>

Receta Muffins gigantes de cereza y cómo los antojos se convierten en costumbre Cupcakes a diario

Verano. Tiempo de cerezas. No puedo decir que me gusten las cerezas desde siempre porque estaría mintiendo. Hace sólo cuatro años que las como con esta pasión equiparable a la que siento por las fresas. Recuerdo que corría el invierno de 2009 cuando, viendo una foto en un recetario (del que ahora soy incapaz de decir el título), decidí que quería unas cerezas. Y por supuesto, no era temporada de cerezas.  Si quieres cerezas, en almíbar, bonita... Me olvidé por unos días de las dichosas cerezas hasta que pasé por una frutería gourmet y las vi: Las cerezas más brillantes, grandes y bonitas que había visto nunca. Tenía que comprarlas y las compré, claro, aunque a un precio tan desorbitado que toda la familia me dejó por inútil cuando llegué con mi botín, feliz como una perdiz. Pero claro, tenía escusa. Estaba embarazada y a una embarazada no se le discuten los antojos. Desde entonces las cerezas acompañan a las fresas y a los melocotones como mis frutas preferidas y las que más incorporo en mis recetas, porque el placer de comerlas no se detuvo en el embarazo, éste fue uno de los antojos que vino para quedarse. Además, recientemente he descubierto el placer de confitar las cerezas en casa, así que, voy a hacer acopio de cerezas confitadas para todos los dulces de invierno. Para confitar las cerezas tan sólo las hiervo dos minutos, las dejo enfriar y deshueso. Después, las llevo a cocción suave 10 minutos junto con 100 ml. de agua y 180 gr. de azúcar (cantidades para 150 gr. de cerezas) Una vez cocidas las conservo en bote de cristal y las adorno con telas estampadas como hago con los tarros de mermelada casera. Me encantan.  Ingredientes: (para 6 muffins jumbo) 150 gr. mantequilla 170 gr. azúcar 100 gr. harina repostería 100 gr. harina trigo 1 cucharadita y 1/4 levadura en polvo 2 huevos L 80 ml. nata líquida 35,1% materia grasa 1 cucharadita vainilla bourbon en pasta 1 cucharada de jugo de limón 150 gr. cerezas confitadas  Preparación: Precalentamos el horno a 180º. Preparamos el molde para muffins jumbo con las cápsulas especiales. Tamizamos la harina junto con la levadura. Reservamos. Cortamos la mantequilla fría en pequeños bloques y la "cremamos" con la ayuda de la batidora eléctrica (esta vez no dejaremos que la mantequilla llegue al punto de pomada como hacemos siempre con nuestros cupcakes, usaremos mantequilla fría y la iremos convirtiendo en crema gracias a la potencia de la batidora eléctrica) Agregamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que mantequilla y azúcar sean una crema suave y bien ligada. Incorporamos los huevos uno a uno y previamente batidos y seguimos mezclando con la batidora hasta que se integren. Retiramos el bol de la batidora y vamos añadiendo la mitad de la harina muy poco a poco, mezclando con la ayuda de una espátula y movimientos envolventes. Incorporamos la nata líquida y añadimos el resto de la harina, la vainilla y el jugo de limón. Mezclamos muy suavemente con la espátula. Añadimos las cerezas confitadas y dos cucharadas del almíbar de las cerezas y acabamos de ligar. Guardamos alguna mitad de cereza para poner encima de la masa una vez llenas nuestras cápsulas. Rellenamos las cápsulas de nuestros muffins jumbo hasta los 3/4 aprox. de cada cápsula (si tenéis la cuchara para rellenar cupcakes son 3 medidas, aproximadamente 110-120 gr. de masa en cada cápsula) Horneamos 25 minutos a 180º. Retiramos del horno, mantenemos en el molde 2-3 minutos y pasamos a la rejilla de enfriamiento. Con estos muffins he redescubierto el placer de gozar del bizcocho sin la "interferencia" de la crema que decora un cupcake. Creo que lo haré más a menudo. He decorado con líneas de chocolate blanco en gotas fundido aplicado con una boquilla 2. Sólo me queda decir que ya es posible hacer la reserva para nuestro curso de decoración de tartas del mes de julio.  ¡Feliz semana!

Seguir leyendo >>

Receta Tarta de queso con cerezas confitadas y manzana Cupcakes a diario

Hoy cumplo 38. Creo que de mis 20 años hasta ahora, el tiempo se ha lanzado sobre mí como un meteorito y, sin darme cuenta, ya estoy cerca de los 40... ¡Vértigo total! Éste último año ha sido una locura y hoy quiero sentarme aquí virtualmente y aprovechar mi blog personal para repasar mi experiencia y compartir un poco de mí misma. La mayoría no lo sabéis pero, periodista de profesión y repostera de vocación, escribo en un blog desde el año 2007 cuando, además de mi trabajo en departamento de comunicación, ocupaba mi tiempo libre en escribir para Dolce City. Más de 600 micro posts acerca de las iniciativas que me parecían más interesantes de mi ciudad atesoran esa bonita experiencia (en ese momento estaba decorando mi nueva casa, por eso, muchos de los posts están dedicados a la decoración y el mobiliario) Hoy, con la distancia adecuada, reconozco que moviéndome entre las páginas de Dolce City, aprendí mucho sobre el tono que debe tener un blog. Todos somos un poco voyeurs y nos gusta entrever ligeramente quién está detrás de las palabras que se escriben en un blog, por eso considero importante dejar siempre una parte de mí en cada post que escribo. No se trata de contar mi vida en episodios, no (eso sería tremendamente aburrido, os lo aseguro) Tan sólo se trata de pincelar la anécdota que va con cada receta, todo para que el que lo escribe y el que lo lee, estén un poco más cerca por un segundo.Y cuando transcribo fragmentos de conversaciones reales me siento más cerca de mi formación de guionista (mi especialidad universitaria) además de darle un tono divertido y dramático que siempre se agradece. Así lo siento yo y por eso escribo en este tono. Desde siempre, desde siempre que escribo en un blog y creo que desde que tengo uso de razón y escribo. En el año 2007 yo aún no entreveía esta locura de la repostería bloguera que existe hoy en España. Llegué a este blog en una etapa de cambios drásticos en mi vida. Amanecer un lunes y darte cuenta de que no podrás cuidar a un bebé estando fuera de casa desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche, marca mucho. Tocaba reinventarse. Y lo hice. Dejé todo lo conocido y me dediqué a buscar mi camino. Retomé mi pasión por la cocina y descubrí el mundo del sugarcraft mientras mi peque dormía. Un día, decidí que ya era hora de tener mi propio blog y lo abrí. Desde entonces, el blog ha sido mi rinconcito, un mini apartamento virtual en el que me siento más que cómoda, feliz. Aquí puedo reunir dos de mis grandes pasiones: la repostería y la escritura creativa. Todo en uno. ¿Qué más puedo pedir? Y esto es todo, voy con la receta de mi tarta de cumple porque no pararía de escribir nunca y es necesario frenar para darle espacio a lo que importa.Lo primero que haremos para esta receta es confitar unas cerezas hirviendo 100 gr. de cerezas un par de minutos, retirando del fuego y dejando enfriar. Las deshuesamos y las llevamos a cocción 10 minutos junto con 120 gr. de azúcar y 70 ml. de agua. Dejamos enfriar y guardamos en bote de cristal hasta que vayamos a consumirlas. Ingredientes para la masa de galleta: (para una tarta de 18 cm. de diámetro y 5 cupcakes)70 gr. galletas de avena70 gr. galletas maría50 gr. azúcar extra fino (icing)Preparación:Trituramos todos los ingredientes secos hasta que obtengamos una textura arenosa. Dividimos en dos partes y reservamos la mitad para decorar la tarta a modo de arena de playa.Mezclamos la otra mitad con los 50 gr. de mantequilla y ponemos sobre un molde engrasado (y sobre las cápsulas de los cupcakes) y lo allanamos con la ayuda de una cuchara hasta que obtengamos una superficie lisa.Ingredientes para la masa de queso:500 gr. queso crema200 gr. azúcar extra fino200 ml. nata para montar 35,1% materia grasa20 gr. gelatina neutra en polvo180 ml. agua100 gr. cerezas confitadas325 gr. manzana asada pelada (o 4 manzanas medianas) Preparación: Asamos las manzanas al horno unos 20 minutos aprox. a 200º. Retiramos del horno, dejamos enfriar y pelamos. Trituramos bien para conseguir un puré de manzana más fino. Reservamos. Montamos la nata bien fría y reservamos en el frigorífico. Batimos el queso crema con el azúcar 3 minutos a velocidad media.  Incorporamos la manzana asada y la mitad de las cerezas y batimos levemente. Añadimos la nata montada y vamos mezclando muy ligeramente con la ayuda de una espátula y con movimientos envolventes. Agregamos las cerezas que faltan y mezclamos bien. Calentamos la gelatina con el agua hasta que empiece a hervir. Dejamos reposar unos minutos (hasta que se enfríe levemente sin que llegue a cuajar) y añadimos a la mezcla muy suavemente hasta que se integre. Vertemos toda la mezcla líquida sobre la superficie de galleta que hemos puesto en nuestro molde (y en la base de los cupcakes) y llevamos a la nevera al menos 4 horas para que se enfrie y cuaje totalmente.He cubierto la tarta con una crema chantilly (250 ml. nata para montar 35,1 % materia grasa, 25 gr. azúcar glass y 1/4 cucharadita estabilizante goma xantana) bien montada y muy fría. Para conseguir los degradados he teñido la nata con una gota de colorante en gel sky blue y luego, una vez incorporada la nata a la tarta con la ayuda de una espátula, he mojado un palillo con un poco de colorante y he ido haciendo unas rayitas finas y cortas. Luego, he ido alisando totalmente la tarta y las líneas se han ido degradando ellas solas con el paso de la espátula.Para decorar he usado un molde de silicona de conchas y estrellas y pasta de goma. Las he pintado con colorantes en polvo azul pétalorojo cerezaamarillo primrosemarrón chocolaterosa caramelo y lila stardust. También las he nacarado con uno de mis básicos ligeramente purpurinados (y comestible): el polvo brillante twinkle dust. Una foto improvisada de la tarta. Es inevitable que la mitad de las cerezas que no sedesmigan al batir queden en el fondo enteras cuando las ponemos, pero la verdad es quea mí me resulta muy agradable encontrarme el trozo de la cereza confitada casera. Pd. Tengo unas amigas que no me las merezco. El molde de las conchas y estrellas se agotó esta semana y yo no había caído en reservarme uno para mi tarta. Mi amiga Mónica de Atelier Sucrème me lo prestó y pude hacer la tarta que tenía en mente. Esta semana llegan de nuevo los moldes, en breve estarán disponibles en la web.Pd2. Todas las conchas reales de atrezzo para este post se las debo a mi peque porque él ha hecho del paseo por la playa a las 9 de la mañana, la tónica general de la última semana. ¡¡¡Tengo la terraza llena de cubos de conchas!!! Pd3. Aún quedan plazas para el curso de decoración de tartas del 25 y 26 de julio. Os dejo el link con la información http://www.cupcakesadiario.com/cursos/878-curso-decoracion-tarta-2-pisos.html

Seguir leyendo >>

Receta Tarta massini con paso a paso Cupcakes a diario

Este es uno de los postres que más vi en mi casa de pequeña, cuando el fin de semana de mi padre consistía en adueñarse de la cocina y dejarme entrar "sólo para mirar" (aunque yo siempre tenía que poner el dedo en algo, claro) Cuando fui creciendo pude tener el privilegio de que me dejara ayudarle más de una vez, pero creo que desde que mi padre ya no está, yo me debo haber atrevido con este postre sólo un par de veces. Mi tarta massini está hecha con pa de pessic, un bizcocho extra esponjoso que se desmiga con una facilidad pasmosa pero que tiene una textura infinitamente mejor para el paladar del que lo prueba (es muy similar a un bizcocho genovés) No lleva levadura química porque su secreto consiste en el aire que le incorporan las claras montadas a punto de nieve y el batido de las yemas con el azúcar.  Para mí es el bizcocho perfecto, lejos de las contundentes texturas de los madeira y victoria sponge cake que se usan para cubrir con fondant (pero eso ya es harina de otro costal) Por regla general, en la tarta massini se utiliza un quemador para darle un toque final a la yema de la parte superior, pero en este caso yo no lo he hecho, he decorado con chocolate blanco y negro picado Como apunte, también os diré que en casa se practicaba a menudo una variación de la tarta massini que consistía en trabajar con dos masas de hojaldre horneadas y rellenarlas con nata, trufa y crema pastelera (y eso, aunque dista bastante del original, está delicioso) Ingredientes para el pa de pessic: (molde de 20 cm.) 4 huevos L 150 gr. azúcar 50 gr. harina trigo 50 gr. harina de maíz 1/2 cucharadita de ralladura de limón ecológico 1 pellizco de sal Preparación: Precalentamos el horno a 160º sólo con calor abajo. Separamos las yemas de las claras y montamos las claras a punto de nieve con el pellizco de sal. Reservamos. Batimos las yemas con el azúcar hasta que la mezcla blanquee (3 minutos aprox. a velocidad media) Retiramos el bol de la batidora, tamizamos las harinas e incorporamos la mitad a las yemas, mezclando con la ayuda de una espátula muy suavemente. Incorporamos las claras mezclando con movimientos envolventes (como si quisiéramos hacer delicadamente un paquete con la masa) Añadimos el resto de la harina y la ralladura de limón y acabamos de integrar muy suavemente para que no baje la masa. Preparamos el molde con papel de hornear (también podemos usar sólo mantequilla pero queda mejor si usamos también papel, lo desmoldaremos más fácilmente) Horneamos 30 minutos a 160º con calor sólo abajo. Encendemos el calor arriba y calor abajo y horneamos 10 minutos más también a 160º. Cerramos el horno y entreabrimos levemente la puerta del horno, dejamos 5 minutos. Abrimos totalmente la puerta del horno y esperamos otros 5 minutos (este proceso es importante si queremos que el bizcocho baje lo menos posible) Retiramos del horno, dejamos enfriar en el molde unos minutos y pasamos a una rejilla para que se enfríe totalmente. Ingredientes trufa: 200 ml. nata para montar 35,1 % materia grasa 170 gr. chocolate negro en gotas 30 gr. azúcar 30 gr. mantequilla 1/4 cucharadita goma xantana Preparación: Calentamos la nata con el azúcar hasta que empiece a hervir. Retiramos del fuego y añadimos el chocolate batiendo hasta que se funda totalmente. Incorporamos la mantequilla y seguimos mezclando hasta que ésta también se funda. Dejamos enfriar un par de horas a temperatura ambiente y llevamos a la nevera por lo menos 12 horas antes de montar (yo lo hice de un día para otro) Retiramos de la nevera y dejamos a temperatura ambiente 1 hora antes de montar. Montamos la trufa con la ayuda de la goma xantana hasta que obtengamos una crema suave pero muy estable. Ingredientes nata: 200 ml. nata para montar 35,1% materia grasa 20 gr. azúcar extra fino 1/4 cucharadita goma xantana Tamizamos el azúcar y la goma xantana e incorporamos a la nata bien fría. Montamos hasta obtener una nata firme. Ingredientes yema: 6 yemas de huevo L 200 gr. azúcar 45 ml. agua 1/4 cucharadita vainilla bourbon en pasta Hacemos un almíbar con el agua y el azúcar hasta conseguir el punto de bola fino (105º o hasta que al tomar un poco entre los dedos, se forman filamentos muy finos que se deshacen) Batimos las yemas con la vainilla y vamos introduciendo poco a poco el almíbar en hilo, mientras seguimos batiendo hasta que se integre. Llevamos la mezcla a cocción unos minutos hasta que obtengamos una crema suave que usaremos para cubrir nuestra tarta (4 minutos aprox. a fuego lento-medio) Preparación paso a paso: Recortamos nuestro bizcocho con la ayuda de un cortador-aro de acero para conseguir quenuestro bizcocho sea aún más suave sin el borde del horneado. Una vez recortado con el cuchillo, bajamos el aro hacia abajo para conseguir que sedesmigue lo mínimo posible y retiramos el aro con suavidad. Cortamos el bizcocho en dos capas iguales con la ayuda de una lira Recortamos también levemente la capa superior de la tarta, para eliminar también elborde del bizcocho y tener sólo la parte más suave y esponjosa. Damos la vuelta al bizcocho y cubrimos con la yema la única parte que aún conserva la capa dehorneado, la más lisa y la que nos asegurará un borde más perfecto. Cubrimos sólo el lateral de la capa que irá debajo y trasladamos a un plato o bandeja. Empezamos a cubrir con la trufa, asegurándonos de conseguir un grosor de aprox. 2 cm.Trabajamos con mucho cuidado de no manchar la capa de yema inferior. Incorporamos la nata trabajando igual de cuidadosamente para mezclar lo mínimo las doscapas. Una vez la nata esté alisada, ponemos la capa de arriba de la tarta y apretamos muy levemente para que se centre bien. Alisamos con la espátula el contorno para dejarlolo más recto posible. Sólo nos quedará preparar un almíbar calentando al microondas 150 gr. de mermelada de albaricoque hasta que liquidifique. Retiramos del horno, dejamos enfriar levemente y añadimos a la capa superior de nuestra tarta (en este caso yo puse mucha cantidad porque me encanta el sabor que le da, pero lo mejor es poner la cantidad justa y así nos aseguramos que el almíbar no "cae" de esta primera capa de la tarta) Después, decoramos con gotas de chocolate blanco y negro trituradas (también podéis rallar con chocolate blanco y negro con el rallador más fino que tengáis) Finalmente, llevamos el pastel a la nevera hasta que vayamos a consumirlo. Este ha sido un post muy, muy largo. Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerlo. En vez de poner el chocolate, podéis quemar la yema con azúcar y un quemador, hará una pequeña costra similar al de la crema catalana y está buenísimo. Pd: Os recomiendo trabajar con paciencia para que no se os mezclen las cremas y la tarta quede más bonita, para ello os irá genial tener un vaso alto lleno de agua caliente al lado para ir limpiando y secando la espátula. Lo de conseguir exactamente el mismo grosor de cada capa ya es algo que se me escapa, pero todo es práctica y más práctica... Sólo me queda recordaros que por fin he tenido un hueco para abrir nuevas fechas para los cursos de decoración de cupcakes y decoración de tartas. Ya están disponibles para hacer vuestra reserva.

Seguir leyendo >>

Receta Glaseando mini cupcakes y resultado del sorteo Cupcakes a diario

Este es el post de las pruebas. La receta de estos cupcakes es la misma de mi último post, la tarta de frambuesa, piña y coco (los hice con un poco de masa que me sobró y horneé 12 minutos a 170º) Quería hacer algunas pruebas con boquillas pequeñas para conseguir los mismos efectos que logro con las grandes (y que tengo más controladas, todo sea dicho de paso) Este es el resultado conseguido, una rosa muy parecida a la que se logra con la boquilla 2D, una mini rosa por pétalos igual que la que se logra con la boquilla 125 y un glaseado de mini flores y un copete al uso que se logran con la boquilla 1M. Las boquillas usadas son las que he encontrado más parecidas pero en formato pequeño: boquilla 103 y la boquilla 21. Todas las boquillas están disponibles en este link. Para darles un toque de reflejo a los glaseados he usado un colorante en spray rojo (usar con moderación y a un poco de distancia de lo que queremos colorear) Y vamos a lo prometido: El resultado del sorteo del libro "Cake pops"  Enhorabuena Eudelia!!! Ponte en contacto con nosotros en info@cupcakesadiario.com para recibir tu premio. Feliz fin de semana a todos. Este mes se presenta movidito, preparando la tradicional verbena de San Juan, el cumple del papi y el cumple del peque (y mi propio cumple, a ver si me da tiempo de hacerme una tarta este año) Sólo os transcribo una parte de la conversación que tuve ayer con mi enano de casi 4 años. Cariño... ¿Qué pastel querrás para tu cumple? ¿Del Equipo Umizoomi? ¿De Peppa Pig? ¿De los Little Einsteins? ¿De los Bubble Guppies? No, mami no. Quiero un pastel de lacasitos, sólo lacasitos y muchos lacasitos.Sólo le faltó decir aquello que ya he escuchado más de una vez: Mami, no te enteras.Y aquí es cuando se van al traste mis planes para una fiesta súper tematizada. ¿Se la tematizo sólo de lacasitos? Madre mía.

Seguir leyendo >>

Receta Brownie & palomitas cupcakes y sorteo! Cupcakes a diario

Es un auténtico lujo que existan tantos y tan buenos blogs de repostería a lo largo y lo ancho del mundo. Ya sabéis que soy una auténtica apasionada de la fotografía y cada blog nuevo que descubro es un reto, un reto de superación para intentar hacer mejores composiciones, mejores encuadres y sobre todo, mejores recetas. Me hierve el cerebro cuando tengo una hora muerta para dedicar a la navegación, se me agolpan las ideas. Ya no suelo apuntar recetas, sólo leo y leo. Me empapo de las imágenes para hacer después mi propia composición de lugar.  Eso es lo que me ha pasado cuando he visto este brownie de How sweet it is. Me ha parecido una originalidad muy grande lo de incluir las palomitas como decoración, así que me he puesto manos a la obra para idear mi propia receta. Hace muchos años que hago la misma receta de brownie y sólo cambio el tipo de chocolate o el tanto por ciento que lleva, así que me ha parecido un reto sencillo que asegura un resultado vistoso y original. Ingredientes: (para 8-10 unidades estándar) 120 gr. mantequilla 70 gr. chocolate negro 85% 50 gr. chocolate blanco en gotas 2 huevos L 130 gr. azúcar 100 gr. harina repostería Preparación: Precalentamos el horno a 180º. En un bol que soporte el calor, fundimos la mantequilla y los chocolates al baño maría. Lo dejamos templar al menos 15 minutos. Batimos los huevos con el azúcar lo justo para que se integren (2 minutos aprox.) Vertemos la mezcla de la mantequilla y los chocolates tibia, muy poco a poco, batiendo a velocidad mínima mientras la incorporamos. Tamizamos la harina y la vamos añadiendo también lentamente y a velocidad mínima hasta que se integre totalmente. Rellenamos las cápsulas de los cupcakes hasta un poco más de los 2/3 ya que esta masa no sube tanto porque no lleva levadura extra, sólo la que incorpora la harina de repostería (yo me he pasado un poquito con el relleno y me ha hecho un ligero efecto de "sombrerito") Horneamos 22 minutos a 180º (calor arriba y abajo), retiramos del horno, dejamos en el molde 2-3 minutos y pasamos a la rejilla de enfriamiento. Cuando la masa de los brownie-cupcakes esté fría, decoramos con leche condensada sobre la superficie del cupcake y situamos encima unas palomitas. Con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla redonda pequeña (yo he usado la nº2) decoramos con pequeños hilos de leche condensada sobre las palomitas y las vamos situando en forma de montaña (gracias a la leche condensada se van pegando entre ellas con facilidad) También podéis decorar con hilos de chocolate fundido pero yo he preferido hacerlo con leche condensada para conservar la apariencia blanca del copete. Nada más, esta es una receta muy fácil y algo más ligera que con un copete de crema de mantequilla (porque la leche condensada que he añadido en hilo es mínima, sólo para que se monten bien las palomitas) Y vamos al sorteo exprés, entre todas las personas que se inscriban a través de este enlace, sortearemos un ejemplar del libro Cake Pops, es chulísimo!!! Mucha suerte!!!

Seguir leyendo >>

Receta Blue velvet cake pops de los que no puedes parar de comer… Cupcakes a diario

Esto de los cake pops es un peligro. Un peligro a la máxima potencia. Mientras los estás haciendo piensas que tu dieta no peligrará porque, al ser tan pequeñitos, con un par de ellos estarás saciada de dulce y volverás a tu rutina habitual. Nada más lejos de la realidad. Cuando te comes uno, quieres otro y después otro y otro. En el momento en que tu cuerpo serrano se ha beneficiado cinco unidades, empiezas a sentirte culpable y a darte cuenta de que la maniobra de "como menos dulce en botecito pequeño" ha sido totalmente fallida. Pero la culpabilidad te dura exactamente cinco minutos, los que tardas en observar el cake pop que aún queda en la bandeja y zampártelo antes de que alguien pueda decidir que le apetece más que a ti.Ingredientes: (para 30 unidades pequeñas aprox.) 60 gr. mantequilla pomada 125 gr. azúcar 1 huevo M 120 gr. harina de trigo 7 gr. cacao en polvo sin azúcar 1 pellizco de sal ½ cucharadita vainilla en pasta 120 ml. buttermilk ½ cucharadita vinagre de vino blanco ½ cucharadita bicarbonato sódico Colorante en pasta azul eléctrico Preparación: Precalentamos el horno a 180º. Tamizamos la harina, el cacao y la sal. Reservamos. En un recipiente, mezclamos el suero de leche con el vinagre y el bicarbonato sódico. Dejamos reposar unos minutos. Batimos mantequilla con el azúcar hasta que se integren. Añadimos el huevo previamente batido, incorporamos la vainilla y seguimos batiendo 2 minutos más. Añadimos 1/3 de la mezcla de los ingredientes secos tamizados y alternamos con el suero de leche, batiendo a velocidad mínima hasta obtener una crema ligada y suave. Teñimos la masa con el colorante azul eléctrico hasta conseguir el tono de azul deseado (1 gota es suficiente) Horneamos 20 minutos a 180º, retiramos la bandeja del horno, mantenemos en el molde 2-3 min. aprox. y pasamos a la rejilla de enfriamiento (he horneado en un molde de 20 cm.) Preparamos una crema de queso con 40 gr. mantequilla pomada, 50 gr. queso fresco y 125 gr. azúcar glas (batimos la mantequilla con el azúcar e incorporamos el queso bien frío)  Una vez el bizcocho esté frío lo desmigamos y añadimos tres cucharadas de crema de queso, lo amasamos y vamos haciendo bolitas del mismo tamaño. Conservamos un par de horas en el frigorífico.  Derretimos una pequeña cantidad de chocolate al microondas, mojamos levemente uno de los extremos de los lollipops y los clavamos en nuestras bolas. Dejamos enfriar 4 horas aprox. en la nevera. Fundimos al baño maría 300 gr. chocolate negro en gotas y lo ponemos en un bol alto de poco diámetro. Dejamos reposar 10 minutos.  Vamos cubriendo nuestros cake pops volteándolos levemente dentro del chocolate y los dejamos sobre un papel de horno. Decoramos con unos nonpareils azul turquesa. Dejamos reposar un par de horas para que el chocolate cuaje  y ponemos dentro de las cápsulas para petit four (o para mini cupcakes si los hacéis un poquitín más grandes que estos) Aquí mis cake pops secándose sobre el papel de horno

Seguir leyendo >>

Receta Tarta de queso con frutas del bosque y mi “queso adicción” Cupcakes a diario

Me chifla el queso, de todas las clases posibles. No puedo evitarlo, no paso un día de mi vida sin tomar queso de algún tipo.  Mi dieta tiene más contenido en queso que en azúcares (aunque parezca extraño por las recetas que publico aquí) y las pocas veces que he sido capaz de eliminar el queso de mi dieta, he adelgazado mucho, muchísimo.   Pronto tocará ponerse manos a la obra de nuevo porque esta temporada de grandes cambios no ha ayudado precisamente a una silueta gustosa de darse al aumento horizontal (aunque lo reconozco, esa es la excusa que le doy a todo el mundo para enmascarar mi poca disciplina mental...) Ivana: ¡Me he comido un cachito taaaan pequeñito! ¡Eso no puede ser malo! ¡Si era enanito, en serio!  Conciencia de Ivana (la que me queda): Tu a lo tuyo bonita, el 1 de junio empezamos la dieta... Tus bañadores huyen despavoridos cuando te ven llegar. Ingredientes: (para un molde de 20 cm.) Normal 0 21 false false false ES-TRAD JA X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:Cambria; mso-ascii-font-family:Cambria; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Cambria; mso-hansi-theme-font:minor-latin;} Para la base de galleta: 130 gr. galletas de avena (tipo Digestive) 80 gr. mantequilla pomada 50 gr. azúcar moreno ¼ cucharadita vainilla en pasta Para la masa: 500 gr. queso crema 200 gr. azúcar glas 20 gr. gelatina en polvo 180 ml. agua 350 gr. frutas del bosque congeladas (las he comprado en Lidl)250 ml. nata líquida (min. 35,1% materia grasa) Para decorar: 250 ml nata líquida para montar25 gr. azúcar glas Mermelada de moras  Preparación: Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla, el azúcar y la vainilla hasta que obtengamos una masa homogénea y consistente (con la ayuda de una cuchara vamos mezclando y presionando para que se integre) Engrasamos un molde de 20 cm. y cubrimos su base con la masa de galletas. Allanamos bien con la ayuda de una cuchara. Reservamos. Batimos la crema de queso con el azúcar hasta que se integren. Incorporamos las frutas del bosque (como he usado frutas congeladas, cuando se han descongelado las he dejado secándose sobre varias capas de papel de cocina para eliminar una parte del agua que desprenden) y batimos levemente para colorear un poco la masa pero sin trocear todas las frutas. Reservamos. Montamos la nata a punto firme y reservamos en el frigorífico. Calentamos la gelatina con el agua hasta que empiece a hervir, retiramos del fuego y la dejamos reposar 3-4 minutos. Añadimos la gelatina a la crema de frutas del bosque poco a poco, sin dejar de batir. Añadimos la nata montada y mezclamos con la ayuda de una espátula hasta que obtengamos una crema suave y bien ligada. Vertemos la masa sobre el molde y refrigeramos al menos 4 horas para que la masa de queso cuaje bien. Decoramos con una crema chantilly (250 ml. nata para montar de 35,1% materia grasa y 25 gr. azúcar glas o icing sugar) y una mermelada de moras salvajes. La idea para esta tarta la saqué de aquí, pero al final, las proporciones que he usado no tienen nada que ver con la receta original ni con el modo de prepararla. Espero que os guste. Cuando la hagáis, no dudéis en enviarme vuestras fotos, me encantará verlas. Un beso enorme!

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes de manzana asada y dátiles Cupcakes a diario

Sé que no resulta muy glamouroso decirlo pero las manzanas asadas son uno de mis postres favoritos, así, bien arrugaditas y rellenas de azúcar moreno y pasas.  Me traen grandes recuerdos de mi niñez porque eran el postre obligado de mi padre, y digo obligado porque él no podía tomar azúcar y se conformaba rellenando sus manzanas de fructosa y "construyéndose" un postre rico a pesar de la intolerancia de su cuerpo al azúcar (qué grande era!!!) Cuando abro el horno y respiro el aroma de las manzanas asadas, me veo a mí misma entrando en casa con el uniforme de pata de gallo (teresiana, lo confieso), mis calcetines marrones hasta las rodillas y mis coletas rubias. Me transporto al mundo de las risas, de las despreocupaciones y de trastear con mi padre en aquella cocina enorme. v\:* {behavior:url(#default#VML);} o\:* {behavior:url(#default#VML);} w\:* {behavior:url(#default#VML);} .shape {behavior:url(#default#VML);} Normal 0 false 21 false false false ES-TRAD JA X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:Cambria; mso-ascii-font-family:Cambria; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Cambria; mso-hansi-theme-font:minor-latin;} Ingredientes: (para 10 unidades estándar) 100 gr. mantequilla 60 gr. azúcar 40 gr. azúcar moreno 1 huevo L 120 gr. harina repostería 1 cucharadita levadura química 80 gr. manzana asada 4 dátiles Preparación: Ponemos en remojo los dátiles de un día para otro. Extraemos el corazón de las manzanas y las horneamos 20 minutos a 200º. Dejamos enfriar y reservamos. Batimos la mantequilla con los azúcares hasta que se integren e incorporamos el huevo previamente batido hasta que la mezcla sea homogénea. Agregamos poco a poco la harina y la levadura previamente tamizadas y seguimos batiendo unos minutos más. Pelamos los dátiles y los añadimos a la masa junto con la manzana asada. Realizamos un último batido rápido y rellenamos las cápsulas de los cupcakes hasta los 2/3 de su capacidad horneando 15 minutos a 180º. Retiramos del horno y mantenemos en el molde durante 3 minutos. Pasamos a una rejilla para su enfriamiento total. Para glasear he hecho una crema de mantequilla de manzana asada con 250 gr. de mantequilla pomada, 350 gr. azúcar glas y 80 gr. manzana asada (pasada por la batidora, dejándola como un puré muy fino y ligero) Las hojas las he hecho siguiendo este tutorial, pero esta vez sin barnizar y he decorado con unos "cristalitos" de azúcar verde Y nada más, sigo trabajando para traer muchas, muchísimas novedades. Gracias a todos por leerme y por acompañarme en mis locuras diarias a través de mis páginas de facebook y de twitter. Pronto pondremos en marcha una gran sorpresa para todos los seguidores del blog, si aún no lo sois, podéis hacer click en la parte derecha de esta página "Participar en este sitio".  También quiero dar las gracias a los más de 2000 clientes que han puesto su confianza en nuestro servicio de tienda online. Aún queda alguna plaza para el curso de decoración de cupcakes del día 8 de junio. Estamos pendientes de programar un curso con nuevos modelos florales (dalias, orquídeas, claveles, amapolas...) y un curso de decoración de tartas de dos pisos. Espero poder poner fechas al principio del mes de junio. Un beso enorme!! Pd. Madre mía, qué ganas tengo de poder enseñaros algo de lo que se está cocinando!!! Soy un poquitín agonías, lo reconozco...

Seguir leyendo >>

Receta Muffins de arándano y manzana roja Cupcakes a diario

Tenía ganas de encontrar un momento para poder escribir un post como Dios manda. Mi tiempo es taaaaaan escaso que cuando me doy cuenta, pasa una semana entera sin que "respire" en el blog. Tenía ganas de hacer estos muffins y la ocasión se materializó la semana pasada. Porque soy obsesiva y una de mis obsesiones son los vasitos de hornear. He probado varias marcas en los últimos meses y no he sido capaz de encontrar ninguna que no se manche o pierda color en el horno. Hasta ahora. Por fin. Pero no las hacen en color rosa, sólo en rojo y negro. Tendré que conformarme, de momento. Prometo continuar en mi búsqueda próximamente. Ingredientes para 12 unidades: (Receta adaptada por mí del blog The Clever Carrot que se basa a su vez en una receta de Donna Hay) 125 gr. mantequilla 115 gr. azúcar 2 huevos L 150 gr. harina 20 gr. maizena 1 cucharadita y media de levadura química en polvo 1/2 cucharadita vainilla pura de madagascar en pasta 180 ml. suero de leche (buttermilk) 2 manzanas rojas 30 gr. arándanos frescos o congelados Preparación: Precalentar el horno a 180º. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se integren. Incorporar los huevos uno a uno sin añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente incorporado. Tamizar la harina junto con la levadura e ir añadiendo poco a poco a la masa, alternando con el suero de leche, hasta que nos quede una masa homogénea y suave. Rallar 1 manzana y media e incorporarla a la masa junto con la vainilla y la mitad de los arándanos, mezclando suavemente hasta que emulsione. Rellenar los vasitos hasta la mitad de su capacidad. Cortar la 1/2 manzana restante en láminas finas (si la lavamos bien y dejamos la piel, quedará bien con  el contraste de la línea fina de rojo) y colocar en la parte superior del cupcake junto con los arándanos enteros restantes. Hornear 25 minutos a 180º sin abrir en ningún momento la puerta del horno hasta que hayan pasado al menos 18-20 minutos de cocción. Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Además, este fin de semana hemos tenido curso de decoración de cupcakes florales, las imágenes las tenéis disponibles en nuestra página de facebook. La próxima fecha del curso es el 8 de junio y ya podéis hacer vuestra reserva a través de la web o en la tienda física. Estábamos programando nuevos cursos pero hemos tenido que aplazarlo por falta de tiempo y los programaremos próximamente de cara a finales del mes de junio y julio. Iremos informando a través de facebook y desde este blog también. Os dejo también el enlace al programa "La vida en dolç" de Barcelona Televisió en el que hago una aparición horneando y decorando unos cupcakes de chicle. Espero que os guste. Reconozco que estaba tremendamente nerviosa porque lo de estar delante de la cámara no lo domino bien... Con lo tranquila que se está detrás!!!

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes de almendra y chocolate blanco para el día de la madre Cupcakes a diario

Esta entrada se la debo a mi amiga Rosa porque ayer "apareció" mientras hacía unos cupcakes de almendra y chocolate blanco para el día de la madre y aún no tenía ni idea de cómo iba a decorarlos. Pero sonó el móvil y Rosa, que ya había probado los tapetes y la pasta Magic Decor, me recordó que aún tenía que "trastear" un poco con los que estaban en mi armario suplicando que los usara. En la primera prueba que había hecho hace unos días, había horneado demasiado los tapetes y la pasta, y, aunque la pude desmoldar perfectamente, en cuanto se secó, se rompía y no quedaba elástica. Esta vez, quedó bien y la pude cortar bien para hacer la forma del topper del cupcake. ¿Y las flores? Un experimento. Hace tiempo que quería probar con una flor que se asemejara a una dalia pero me había dejado los cortadores de gerbera en el taller y correr a buscarlos no era una opción. Así que me apañé con los cortadores de margarita pero estoy segura que con los cortadores grandes se podrá hacer una flor mucho más bonita. La receta de la masa se ha convertido desde ya en uno de mis básicos por los esponjosos y gustosos que quedaron. Ni excesivamente dulces ni demasiado sobrecargados de sabor, ideales para glasear con la crema que se os ocurra (yo le puse una crema de mantequilla de vainilla básica) Ingredientes: (12-15 unidades estándar) 100 gr. mantequilla a temperatura ambiente 80 gr. azúcar 2 huevos L 140 gr. harina 50 gr. harina de almendra (o almendra en polvo muy fina) 20 gr. chocolate blanco en polvo 1 cucharadita de levadura 90 gr. nata líquida (35,1% materia grasa) Preparación: Precalentar el horno a 170º. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se integren.  Añadir los huevos uno a uno y previamente batidos. Tamizar la harina, la harina de almendra, el chocolate blanco en polvo y la levadura. Incorporar a la masa poco a poco simultaneando con la nata líquida hasta que la masa emulsione. Hornear 20 minutos a 170º o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia. Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Para el copete del cupcake he hecho una crema con 200 gr. mantequilla pomada, 250 gr. icing sugar (o azúcar glass) tamizado y 1 cucharadita de vainilla bourbon en pasta (o 1 cucharadita de extracto de vainilla) Y nada más por hoy... ¡Feliz día a todas las mamis! (porque se lo merecen todo) Pd. Estos días estoy un poco más ausente de lo habitual, tengo tantas ganas de poder contaros mi próximo sueño hecho realidad!!! Ya no queda nada...

Seguir leyendo >>

Receta Cupcakes de chocolate doble para Sant Jordi Cupcakes a diario

Me encanta la festividad que se celebra hoy en Catalunya. Hoy es Sant Jordi y salimos a la calle a comprar rosas y libros en toda la geografía catalana. En Barcelona, todo se centra en esa maravillosa Rambla llena de puestos de flores y libros. Y de paradas con autores firmando sus obras y dedicando momentos especiales a los lectores que les siguen. Es un momento mágico y no sólo por lo cultural, también por lo simbólico. Por ese sentir que por un día, estamos todos en la calle por un motivo común: las letras y las rosas, pero aún más el respirar de una ciudad, de una gente que la pasea y la disfruta por un día. Así me gusta verlo a mí. Y también por toda la leyenda del caballero Sant Jordi (por lo que me gusta la época medieval) y por todo lo que significa para mí, así se llama mi hijo. Así que, doble celebración y... Doble chocolate!!! Ingredientes: (para 10-12 unidades estándar) 100 gr. mantequilla 100 gr. azúcar 2 huevos L 75 gr. harina 25 gr. cacao en polvo sin azúcar 1 cucharadita de levadura 1/4 cucharadita vainilla bourbon en pasta 100 gr. nata líquida para la crema (35,1% materia grasa) 40 gr. chocolate negro para fundir o gotas de chocolate negro para la crema Preparación: Precalentar el horno a 180º. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se integren. Añadir los huevos uno a uno y seguir batiendo unos minutos más.  Tamizar la harina junto con el cacao y la levadura e incorporar poco a poco a la masa batiendo a velocidad media hasta que obtengamos unas masa suave y homogénea. Añadir la vainilla bourbon y mezclar bien hasta que se incorpore totalmente. Hornear 15-20 minutos a 180º o hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia. Retirar del horno, dejar en el molde 4 minutos aproximadamente. Retirar y dejar enfriar en una rejilla. Este es uno de los que se quedaron sin decorar. Siempre dejo algunos así para no cometer excesos con la crema de mantequilla. ¿Excesos? El chocolate en sí ya lo era... Hacemos una crema de chocolate calentando poco a poco la nata e incorporándole las gotas de chocolate, batiendo hasta que se disuelvan. Dejamos enfriar. Cuando los cupcakes estén fríos, con la ayuda de un descorazonador o un rellenador de cupcakes, retiraremos un poco de la masa del cupcake y completaremos con la crema de chocolate. Para decorar he hecho una buttercream de vainilla batiendo 250 gr. mantequilla a temperatura ambiente, 300 gr. icing sugar (azúcar glass extra fino) y 1 cucharadita de vainilla bourbon en pasta. La he teñido con sugarflair red extra (cuidado que con los minutos, va subiendo el color...) y he decorado haciendo la forma de la rosa con la boquilla 125 de Wilton. Esta vez no llego a tiempo del tutorial para hacer la rosa, pero lo tendréis, segurísimoooooooo!!! Estoy trabajando mucho y duro para poder publicar tutoriales y paso a paso que sirvan de ayuda. Feliz día de Sant Jordi!!! (también a los aragoneses puesto que también es su patrón)

Seguir leyendo >>

Leyenda:
Receta Recetas con instrucciones, ingredientes y trucos para la preparación.
Idea Ideas sueltas, normalmente sin instrucciones pero con fotos del resultado final del postre o tarta.
Análisis Reportajes de cursos, tiendas, eventos de ferias de repostería, quedadas, etc... Todo visto desde la perspectiva del alumno/cliente.